EXPERIMENTO CON AGUA

hielo

RESUMEN: Actividad con 10 niñ@s del primer ciclo de infantil. Fue un taller de manipulación con hielo, así ellos observarían los dos estados del agua, sólido y líquido, y descubrían a su vez lo frio que puede llegar a estar las cosas. Manipularon con el hielo hasta que este se deshizo, jugaron con él, lo chuparon… la verdad es que disfrutaron mucho y fue una satisfacción verles.

EDAD: 7 meses y el año y medio.

TEMPORACIZACIÓN:

Tiempo de preparación : 5 minutos

Tiempo de desarrollo: 10 minutos
RIESGO: Del nivel 1 puesto que el adulto tiene que estar en continua observación directa con los niños para evitar que los niños se atraganten con la manipulación del hielo si se lo lleva a la boca.

RECURSOS MATARIALES: cubitos de hielo y cuencos para darles a cada uno su hielo.

RECURSOS PERSONALES: 2 educadoras
PRESUPUESTO: 0 EUROS
OBJETIVOS DIDÁCTICOS:

 Fomentar la cooperación en grupo.

 Trabajar la coordinación ojo-mano.

 Aprender nuevos conceptos propios de la actividad ( sólido, líquido, frio…)
DESARROLLO:  La disposición del aula será sentar a los niños en círculo o semicírculo para así poder observar a todos. Se les dará un cuenco a cada uno y se depositara en él un hielo. Se les dejara libertad para que ellos lo manipulen como quieran, siempre y cuando este el adulto supervisando que no haya ningún peligro. Mientras tanto les explicamos lo que va ocurriendo con el hielo y por el estado en el que va pasando.

CONCLUSIONES: Es importante la atención de 2 personas sobre todo con niños tan pequeños. Es recomendable hacerlo cuando ya empiece el buen tiempo puesto que al estar ellos solos manipulando el hielo se mojan y si es invierno habrá que cambiarles, por eso es preferible hacerlo cuando haga buen tiempo porque en el caso que se mojaran no habría problema a no ser que se empararan…Una variable podría ser utilizar la manipulación con yogur, gelatina o papilla para el aprendizaje de diferentes sabores y trabajar solo el estado líquido.
NOMBRE: Lorena Matias Barranco

REFERENCIAS: Es una actividad que se nos ocurrió para que los niños tuvieran en cuenta el estado de las cosas y entendieran porque en invierno hace frio y en verano calor, tomando como medio el hielo para observar su cambio.

MI AMIGO CESPINO

Resumen:

Es una actividad divertida que consiste en crear un muñeco al que le crece el pelo y responsabiliza a los niños para que aprendan a cuidar y respetar las plantas. Siendo creativo y divertido a la vez que aprenden el por qué crece una planta.

Edad:

 

A partir de 3 años

 

Temporalización:

 

Preparamos los materiales que no nos llevará más de 3 minutos

 

Tiempo de desarrollo:

 

El tiempo estimado para el desarrollo de la actividad es de 15-20 minutos

 

Riesgo:

 

-Estar pendientes de que los niños no se metan ningún elemento en la boca, ni se corten con las tijeras.

-Estar algún adulto para la supervisión del experimento

 

Recursos:

 

      Materiales:

 

-Una media

-Semillas de césped

-Serrín

-Tijeras

-Pegamento

-Aguja e hilo

-Cartulinas de colores

-Rotuladores

-Maceta de plástico

-Bol de plástico

 

      Recursos no materiales:

 

Necesitaremos a personal adulto supervisando el trabajo de los niños para que no haya ningún accidente.

 

 

Presupuesto orientativo:

 

Para un aula de 25 alumnos más o menos

 

MACETASà20€

 

SEMILLAS DE CÉSPED à 8€

 

MEDIASà 5€

 

SERRÍNà5€

 

ELEMENTOS DECORATIVOSà 5€

 

TOTAL: 43€ Aproximadamente para el aula

 

*Si se va a hacer en casa, seguramente salga mucho más económico ya que en casa podemos reciclar bastantes de los elementos y para un solo niño no sale por mas de 5€.

 

Objetivos didácticos:

 

  • Responsabilizarse del cuidado de las plantas
  • Motivar a los niños para que se interesen por el la naturaleza
  • Desarrollar la capacidad creativa
  • Fomentar la comunicación entre los iguales
  • Participar activamente en la actividad
  • Desarrollar la imaginación con la decoración del muñeco.

 

 

Desarrollo:

 

Nuestra actividad va a comenzar explicada por nuestro científico loco, llamado Nicolo, que consiste en presentarles a los niños actividades de ciencias vestido con una bata blanca y una peluca calva con pelos a los lados tipo Einstein, para motivarles en realizar muchos experimentos científicos.

 

“Mi amigo Cespino” es muy divertido, y lo podemos realizar de una manera fácil y sencilla. Cogemos la media y la apoyamos en la maceta de plástico abriendo la parte abierta colocada en la maceta, de esta forma los niños podrán introducir mejor los siguientes elementos. Lo primero meterá las semillas de césped y posteriormente introducirán el serrín y haremos un nudo para que al darle la vuelta no se nos caiga.

 

Una vez anudado, podemos pellizcar una parte en los lados para que sean las orejas y otro pellizco en el medio para simular la nariz.

 

Ahora es cuando empieza la creatividad de nuestros niños para que lo decoren de la mejor manera posible o como más les guste a ellos.

 

            Luego le regaremos con agua y lo colocaremos en la maceta con un poco de agua y en una semana más o menos, veremos como le va creciendo el pelo (el césped) y así podemos cortarles el pelo, dejárselo largo, ponerle coletas, etc…

 

Preparación:

 

Tendremos preparado una media por niño, una maceta, un puñado de semillas de césped, un poco de serrín y material para que decoren el muñeco. Luego todos se pondrán en una mesa para ver cómo van evolucionando cada día.

 

Explicación científica:

 

Esto ocurre porque las plantas son seres vivos, que nacen, crecen, se alimentan y mueren. Al contener semillas y estar en contacto con el agua crecen. Primero salen las raíces y posteriormente va saliendo el césped. Que hay que enseñar a los peques que hay que tener paciencia para ver crecer nuestro amigo Cespino.

 

Conclusiones:

 

El siguiente experimento lo podemos realizar con alpiste en vez de semillas de césped, en vez de serrín podemos usar arena o tierra para plantas, en vez de medias pueden ser calcetines… pero con la media es más fácil de manejar para los más pequeños.

Etiquetas:

 

Proyecto ciencia, cespino, césped, planta

 

Referencias:

 

Este experimento lo he realizado en la escuela infantil dónde trabajo habitualmente, al realizarlo con los más pequeños, no lo hicimos tan elaborado y dependían mucho de la ayuda del adulto. Pero a partir de 3 años los niños podrán realizarlo sin dificultad.

 

 

Por ello he buscado información en la siguiente página:

http://blog-inaya.com/2013/04/10/cespino/

 

Las imágenes puestas pertenecen a:

 

https://www.google.es/search?hl=es&site=imghp&tbm=isch&source=hp&biw=1280&bih=630&q=Cespino&oq=Cespino&gs_l=img.3..0.5122.6218.0.6507.7.5.0.2.2.0.218.486.4j0j1.5.0…0.0…1ac.1.11.img.IkuMykevNzw

Beatriz Huecas Martínez 3ºB(TARDE)Imagen

Con las manos en la… plastilina!

Imagen

 

 

 Resumen:

 

Con este experimento lo que pretendemos es realizar es plastilina casera de diferentes colores, un experimento muy motivador ya que es un elemento comúnmente utilizado por los niños en la etapa de educación infantil ya que fomenta su creatividad, ganas de experimentar con un elemento altamente modelable, ejercitan sus manos y de este modo ayuda a una mejor prensión del lápiz y la pintura… y además ¡es divertida!

 

Recursos:

 

– 2 tazas de harina

 

– 2 tazas de agua

 

– 1 taza de sal

 

– 2 cucharadas de aceite de girasol (o cualquier otro aceite vegetal)

 

– 1 cucharada de ácido tartárico (se consigue en tiendas especializadas de repostería o en farmacias). Este ingrediente no es imprescindible pero nos ayudará aumentar la masa.

 

– colorante alimentario líquido (de venta en tiendas en tiendas especializadas de repostería.

 

– Bol para realizar la mezcla.

 

– Alumnos.

 

– Maestro/a.

 

– Aula

 

– Cocina del colegio o camping gas (ya que se necesita un fuego donde calentar los ingredientes)

 

Edad:

 

La edad recomendada es a partir de los tres años.

 

Temporalización:

 

Tiempo de preparación previa: 10 minutos

 

Tiempo de desarrollo: 15 minutos

 

Riesgo: 2

 

Presupuesto:

 

El coste aproximado sería de unos 5 euros

 

Objetivos didácticos:

 

Aprender que por medio de materiales como la harina, el agua, el aceite… se pueden crear otras materias como la plastilina.

 

Fomentar la curiosidad de los niños mediante la experimentación.

 

Favorecer la creatividad, creando sus propios materiales de juego sin necesidad de comprarlos, sino creándolos en su propia casa, colegio…

 

Desarrollo:

 

Procedimiento:

 

Se colocan  los ingredientes en un cazo y se ponen a calentar a fuego lento, luego se remueve la mezcla hasta que veamos que  se forma una pasta homogénea.

 

Luego se saca la masa del cazo y  se amasa hasta que se vuelva más consistente. Luego se divide la masa en trozos y se ponen las gotas de colorante del color que queramos hacer la plastilina. Se vuelve a amasar cada trozo de manera independiente, hasta que este del mismo color todo el pedazo.

 

Y ya esta lista, así de sencillo es. Los juegos con plastilina son los más divertidos y además sirven para todas las edades, los pequeños harán churritos de plastilina y los mayores, intentarán hacer figuras o paisajes. Todo lo que les ayude a desarrollar su creatividad, será bueno.

 

La masa de plastilina se puede guardar durante varios días envuelta en film transparente en el frigorífico o bien en un tupper bien tapado para que no se reseque. Otra forma divertida es que se puede moldear y meter en el horno y una vez que este lista, colorearla. Además, tiene la ventajas de que a los más pequeños también se a podemos dar, ya que no es tóxica.

 

Conclusiones:

 

Los niños realizando este tipo de experimentos realizan una actividad divertida y amena, en la que tienen la oportunidad de forma autónoma de experimentar con nuevos materiales, ver los resultados que provocan.

 

Realizan su propio material, del que podrán disponer y jugar con él, como ya se ha descrito anteriormente no es tóxico y además cuentan con la satisfacción personal de haberlo realizado ellos mismos.

 

Nombre: Ángela Barahona Borja

 

Campus: Móstoles

 

Turno: Tarde

 

 

 

Referencias:

 

http://www.xn--experimentosparanios-l7b.org/haciendo-plastilina-casera/

 

Además en el link mencionado se puede ver un vídeo en el que se explica detenidamente todo el proceso del experimento.

 

 

¡Carrera de hielos!

carrera de hielo

Resumen:

El experimento trata de que los niños/as comprendan a través de un juego el paso de sólido a líquido de diferentes formas.

Edad: 5-6 años

Temporalización:

–          Preparación: el tiempo aproximado de preparación de la actividad es de unos 3 minutos.

–          Desarrollo: el tiempo aproximado de desarrollo es de 10 – 15 minutos.

Riesgo: 0 No hay ninguna sustancia nociva, ni riesgo ni peligro para los alumnos/as.

La actividad no presenta ningún tipo de riesgo para los niños/as, aunque el profesor/a estará observándoles durante la realización del experimento.

Recursos y presupuesto orientativo:

  • Materiales:

–          Bolsa de hielos: 0´90 €

–          Paquete de cuencos de plástico: 1 – 1´50€

–          Paquete de sal: 0´40€

–          Paquete de platos de plástico: 1 – 1´50€

–          Dados: 1€

  • Espaciales:

–          El aula.

  • Humanos:

–          El profesor/a

–          Alumnos/as.

Objetivos didácticos:

–          Conocer los cambios de estado.

–          Comprender en que consiste la fusión.

Desarrollo:

–          Preparación: el profesor/a formará grupos de 5 alumnos/as aproximadamente, aunque todos los grupos se encontrarán sentados en el suelo, de manera que el profesor/a pueda observar a todos los grupos. Cada niño/a tendrá un plato de plástico, y el profesor/a les echará un cubito de hielo en el plato, y cada grupo tendrá un cuenco con agua y un cuenco con sal.

–          Procedimiento: una vez que todos los niños/as tienen todos los materiales para el experimento, pueden comenzar. El objetivo del experimento es conseguir que el cubito de hielo de cada niño/a se derrita el primero. Irán tirando el dado por turnos, y realizando la acción indicada según la siguiente lista:

  1. Sostener el cubito entre las manos durante 10 segundos.
  2. Dejar caer el cubito por el brazo.
  3. Soplar el cubito de hielo durante 10 segundos.
  4. Dejar caer el hielo al suelo.
  5. Echar sal sobre el hielo 10 veces.
  6. Dejar el cubito en el cuenco con agua durante 10 segundos.

Ganará el niño/a que consiga derretir su hielo antes, aunque el objetivo de este experimento es que los niños/as comprendan en que consiste la fusión.

Explicación científica:

La fusión es el paso de sólido a líquido, además en el experimento mostrado podemos comprobar que se trata de un cambio reversible, ya que una vez derretido el hielo y convertido en agua puede volver a hielo.

Conclusiones:

Es un experimento sencillo, que no supone ningún riesgo para los niños/as, a través del cual aprenden el cambio de estado de sólido a líquido de una manera divertida. 

Referencias:

http://www.experciencia.com/carreras-de-hielo/

Tamara Trenado Gaitero 3 A

¡LOS EXPLORADORES!

brujulacasera

brujula

 

Resumen: Con este sencillo experimento, en el que construiremos una brújula casera podemos realizar una gran cantidad de actividades de orientación con nuestros alumnos.

Edad: 5-6 años

Temporalización:

-Tiempo de preparación previa: Entre 3 y 4 minutos

-Tiempo de desarrollo: 1 hora aproximadamente

Riesgo:

El riesgo de esta actividad es 1, ya que ellos pueden manipular todos los materiales, siempre y cuando haya alguien supervisándolo ya que hay materiales pequeños.

Recursos:

-Materiales:

-Recipiente con agua

-Corcho

-Celo

-Clavo o aguja

-Imán

-Personales:

-Alumnos/as

-Maestros/as

-Espaciales

-Aula

-Patio

Presupuesto:

-Caja de clavos: 2 euros

-Rollo de celo o cinta adhesiva: 0,60 céntimos

-Imanes (cualquiera que tengamos en casa nos vale para todos)

-Corcho: 1 euro

Total: 4 euros aprox.

Objetivos didácticos:

-Afianzar las nociones de orientación en el espacio y de lateralidad.

-Introducir a los niños en el mundo de la ciencia

-Fomentar su afán de superación, al ver que son capaces de realizar experimentos por ellos mismos.

-Aprender pequeñas nociones de magnetismo.

-Empezar a introducir los puntos cardinales.

Desarrollo:

  • Procedimiento: Para la realización de nuestra brújula casera, lo único que necesitamos es llenar un recipiente de agua, frotar una aguja o un clavo en un imán durante unos 30 segundos y a continuación pegarla en un corcho con un trozo de celo o cinta adhesiva. Una vez pegado, meteremos el corcho en el agua e inmediatamente toda la estructura se colocara indicándonos donde se encuentra el norte.

Si en lugar de hacerlo tan básico lo queremos complicar un poco más, en lugar de poner la aguja o el clavo sobre un corcho lo podemos poner sobre un trozo de una bandeja de porexpan, y una vez hayamos situado el norte, podemos escribir las letras de los puntos cardinales en el lugar que corresponda.

Explicación científica:

Como ya sabéis una brújula es un aparato que nos indica donde se encuentra el norte, es debido a la presencia de una aguja imantada. La razón por la cual la aguja nos indica el norte es por que la tierra presenta un campo magnético, por lo que actúa como una barra imantada.

Conclusiones:

Como veis es un experimento fácil de realizar, barato y además muy útil, ya que podemos realizar gran cantidad de actividades utilizando este método. Podemos hacer desde ejercicios sencillos en el aula de orientación, en los que no requiera un gran movimiento, hasta podemos trasladarnos al patio y actuar como verdaderos exploradores buscando objetos, teniendo que ir hacia una dirección. Por lo que en mi opinión me resulta un experimento muy útil para trabajar desde el aula de Educación Infantil, además de ser una forma lúdica de que los niños se orienten, además de servirnos para afianzar los conceptos de lateralidad que tanto les cuestan a los niños.

Nombre y Apellidos: Marta Collado Asenjo (grupo tarde)

Referencias:

La Sal Solar

“LA SAL SOLAR”

  • Resumen:   Veremos recolección de sal mediante la vaporización. Convirtiéndose la sal en capas de cristales

 

  •  Edad:2º ciclo de Ed.Infantil ( 5 años)

 

  • Temporalización:

–          Tiempo de preparación previa: 10 minutos en la colocación del material

–          Tiempo de desarrollo:  Con este experimento necesitamos bastante tiempo, aunque podemos reducirlo poniéndolo al lado de una ventana o afuera si el clima lo permite; así se secará antes, y por tanto,  se podrá ver antes el resultado.

 

  • Riesgo:

0, No hay ninguna sustancia nociva ni riesgo ni peligro de ningún tipo.

  • Recursos

Materiales necesarios:

Bandeja de horno

Cartulina negra

2 Cucharadas grandes de Sal

1 Taza de agua

1 Cuchara

materiales-sal-250x124

Espacio: El aula

Personales: el profesor

  • Presupuesto orientativo

Bandeja de horno, cuchara taza de agua y Sal: Se podrá traer de casa

Cartulina negra: 0.90 cnt

 

  • Objetivo didáctico

Descubrir y comprender el proceso de transformación de la sal mediante agua y luz solar.

 

  • Desarrollo

Preparación: habilitar el espacio sin elementos que estorben o sean incómodos,  para la correcta realización del trabajo

Procedimiento:  

1º Debemos cubrir totalmente con la cartulina toda la bandeja que hayas escogido para hacer el experimento, puedes ajustar las esquinas con cinta o con clips.

2º Agregamos  la sal a la taza con agua y la revolvemos  hasta que quede totalmente disuelta. Posiblemente toda la sal se disuelva, sin embargo no toda lo hará.

3º Cuando hayamos  terminado de disolver la sal en el agua, agregamos esa mezcla a la cartulina con la bandeja. Tratamos de no echar las sal que no se haya disuelto.

4º  Cuando hayas terminado este procedimiento, ponemos la bandeja en un lugar al que le dé el sol. Podemos ponerlo al lado de una ventana o afuera si el clima lo permite.

5º Vamos observando  el papel a diario hasta que éste esté totalmente seco, hasta que esté formado sobre el papel una pequeña capa de cristales blancos y a medida que se seque más, se creará una capa más solida de cristales cúbicos, conocido también como sal solar.

cartulina-agua-y-sal-250x145                                      sal-seca-2-250x150

 

  • Explicación científica

Al principio, una pequeña capa de cristales blancos se formarán sobre el papel y a medida que se seque más, se creará una capa más solida de cristales cúbicos.

Este experimento que acabamos de hacer, es muy utilizado para la extracción de sal mediante el método de evaporación. Este proceso es conocido como proceso solar y el producto final se conoce como sal solar

 

  • Conclusiones

El experimento es muy sencillo de realizar, siendo una actividad con la que los niños pueden aprender más sobre las ciencias.  Es muy atractiva ya que observarán una transformación, un cambio, que ellos irán viendo a medida que le va dando el sol.

 

  • Nombre y apellidos:  Liliana Rodríguez Carrasco

 

  • Referencias:

http://www.proyectoazul.com/2012/09/

¡Haz tu propio termómetro!

foto 1escalaescala con base¡termometro hecho!temperatura ambienteagua caliente¡temperatura sube!agua fria¡temperatura baja!

Resumen:

Sabemos que el tiempo meteorológico, el estado de salud o enfermedad, el cambio de estado de la materia y otros fenómenos de la naturaleza están causados por variaciones de temperatura del medio en que se encuentran (aire, cuerpo,..) y que se mide con un termómetro. Y esto ¿cómo funciona?

Edad: A partir de 4-5 años.

Temporalización:
Tiempo de preparación previa 15 minutos más una hora para que el agua se asiente.
Tiempo de desarrollo 20 minutos, 10 en cada fase (agua caliente y agua fría) para poder ver los dos resultados.

Riesgo: (numerada del 0 al 3):
Nivel 2: el niño puede manipular él mismo todos los materiales necesarios pero no debe realizar esta actividad sin supervisión de un adulto que le ayudará durante las fases de:
– recorte del cartón (uso de las tijeras),
– uso de punzón para hacer el agujero a la botella
– relleno del contenedor con agua muy caliente.

Recursos y presupuesto:
– botella de plástico resistente con tapón de rosca (0,30 €),
– una paja de plástico (una bolsa de 30: 1,80 €),
– plastilina (un ladrillo 1,70 €),
– cinta adhesiva (1,90 €),
– cartón rígido (recuperado en casa),
– contenedor tipo ensaladera (pedido “prestado” a mamá),
– agua muy caliente y agua muy fría (del grifo: gratis)
– un bolígrafo y unas tijeras (todo el mundo las tiene en casa)

Calculando una clase de 24 niños: alrededor de 0,5 € cada niño.

Objetivos didácticos: estimular el interés y la curiosidad para los instrumentos de medidas y para los fenómenos de la naturaleza.

Desarrollo:
– Preparación
Pinta una escala sencilla en el cartón cortado y pégalo a la pajita con la cinta.
Pídele a un adulto que haga el agujero al tapón de una botella.
Une las piezas asegurándote de que el agua sobresale por la paja cuando pongas el tapón.
Cierra y “aísla” las piezas con plastilina.
Deja que se asiente el agua durante una hora y marca el nivel del agua en la escala.

– Procedimiento
Pon el termómetro en un recipiente con agua muy caliente y en uno con agua muy fría.
Observa cómo cambia el nivel del agua.

Explicación científica:
La Expansión térmica es una propiedad de los líquidos que hace incrementar su volumen a medida que aumenta la temperatura.
El volumen de un líquido cambia cuando su temperatura cambia. Cuando la temperatura aumenta, el volumen aumenta y cuando disminuye el volumen también disminuye. Aumentando su volumen (se expande, ocupa más espacio), el agua “empuja el aire” y sube por el tubo (la pajita), su única vía de salida.

Conclusiones:
Este experimento es fácil de entender y realizar.
Consejo: para que se vea el movimiento del agua, la pajita tiene que ser lo más transparente posible.
Utilizando una botella y una pajita se puede construir también un “barómetro”, que mide la presión atmosférica y nos puede ayudar a prever el tiempo meteorológico.

Nombre y apellido del alumno: Elena Faggionato

Referencias:
Ha servido de inspiración el libro de Barbara Taylor, Biblioteca de los experimentos, Edición Everest