EL GLOBO MÁGICO


Todos sabemos que si acercamos un objeto que pinche a un globo este explota. Con este experimento vamos a comprobar el refrán que dice que toda regla tiene su excepción, ya que vamos a enseñar a los más peques como podemos conseguir que un globo no se rompa con una aguja.

Edad: 4-5 años.

Temporalización: A la hora de preparar la actividad aproximadamente 5 minutos. Para realizarla, entre 5 y 10.

Riesgo de la actividad: 2. Debido a la utilización de materiales puntiagudos (la aguja), es necesaria la supervisión de un adulto.

Recursos y presupuesto:
– 1 globo (Bolsa de 50-100 globos: 1€).
– 1 aguja de coser o un palillo de madera. (0,75 €).
– Aceite (Botella de aceite 1L 2,90€).
– Profesores para la realización de la actividad.
– Alumnos.

Objetivos didácticos:
– Aprender a conocer las distintas propiedades que tienen materiales que son de fácil acceso para ellos, para poder relacionarlos con las ciencias.

– Aprender conceptos relacionados con las ciencias como la tensión.

– Disfrutar experimentando con las ciencias.

Desarrollo:
1. Inflamos el globo.
2. Vertemos un poco de aceite en un vaso, y a continuación mojamos la punta de la aguja (o del palillo) en el aceite.
3. Pinchamos la punta de la aguja en el globo en la parte donde está el nudo o en el extremo opuesto. A la hora de pinchar la aguja lo debemos hacer lentamente.
4. Sacamos la aguja despacio y comprobamos que el globo no se ha explotado ni al introducirlo ni al sacarlo.

Explicación científica: El globo no se explota ya que la aguja se ha introducido por las partes en las que la tensión del globo es mucho menor (la parte del nudo y la parte opuesta). Los globos están formados por una membrana elástica (lo que hace que al soplar el aire se reparta y el globo aumente de tamaño). Esta membrana elástica no está repartida uniformemente por todo el globo, de ahí que las zonas con menos tensión sean las anteriormente citadas. El globo no explota, pero al sacar la aguja poco a poco se va deshinchando. El aceite se utiliza para que la aguja o el palillo entre de forma más suave, es decir, el aceite ayuda a la aguja o al palillo a deslizarse dentro del globo.
Si probamos a hacer el mismo proceso, pero en lugar de introducir la aguja por las zonas del nudo y el extremo opuesto lo hacemos por algún lado, el globo explota.

Conclusiones: El experimento puede resultar muy divertido a los niños, ya que para ellos resulta atractivo que un globo cerca de una aguja no explote. A la hora de llevar a cabo el experimento, es importante que los niños estén supervisados por un adulto, por la presencia de la aguja. Este experimento sería ideal para realizar en la asamblea con todos los niños observando, y dejar que luego ellos lo llevaran a cabo.

Nombre y apellidos: M.G.R. 3ºA Mañana

Referencias: El experimento ha sido desarrollado a partir de la siguiente web:
http://www.experimentossencillos.com/11/experimentos-sencillos-con-globos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s