Huevo frito sin aceite

Resumen: Con este experimento podremos realizar un huevo frito en frío sin la necesidad de aceite ni sartén, es decir, utilizando sólo alcohol y un plato.

Edad: A partir de 5 años.

Temporalización:

  • Tiempo de preparación previa: 2 minutos.
  • Tiempo de desarrollo: En desarrollar el experimento, realmente se tardarán unos 5 minutos pero para ver el proceso completo 1 hora aproximadamente.

Riesgo: 3- Este experimento se debe hacer siempre bajo la supervisión de un adulto, pues necesitamos alcohol y esto puede ser peligroso si se ingiere. El huevo que se va a hacer no puede ser ingerido por lo que hay que tener mucho cuidado con los niños.

Recursos y presupuestos:

Materiales:

  • Un cartón de huevos crudos (1.20 euros)
  • Alcohol etílico o de farmacia (2 euros)
  • Plato hondo.

Espaciales: El aula

Humanos: Los alumnos, la profesora o el profesor.

Objetivos didácticos

Ø  Suscitar expectación en los niños.

Ø  Aprender alguna propiedad del alcohol.

Desarrollo

Preparación: Los niños se pondrán por parejas y se repartirá a cada pareja un plato y un huevo.

Procedimiento: La profesora irá pasando por las diferentes mesas de los niños y dejará que alguno de los niños eche el alcohol, pero siempre pendiente de ello, hasta que cubra toda la base del plato, una vez rociado el plato con alcohol, uno de los pequeños, con ayuda de la profesora, abrirá el huevo y lo depositará en el plato, y para asegurarnos de una mejor ejecución, se volverá a echar alcohol por encima. En tan solo unos minutos se podrá observar cómo el huevo va cogiendo forma y pasada una hora, el huevo estará hecho completamente.

Explicación científica: Cuando freímos un huevo, hay una transformación de su aspecto que consiste en el cambio estructural de las proteínas Cuando este cambio sucede, llamado desnaturalización, se produce por el calor y por el contacto de otras sustancias, en este caso el etanol.

Conclusiones: Este experimento pienso que es muy bueno para conocer algunas propiedades químicas del alcohol y para concienciar a los niños lo peligroso que puede ser si no se usa con cabeza. Siempre se tendría que hacer con un adulto, pues el huevo no es comestible y cuando vean que tiene el mismo aspecto que uno comestible, más de uno se lo querrá llevar a la boca.

Laura Pozo Mora

Referencias: http://www.experimentoscaseros.info

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s