Un pez en mi bañera

Resumen: con este experimento veremos la reacción que se produce al ponerse en contacto agua y pequeñas gotas de aceite o jabón de lavavajillas.

CIMG1446CIMG1447

 

Edad: 5-6  años aproximadamente.

Temporalización:

–          Tiempo preparación previa: 5-10 minutos. (preparación de materiales)

–          Tiempo de desarrollo: 30 minutos para realizarlo en clase, después ellos en casa podrán experimentar de forma más individual.

Riesgo:

  1. El niño podrá realizar la actividad solo, pero con la supervisión del profesor, ya que existen algunas sustancias que podrían  ingerir.

Recursos:

–          Materiales: un trozo de cartulina, tijeras, un lápiz, aceite o jabón de lavavajillas, ceras de colores.

–          Personales: profesora de aula y los alumnos.

–          Espaciales: la clase.

Presupuesto orientativo:

  • cartulinas grandes (1,20€)
  • tijeras (estarán en el aula)
  • un lápiz (proporcionado por él aula)
  • aceite o jabón de lavavajillas (0,70€)
  • ceras de colores (proporcionadas por la clase).
    • TOTAL= 1,90 €

Objetivos didácticos:

–          Conocer los efectos que produce al poner en contacto el agua con el aceite.

–          Aprender mientras experimentamos.

Desarrollo:

–          Procedimiento:

  1. Dibuja en un trocito de cartulina un pez y píntale un ojo con el lápiz.  No uses bolígrafo ni rotuladores, ya que la humedad del agua hará que se estropee el dibujo.
  2. Recorta el pez con las tijeras.
  3. Píntalo por detrás con un lápiz de cera. La cera es impermeable, de modo que cuando lo pongas en el agua, la cartulina no se mojará.
  4. Con la punta de la tijera, haz un agujero pequeño más o menos a la misma altura que el que está al principio en el dibujo.
  5. Corta un canal estrecho y totalmente recto desde el orificio que has hecho hasta la cola del pez.
  6. Por último, pon con cuidado el pez en el agua para que flote y, con cuidado echa unas cuantas gotas de aceite o jabón justo encima del agujero que has hecho anteriormente y…¡sorpresa! El pez nadará hacia delante.

–          Explicación científica:

Si echas un poco de aceite en un vaso con agua, verás que el chorro o las gotas que has vertido no se mantienen redondas, sino que se aplanan y se extienden por su superficie, ocupando el mayor espacio posible. Esto sucede porque el aceite es menos denso que el agua. Por eso el agua se queda en el fondo y el aceite flota.

Por eso el pez que hemos construido podrá nadar gracias a que el aceite que le echemos se expandirá a través del canal lo más rápido posible empujándolo hacia adelante.

Conclusiones: este es un experimento muy fácil y sencillo para los más pequeños y gracias a él, podrán experimentar con materiales como el agua o el aceite y ver qué efectos surgen cuando ambos se ponen en contacto, y pueden llegar a “mover” materiales como el de una cartulina.

Este experimento ha sido puesto en practico con alumnos de 1º y 2º de primaria y se han quedado como impresionados, al ver que con tan solo agua y un poco de aceite el pez podía llegar a moverse solo.

Bibliografía: “Experimentos para niños”.

Esther Serrano, 3ºA

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s