CUANDO EL AGUA NO MOJA

Con este divertido experimento pretendemos entender el comportamiento del aire y del agua. Si te interesa descubrirlo con nosotros… ¡sigue leyendo!

Edad: a partir de 3 años.

Temporalización:

  • Tiempo de preparación previa: 5 minutos mientras preparamos los materiales.
  • Tiempo de desarrollo: 5 minutos.

Riesgo (de 0 a 3): 0, ya que el experimento no presenta ningún tipo de riesgo ni requiere del uso de ninguna sustancia nociva.

IMAG0649

Recursos y presupuesto estimado:

  • 1 recipiente grande, preferiblemente de plástico, que tengamos en casa.
  • 1 vaso pequeño (18 céntimos).
  • 1 trozo de papel (disponible en el aula).
  • Agua.

Objetivos didácticos:

  • Despertar en los niños la curiosidad por la ciencia mediante experiencias propias y divertidas.
  • Comprender los movimientos del agua y el aire.
  • Desarrollar en los niños su capacidad de razonamiento y búsqueda de hipótesis.
  • Descubrir mediante la experimentación cómo ocurren fenómenos que ni siquiera creemos posibles.

Desarrollo:

  • Preparación: colocar todos los materiales mencionados anteriormente y llenar de agua el recipiente (aproximadamente un poco más de la mitad).
  • Procedimiento:
  1. Haz una bola con el papel para después meterla en el vaso pequeño.
  2. Sumerge completamente dentro del recipiente con agua el vaso pequeño con el papel, de manera que el culo del vaso quede hacia arriba.
  3. Saca el vaso pequeño y observa… ¿qué ha sucedido con el papel?

IMAG0651 IMAG0653 IMAG0654 IMAG0655 IMAG0656 IMAG0658

Explicación científica:

El aire que se encuentra dentro del vaso pequeño se sumerge junto con el papel dentro del recipiente con agua e intentando salir, sube, pero choca con las paredes del vaso. De esta forma se comprime en la parte superior del vaso, impidiendo al agua subir y mojar su interior.

Por tanto, el aire intenta escapar hacia arriba, mientras el agua fluye hacia abajo. Es decir, la presión dentro del líquido actúa con la misma intensidad en todas direcciones, pero el aire, al ser más ligero que el agua escapa hacia donde la columna de agua es menor, por esta razón, sube.

Conclusiones:

A la hora de realizar el experimento hay que tener especial cuidado en cuanto a los siguientes puntos. Primero, debemos introducir el vaso de forma totalmente vertical, ya que, de lo contrario, el aire podría escapar y el agua entraría dentro del vaso pequeño. Y segundo, si no sujetamos bien el vaso, este se volcaría.

Referencias:

ALÁNIZ ÁLVAREZ, Susana A.; NIETO SAMANIEGO, Ángel F. Experimentos simples para entender una tierra complicada. ¡Eureka! Los continentes y océanos flotan, número 3.

Natalia Corredor Forero, 3ºA.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s