Sal de colores

Título: Sal de colores

 

 

Resumen: Los niños comprueban los distintos estados de la materia con un experimento que consiste en formar cristales de colores tras la evaporación del agua coloreada.

Edad: 5 años.

 

 

Temporalización:

 

  • Tiempo de preparación previa: Unos minutos; lo que tarde el profesor en preparar los vasos, las cucharas, el agua y la pintura. Es aconsejable realizar este experimento en los meses calurosos del curso para que el agua se evapore bien y rápido.
  • Tiempo de desarrollo: 5 minutos la primera parte, unos días entre la primera parte y la segunda, y apenas 2 ó 3 minutos la segunda parte.

Riesgo: 1 (no es recomendable que el niño maneje sin supervisión la sal y la pintura).

Recursos:

  • Materiales: Un vaso de plástico y una cucharilla para cada niño, un tarro con sal, pintura suficiente para que cada niño eche unas gotas (mejor que haya de diferentes colores), un pincel para cada niño.

 

  • No materiales: Un aula donde llevar a cabo el experimento, un rincón protegido y caluroso donde dejar los vasos, un profesor.

 

 

Presupuesto: Pintura y pinceles ya hay habitualmente en un colegio, así que el presupuesto consta de lo que le cuesten al profesor los vasos de plástico, las cucharillas y el paquete de sal; unos 3€.


 

 

Objetivos didácticos:

 

  • Hacer comprender a los niños conceptos ya vistos en clase, concretamente: sólido – líquido – gaseoso. Que sepan distinguir entre los tres conceptos.
  • Entender la relación existente entre los tres; es decir, cómo pasa un estado de los ya vistos al siguiente (ej: el líquido, cuando hace mucho calor, se evapora y se convierte en gaseoso).
  • Aprender la importancia de escuchar al profesor y seguir sus indicaciones para obtener el resultado deseado.
  • Despertar en ellos el interés por la ciencia; que lo vean como algo entretenido, divertido, interesante. Que asocien los conceptos que se ven en clase con ejemplos divertidos.

Desarrollo:

 

  • Preparación: Conseguir un vaso, una cucharilla y un pincel para cada niño. Colocar la sal y la pintura en cacharros para que los niños puedan acceder a ellos.

 

  • Procedimiento: Sentamos a los niños en mesas. Por turnos, de uno en uno, cada niño irá donde el profesor, conseguirá un vaso y lo llenará de agua (si hay grifo en el aula, en el grifo. También pueden ir al baño a llenarlo, o puede poner a su disposición el profesor botellas de agua. Eso se deja al criterio del docente). Cuando todos los niños tienen un vaso con agua, se les da una cucharilla a cada uno y se les pide que pongan sal en su vaso de los cacharros con sal a su disposición; no demasiada, pero que sea una buena cantidad. Se les pide que remuevan bien el contenido para disolver la sal. A continuación se dará los pinceles y los cacharros con pintura (témpera es lo que mejor funciona). Deben mojar el pincel en el color que elijan y meterlo en el vaso para manchar el agua de ese color. Que remuevan el contenido con el pincel. Luego el niño le pondrá su nombre con rotulador para diferenciarlo y se colocarán todos los vasos en el lugar asignado previamente (uno donde reciban mucho calor).
    Transcurridos varios días (el tiempo que sea necesario) los niños volverán a buscar los vasos, cada uno el suyo, y comprobarán con sorpresa y deleite los cristales de sal que sean quedado tras la evaporación del agua. De colores, dependiendo del color con el que el niño manchara el agua del vaso.

 

  • Explicación científica: La sal se disuelve en el agua. La pintura mancha el agua, y por tanto también la sal presente en la misma. Con el calor, el agua se evapora, y se queda en el vaso la sal con el color puesto anteriormente.

 

 

Conclusiones: Es una buena actividad para afianzar los estados de la materia de una forma lúdica y entretenida. Manipular los vasos, la sal y la pintura en una clase práctica es un cambio respecto a las clases normales de ciencias, más teóricas, y los niños acogerían este cambio de buen grado. Algunos puntos se pueden variar dependiendo de la respuesta de los niños o de los problemas encontrados (si ha habido mucho caos al llenar los vasos de agua, por ejemplo, se pueden dar ya llenos a los niños o puede llenarlos el profesor).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s