¡Un tornado en mi botella!

medium_tornado-varias

RESUMEN

A través de este sencillo experimento, los niños conocerán de primera mano cómo es y cómo se forma un tornado.

EDAD

A partir de 4 años.

TEMPORALIZACIÓN

Tiempo de preparación previa:    5 minutos aproximadamente para preparar el material.

Tiempo de desarrollo:    5-10 minutos. No requiere mucho tiempo ya que es un experimento sencillo para niños y enseguida se ven los resultados.

RIESGO:

2, ya que el niño no debe realizar esta actividad sin supervisión pero puede
manipular él mismo algunos de los materiales necesario que se utilizan en el experimento.

RECURSOS

Materiales:    

-2 botellas de refresco de plástico transparentes de 2 litros vacías.

-Agua.

-Cinta aislante.

-Tijeras.

-Bolas de colores.

Espaciales:

-Aula.

Humanos:

-Profesora.

-Alumnos.

PRESUPUESTO ORIENTATIVO

3 euros (2 euros la cinta aislante y 1 euro las bolas de colores; las botellas las traemos de casa, tijeras tenemos en clase y el agua la cogemos del grifo).

OBJETIVOS DIDÁCTICOS

Conocer un fenómeno de la meteorología.

-Experimentar con el proceso de formación de los tornados.

-Estimular el interés por la ciencia.

DESARROLLO

Preparación:    Colocamos a los niños en semicírculo frente a la profesora para que todos puedan ver el experimento y les preguntamos por sus conocimientos previos acerca de los tornados.

Procedimiento:    Introducimos bolas de colores y agua en una de las botellas hasta llenarla casi por completo, hacemos un agujero en cada uno de los tapones de las botellas, colocamos una botella encima de la otra de manera que quede un tapón sobre el otro, coincidiendo sus agujeros para dejar pasar el agua y, por último, aseguramos los tapones con cista aislante para que queden bien unidos. Cuando todo esté preparado, hacemos girar la botella en un movimiento circular de modo que se crea un remolino que se asemeja a un pequeño tornado.

Explicación científica:    El agua se gira rápidamente alrededor del centro del vórtice debido a la fuerza centrípeta (una fuerza hacia adentro, dirigir un objeto o líquido tal como agua hacia el centro de su trayectoria circular). Los vórtices que se encuentran en la naturaleza incluyen tornados, huracanes y trombas marinas (un tornado que se forma sobre el agua).

CONCLUSIONES

Este experimento es bastante llamativo para niños pequeños, sobre todo si introducimos bolas de colores, que acentúan más el movimiento de manera que el experimento queda más vistoso. Asimismo, los niños pueden realizar este experimento por su cuenta, ya que, el único riesgo que conlleva, es agujerear los tapones de las botellas, que deberá realizarlo un adulto; el resto puede realizarlo el niño completamente solo.

NOMBRE Y APELLIDOS

Estrella Hernández Giménez.

REFERENCIAS

http://www.xn--experimentosparanios-l7b.org/hacer-un-tornado-en-una-botella/

http://www.youtube.com/watch?v=wk_SUoBUBcE

Esta dos páginas me han servido de inspiración a la hora de llevar a cabo el experimento; en la segunda, además, se incluye el vídeo explicativo con todo el proceso.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s