¡Vasos comunicantes!

Resumen: Con este experimento los niños podrán comprobar que el nivel del agua es siempre el mismo, siempre y cuando los recipientes contenedores del agua estén comunicados entre sí, por un tubo o algo similar.

Edad: 6 años

Temporalización:
– Tiempo de preparación previa: 5 minutos
– Tiempo de desarrollo: 15 minutos

Riesgo: (0) El niño no correrá ningún riesgo con el desarrollo de este experimento.

Recursos:
– dos vasos transparentes
– agua
– un tubo de plástico transparente con salida en ambos extremos

Presupuesto orientativo:
– Los vasos podemos conseguirlos en el comedor del colegio, sino un paquete de 10 vasos de plástico transparentes cuesta 0,80€.
– El agua será del grifo.
– El tubo de plástico podemos encontrarlo en cualquier ferretería o tienda de utensilios, cuesta alrededor de 1€.

Objetivos didácticos:
Conocer que el nivel del agua es siempre el mismo
Comprobar si el experimento sale con otros líquidos, por ejemplo, leche, zumo…

Desarrollo:
– Procedimiento:
Para empezar llenaremos dos vasos de agua, uno muy poquito y el otro lo llenaremos hasta arriba, de este modo, veremos mejor el desarrollo del experimento. Después cogeremos el tubo transparente y lo llenaremos de agua en el grifo más cercano, pondremos un dedo a cada lado de los extremos del tubo para que no se salga el agua de su interior, es importante que el tubo quede totalmente lleno de agua, si le entra aire el experimento no funciona.
Con cuidado y precisión, soltaremos uno de los dedos del extremo y lo introduciremos en uno de los vasos, después haremos lo mismo con el otro dedo, introduciendo el otro extremo del tubo en el vaso que queda libre, quedando ambos vasos comunicados entre sí con el tubo.
Finalmente podemos comprobar, como el agua de ambos vasos pasa a través del tubo, quedando en ambos vasos la misma cantidad de agua, así, de este modo estará totalmente nivelada.

Explicación científica:
Cuando ponemos un conjunto de recipientes que contienen líquido, comunicados por su parte interior, podemos ver como cuando el líquido está en reposo alcanza el mismo nivel en todos los recipientes, sin influir la forma o el volumen de estos.
Además si vamos añadiendo más líquido, al estabilizarse, volvemos a ver este fenómeno, volviéndose a nivelar el líquido contenido.

Conclusión:
Este experimento me sorprendió mucho, porque me lo contaron y antes de hacerlo no me lo creía, por lo que pretendo que con él, los niños se maravillen tanto como yo lo hice. Tiene un poco de dificultad conseguir que el agua de dentro del tubo no se salga pero con paciencia se consigue y el resultado es asombroso.

CRISTINA ROMÁN BRAVO

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s