David y las pompas de jabón

Edad: A partir de 4 años.

Imagen

 

Era primavera y David estaba cerca de cumplir 6 años, cuando empezaba el Sol a salir, David siempre veía como sus amigos salían al parque a jugar con las pompas de jabón, pero David nunca había tenido su propio pompero, así le había dicho su abuela María que era como se llamaba ese juguete para hacer pompas.

El día de su cumpleaños, su abuela María, fue a recoger a David al colegio, esto a David le hizo mucha ilusión, pero su sorpresa fue cuando su abuela le recibió con una merienda especial y… un ¡pompero!, así David ya podía hacer todas las pompas de jabón que quisiera.

David se tiró toda la tarde en el parque haciendo pompas de jabón y corriendo detrás de ellas para explotarlas. Al día siguiente, David no tenía cole, así que salió al patio de su casa para jugar con su perro Pluto y su pompero, cuando cogió su pompero, ¡Ya no quedaba líquido para hacer pompas! David se sentó en el suelo, y unas lágrimas corrían por su cara, ya no podía hacer más pompas de jabón… Su abuelo Pepe que desde el salón observaba a David, salió para preguntar qué pasaba, si ocurría algo. David le miró y le enseñó su pompero, se había acabado. Su abuelo Pepe fue corriendo hacia él y le dijo: ¡No te preocupes hijo! ¡Esto lo arreglamos en un periquete!. David no entendía que decía su abuelo, pero fue detrás de el, fueron a la cocina, allí su abuelo abrió el pompero y lo llenó de agua, además le echó jabón, el que utilizaban sus papás para lavar los platos. David no entendía nada de lo que el abuelo Pepe estaba haciendo, pero éste le dijo: ¡Ya está! Corre, ve a probar como salen las pompas.

 

David cogió el pompero y fue al patio a probar lo que su abuelo le había dicho. Primero cogió la parte de arriba, sopló con muchas fuerzas y… ¡¡ salió una pompa gigante de colores!!, David se paró y observó el recorrido que la pompa de jabón hacía. Primero voló alto, después se acercó a las flores, parecía que estaba oliéndolas, más tarde pasó delante de los ojos de David hasta que Pluto, el perro de David fue detrás de ella y la pompa de jabón chocó y se explotó. David fue corriendo a coger su pompero, lo que su abuelo había echado hacía unas pompas de jabón más grandes, fuertes y encima, ¡eran de colores! Ahora todas las pompas de jabón que David hacía eran especiales, las observaba, y jugaba con ellas y su perro Pluto, iban detrás unos de otros, pero tanto David como Pluto tenían especial cuidado con cada pompa de jabón que hacían, ya que estas eran delicadas y se podían explotar.

Era tarde, y la mamá de David llegó de trabajar, David fue corriendo a dar un beso a su mamá y ella le preguntó por su día, cómo estaba, qué había hecho con su abuelo… y David le explicó que el abuelo Pepe le había enseñado cómo hacer pompas de jabón, pero que no se lo podía decir, porque era una fórmula mágica con la  que hacia unas pompas de jabón grandes, fuertes y de colores.

 

Aguayo Gómez, Patricia

 

Referencias:

http://cienciaes.com/ciencianuestra/2010/05/14/-como-se-forma-una-pompa-de-jabon-y-por-que-dura-tanto-sin-romperse/

http://www.jpimentel.com/ciencias_experimentales/pagwebciencias/pagweb/la_ciencia_a_tu_alcance_II/ciencias/exp_cie_pompas_jabon.htm

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s