La Luna Mágica

 

Imagen

 

Lucía era una niña muy inquieta de 5 años, que le gustaba mucho la noche porque le encantaba admirar las estrellas y la Luna, desde muy pequeña ella siempre se quedaba mirando el cielo, pero solo le gustaba el cielo de noche, de día decía que solo había nubes y era muy aburrido.

Todas las noches, hiciera frío o calor salía a apreciar la Luna y las estrellas. Sus padres le regalaron por su cumpleaños un telescopio, en el que podría ver las estrellas y la Luna muy cerca y ver como la luna cambiaba de forma, eso era una de las cosas que más la llamaba la atención.

Una noche de verano tumbadas en la arena de la playa, la madre le contó a su hija:

Según donde se encuentre la Luna, la Tierra y el Sol, se ve iluminada más o menos la cara de la Luna. Por eso, hay noches que la ves entera y otras solo media luna o sonrisa como dices tú.

La Luna cada 28 días pasa por una serie de fases, primero en el Cuarto Creciente que es cuando vemos la mitad de la Luna; la sonrisa, en su período de crecimiento. La Luna llena es cuando vemos toda la luna blanca. El cuarto menguante, es cuando comienza a hacerse más pequeña, como si un ratón se hubiera comido un cachito de Luna. La Luna desaparece completamente de nuestra vista, para comenzar un nuevo ciclo. Por eso, Lucía a veces ves la Luna y otras no, porque va creciendo y decreciendo.

 También influye en las mareas del mar, ya que cuando hay Luna llena las mareas son más altas, en cambio cuando no hay luna las mareas son más bajas. Y la luna y las estrellas sirven para que los barcos por la noche se orienten y sepan que van por el camino correcto, por eso lo marineros saben mucho de estrellas.

Lucía decía que a ella la Luna que más le gustaba era la Luna llena, porque había visto en unos dibujos que esas noches son mágicas que pasan cosas como que los hombres lobos se convierten en lobo, y las crías de los animales nacen en esas noches mágicas de Luna llena.

Lucía durante todo el verano, salía por la noche y veía las estrellas y la Luna a través de su telescopio, estaba aprendiendo algunos nombres de estrellas como la estrella polar, el castor, Arturo y lince.

Ella siempre soñaba con viajar a la Luna y poder ver las estrellas y la Luna de cerca, algún día Lucía será una astronauta muy conocida y podrá cumplir sus sueños.

 

Edad: A partir de 4 años.

Explicación científica: Elegí escribir un cuento con estas características, ya que creo que es un tema que a los niños les despierta mucha curiosidad desde pequeños, y que mejor que acercárselo con una niña como ellos, en el que se trata las fases de la luna de una manera coloquial y cercana a ellos.

Nombre y apellidos: Alejandra García Crespo

                                                           

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s