El barco gris de Pata Palo

EL BARCO GRIS DE PATA PALO

 barco

Un día soleado cundo paseaba por la arena de la playa, de lejos observe como resplandecía algo, al principio no sabía de qué se trataba, pero según iba avanzando me di cuenta que se trataba de una bonita botella de color verde.

Al coger la botella de la arena vi que en su interior se encontraba un papel que contenía un mensaje. En ese mensaje me pedían ayuda, me hablaba de un tal pirata; a si Pata Palo, me decía que era un pirata malo que comía pulpo crudo y bebía agua de mar, que cuando pasaba un barco por su lado le mete un salivazo que le hace naufragar, que todo se debía a que vivía en un barco donde nunca salía el sol y todo era de color gris.

Yo no sabía cómo ayudarlos, y fui corriendo para ver si mi mama me podía ayudar, pero por más que pensamos las dos no se no ocurría nada para ayudarlos.

Una tarde cuando me bañaba en la playa, me acorde de la historia de mi amiga donde ella pedía ayuda al sol, al cielo y al árbol, y estos la ayudaron. Salí corriendo del agua y me puse a llamar al cielo.

-señor cielo, señor cielo.

El cielo me contesto.

-si cuéntame.

– amigo cielo, me conto mi amiga que si cogía un trocito de ti, podría hacer magia y convertir el agua en color azul. Y quería saber si me podíais ayudar tú y tus amigos de la naturaleza con un trocito vuestro.

El cielo me digo que podía coger un trocito de el y du sus amigos, asique sin pensarlo dos veces, llene cuatro botellas de agua.

En la primero botella eche un trocito de sol; removí y removí y el color amarillo conseguí. En la segunda botella metí un trocito de árbol; removí y removí y el color verde conseguí. En la tercera botella introduje un trocito de una bonita amapola; y removí y removí y un bonito color rojo conseguí. Y en la última botella eche un trocito de mi amigo cielo y de la misma forma removí y removí y el color azul conseguí. Una vez cuando ya tenía mis cuatro colores, tape las botellas y las lance al mar.

Unos días más tarde, en el mismo lugar donde había encontrado la primera botella, encontré una botella igualita, hasta contenía un mensaje. Esta vez el mensaje me le escribía Pata Palo y me daba las gracias por haberle ayudado a pintar su barco con los colores mágicos, me decía en el mensaje que ahora era un pirata bueno y que en su barco siempre había de color.

Para recompensar a mi gran esfuerzo, por haber conseguido que su barco fuera de color y que todo el mundo fuese tan feliz, me había mandado en la botella un poquito de su gran tesoro; me había mandado una gran moneda de oro.

 

Explicación científica: en el cuento se realiza un experimento, en el que cambiamos el aspecto de una materia (cambiando el color del agua).

Edad: 3-5 años.

Rosalía Madrid Sánchez   3B Tarde

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s