El ratoncito Gus

 

 

DSC01347

• Edad

A partir de 3 años.

• Cuento

Erase una vez un ratoncito llamado Gus, trabajador y adorable. Era tan pequeño que vivía en la casa más pequeña del bosque. Su casa se encontraba en el interior de un árbol.

A pesar de ello, el pequeño ratoncito era muy conocido y querido por todos los animales del bosque. 

Todas las mañanas cuando salían los primeros rayos de sol, el ratoncito Gus, se iba a buscar comida al otro lado del bosque, donde se encontraban los mejores frutos de la zona.

Uno de esos días mientras paseaba recogiendo algunos frutos, empezó una fuerte tormenta y tuvo que correr y meterse debajo de una gran hoja para protegerse de la lluvia. Estaba un poco asustado porque nunca había visto una tormenta como esa. Caía mucha agua y había muchos truenos.

Cuando pasó la tormenta y regresó a casa, se quedó sorprendido por lo que vio… ¡Su casa ya no estaba!

De lo triste q estaba, se sentó en una piedra de las que había cerca de su casa y empezó a llorar.

Al oírle llorar, su amiga la ardilla que pasaba por allí, se acercó y le preguntó:

–          ¿Qué te pasa Gus?

–          La tormenta se ha llevado mi casa.- dijo el ratoncito.

–          Lo siento mucho. Pero no te preocupes. Puedes quedarte en mi casa hasta que tengas una nueva.

–          ¿De verdad que puedo?

–          ¡Claro que sí! Y lo pasaremos muy bien.

Al día siguiente, mientras el ratoncito dormía, la ardilla reunió a los demás habitantes del bosque y les contó lo que le había sucedido al ratoncito Gus.
Los animales se pusieron muy tristes al escuchar la historia y decidieron hacerle entre todos una nueva casa.

–          Yo puedo traer madera. -dijo el ciervo.

–          Yo puedo prestar mis herramientas.- dijo el oso.

Y así poco a poco todos los animales fueron ofreciendo su ayuda.

Pocos días después, en una mañana mientras el ratoncito y la ardilla daban un paseo por el bosque, la ardilla le dijo:

–          Gus, acompáñame. Tengo que enseñarte algo.

–          ¿Qué es, ardilla?- dijo el ratoncito.

–          Ahora lo verás.

Cuando llegaron al lugar indicado, el ratoncito Gus se quedó sorprendido al ver a todos sus amigos y una casa muy bonita al lado.

–          ¡Sorpresa! – dijeron todos muy contentos. ¡Esto es para ti!

El ratoncito Gus estaba muy feliz y esa misma noche hicieron una gran fiesta para celebrarlo.

 

• Explicación científica

Con este cuento además de trabajar las habilidades sociales (ofrecer ayuda, cooperar, compartir…)ya que están en las primeras etapas de socialización, se pretende acercar a los niños/as a la naturaleza, que identifiquen los animales y conozcan el medio físico y los fenómenos del medio natural (día, noche, lluvia, truenos, etc), así como los cambios que se producen en el paisaje y sus consecuencias.

 

• Nombre y apellidos del alumno

Noelia Antolín Rodríguez.

 

• Referencias

Ninguna.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s