La luna y el sol se hacen amigos

descarga

 

 

 

 

 

 

 

Edad recomendada: A partir de 4 años

Sucedió hace muchos muchos años y explica algunas cosas que a veces ocurren en nuestra vida y nunca le damos importancia.
Y la historia comienza de la siguiente manera:

La abuela Trini había salido a dar una vuelta por el campo una noche de verano, porque le encantaba pasear en las estrelladas las noches de verano. Mientras paseaba esa noche, ocurrió una cosa muy extraña, le cayó un chorro de agua encima y quedo empapada.

Abuela Trini: ¡Qué lluvia más rara! ¡Qué de agua me ha caído de repente!

A la abuela Trini le dio por mirar al cielo y vio que estaba estrellado y no había nubes ¡¡No llovía!!
Se quedo muy sorprendida mirando al cielo y como estaba muy muy mojada y su ropa estaba empapada decidió volver a casa para cambiarse la ropa. Pero cuando se disponía a dar el primer paso para volver a casa, otra vez le cayó otro chaparrón de agua y exclamó empapada:

Abuela Trini: ¡Pero que cosa más rara! ¿Qué ocurre aquí?

Al chupar una de las gotas de agua que le había caído en los labios comprobó que el agua era muy salada .Pero no podía ser el agua salada del mar porque vivía muy lejos del mar. Pensó que se trataba de dos de sus amigas que eran muy bromistas. Volvió a mirar hacia arriba y vio una estrella fugaz. La siguió sonriendo con la mirada hasta que la perdió cerca de la luna.

Abuela Trini: ¡¡Vaya!! (Exclamó la abuela Trini)
Se quedo mirando a la luna fijamente y pudo comprobar que de sus dos ojos iba a caer una enorme lágrima, pero por suerte esta vez la abuela Trini pudo apartarse justo a tiempo y el agua de la lágrima de la luna cayó justo a su lado y entonces le dijo…

Abuela Trini: Hola Luna, ¿Qué te pasa? ¿Por qué lloras?

Luna: Hola, estoy un poco triste.

Abuela Trini: ¿Por qué estas triste? ¿Qué te pasa?

Luna: No tengo amigos…

Abuela Trini: Pero bueno no digas eso, tiene muchas amigas (las estrellas) ellas te acompañan siempre.

Luna: Ya, pero yo soy tan distinta a ellas. Las estrellas me quieren, pero yo soy muy distinta a ellas y estoy triste por no tener a alguien cerca que sea mas parecido a mí.

Abuela Trini: Te entiendo, a veces echamos de menos tener amigos así, mas parecidos a nosotros. Lo siento mucho Luna. Voy a pensar y si se me ocurre alguna solución a tu problema te lo diré.

Luna: ¡¡¡Gracias!! (Dijo entristecida)

Y otra lágrima volvió a caer.
La abuela Trini volvió a su casa y le contó lo que le había sucedido al abuelo Antonio, mientras su ropa se secaba cerca de la estufa.

Abuelo Antonio: ¡¡Vaya!! Sabía que la luna estaba triste, pero no sabía el motivo de por qué lo estaba. (Exclamó el abuelo Antonio).

El abuelo Antonio y la abuela Trini estuvieron un buen rato hablando del problema de la luna, pero no se les ocurría nada. Ese día se acostaron temprano, aunque el abuelo Antonio se quedó pensativo y muy preocupado. Pero al final decidió que lo mejor era dormir y descansar para poder pensar mejor por la mañana.
A la mañana siguiente un brillante y alegre sol iluminaba la casa de los abuelos.

Abuela Trini: ¡¡ Qué buen día hace!! Y mira que alegre y contento está el sol. (Dijo La abuela Trini mientras se asomaba por la ventana).

Abuelo Antonio: ¡¡Hola sol!! (Exclamó el abuelo Antonio).
Sol: ¡¡ Hola!! (Respondió el sol)

Abuelo Antonio: ¡¡ Qué contento estás!!

Sol: Sí, hoy me he levantado con muchísima energía y estoy radiante de alegría.
Los abuelos sonrieron al oír hablar al sol tan contento, pero luego recordaron los triste que estaba la luna y se pusieron tristes ellos también.

El sol preguntó:
Sol: ¿Qué pasa? ¿No os alegra esta claridad que os estoy dando?

Abuela Trini: Sí, no es por eso. Es que una amiga nuestra está un poco triste. (Dijo la abuela Trini)

Sol: ¿Quién? (Respondió extrañado el sol)

Abuelo Antonio: No la conoces, cuando tú te vas, ella aparece.

Sol: ¿De verdad?

Abuela Trini: Sí, además ella se parece mucho a ti, es redonda también. ¡Oye! ¿No te gustaría conocerla?

Sol: Pues claro que sí, me encantaría.

Abuela Trini: Hablaré con la luna cuando la vea y se lo diré.¡¡Se va a poner contenta!!

Los abuelos estaban deseosos de que llegara la noche para poder ver a la luna y poder hablar con ella. El sol bostezó por última vez y se fue a dormir. Pasó muy poco tiempo y apareció la luna, que seguía triste.

Abuelo Antonio: ¡Buenas noches Luna!

Luna: ¡¡ Hola!! (Dijo muy triste la luna).

Abuelo Antonio: Hemos encontrado un amigo para ti

Luna; ¿si? ¿De verdad? ¿Quién es?

Abuelo Antonio; No le conoces, se llama sol. Siempre aparece justo cuando tú te vas. Por eso no os conocéis.

Abuela Trini: Además aunque sois diferentes tenéis muchas cosas en común.

Luna: Pero… ¿cómo puedo conocer al sol?

Abuela Trini: Mañana Luna, intenta venir un poco antes, nosotros le diremos al sol que se vaya mas tarde y así os podréis encontrar.

Luna: Es un idea genial. Creo que merece la pena intentarlo.
Por primera vez en muchísimo tiempo la luna estaba ilusionada y contenta. Al día siguiente iba a conocer a un nuevo amigo.

Al día siguiente el sol apareció tan contento como solía aparecer. Saludó y preguntó a los abuelos.
Sol: ¿Qué tal? ¿Cómo estáis? ¿Habéis hablado con vuestra amiga?

Abuela Trini: Sí (contestó la abuela Trini) ella quiere conocerte también a ti, pero tendrás que irte mas tarde de lo que te sueles ir y la luna vendrá antes.

Sol: ¡De acuerdo¡

El día fue pasando y de repente apareció la luna estando el sol todavía. Se miraron los dos y se sonrieron. Empezaron a hablar y se hicieron muy amigos. Los abuelos estaban muy contentos porque les habían ayudado a conocerse. El sol y la luna se fueron haciendo más amigos y se quieren mucho. Aunque no pueden estar todo el tiempo junto, algunas veces podemos ver al sol y la Luna al mismo tiempo y si algún día veis que se acercan el uno al otro para cogerse las manos, será porque necesitan un poco más de cariño. Y ese día estarás viendo un eclipse.

Realizado por Laura Candil Luque.

En el cuento quiero enseñar a los niños que es un eclipse y como se forma. En término científico un eclipse es un hecho en el que la luz procedente de un cuerpo celeste es bloqueada por otro, normalmente llamado cuerpo eclipsante.

Para la realización de este cuento me he ayudado de alguna página de Internet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s