Una noche con los astros

Imagen

Edad recomendada: 5 años.

-Explicación científica: Es necesario que los niños aprendan la existencia de los planetas del sistema solar.

-Realizado por: Belén Ochoa Gallardo

-Categoría: Cuento

-Referencias: Wikipedia y apuntes de Didáctica del conocimiento del medio natural del grado en Educación Infantil de la Universidad Rey Juan Carlos.

“Una noche con los astros”

Un día, no hace mucho tiempo, se encontraba reunida como siempre la pandilla de Juan en el pequeño parque que se encontraba justo detrás de la escuela a la que acudían. Entre juego y juego, risa y risa, a Juan se le ocurrió preguntar qué querían ser de mayores sus amigos. Carla fue la primera en contestar ¡médica para curar a la gente enferma!;  Jorge quería ser futbolista; Susana ser profesora como su mamá y Pedro cocinero para hacer los postres más ricos del mundo. A continuación, todos le preguntaron ¿Juan tu qué quieres ser de mayor?, Juan para sorpresa de todos contestó ¡Yo quiero ser astrónomo!  ¿qué es un astrónomo? Juan contestó que es la persona que estudia los planetas, las estrellas y los satélites, me lo dijo mi padre ayer y me pareció muy divertido, lo tengo claro ¡yo voy a ser astrónomo!.

El padre de Juan escuchó esta conversación y propuso a los demás padres de la pandilla, llevar a los niños esa misma noche a ver las estrellas, a todos los padres les pareció una gran idea y a los niños les hizo muchísima ilusión.

Esa noche el padre de Juan llevó a los niños a un pueblecito fuera de la ciudad donde todo estaba rodeado de campo. Los niños estaban entusiasmados, el padre de Juan comenzó a sacar mantas del coche para sentarse, comida, agua…y de repente sacó lo que parecía un prismático enorme. Todos los niños:- ¿qué es eso?, ¿por qué hemos venido tan lejos?, ¿por qué hemos venido de noche?,  ¿por qué estamos en el campo? ¿qué vamos a hacer?…

 El padre de Juan contestó- ¡Chicos uno por uno! ¡Dejadme hablar! Y al momento empezó a explicar: – Chicos, hemos venido tan lejos para poder ver las estrellas porque en la ciudad no se pueden ver ya que hay mucha contaminación. Además, hemos venido de noche porque las estrellas y los planetas sólo se pueden ver de noche. Para ver las estrellas vamos a utilizar este instrumento, se llama telescopio, el telescopio hace que podamos ver lo que hay en el cielo como si estuviera mucho más cercano. Ahora chicos cada uno vais a mirar por el telescopio a ver que os parece…

Carla:-¡Ala pero si es rojo¡

Jorge:- ¡Si tiene agujeros¡

Padre:-Si chicos ese es el planeta Marte y mirar lo que pasa si giro un poquito el telescopio… Carla:-¡Es otro! ¡hay otro!

Juan:- ¡Es mucho más grande!

Padre: -Es Júpiter; voy a volver a girar otra vez el telescopio…

Los niños corrieron a mirar por él.

 Todos:- ¡Otro¡

Susana:-¡Mirar, mirar! ¡Este tiene un aro!

Pedro:-¡Qué chulo!

Padre:- Chicos no es un aro, se llaman anillos y rodean todo el planeta, es el único planeta que tiene anillos. Se llama Saturno.

Pedro:- ¿su turno? ¡No es su turno, es el mío!

Padre:- SATURNO chicos, SA-TUR-NO.

De repente Susana sin querer movió el telescopio y ¡tachán! ¡Otro planeta! ¡Lo he descubierto yo! ¡Este es mío!

Padre:- Chicos ese es el planeta Urano

Juan:-¡Pero es azul!

Carla:- ¡Qué bonito!

Padre:- Pues chicos ahora vamos a ver los planetas más cercanos al Sol, donde hace muchísimo calor y no podríamos vivir. Observar este otro planeta, este se llama Venus.

Todos miran y comienzan a discutir: ¡es gris! ¡es blanco! ¡que no que es gris!

Padre:- Lo que veis con ese color son nubes que rodean al planeta y ya vamos a ver el último planeta que se está haciendo tarde, este es el planeta Mercurio.

Pedro:- ¡Qué pequeño! ¡Es marrón¡

Carla:- ¡Me gustaba más el otro! ¿Puedo volver a verlo?

Padre:- No chicos que ya es muy tarde y tenemos que cenar, otro día volvemos y vemos de nuevo los planetas.

El padre de Juan guarda el telescopio y comienzan a cenar; les pregunta cuál es su planeta favorito.

Susana: ¡El mío! ¡El que he descubierto yo! ¡Voy a ser famosa!

Carla: El segundo pero no me acuerdo como se llama.

Juan:- Papá yo tampoco me acuerdo de cómo se llaman.

Padre:- El primero que hemos visto era Marte, el segundo Júpiter, el tercero Saturno, después Urano, el de Susana, posteriormente  Neptuno y los dos últimos, los más cercanos al Sol, eran Venus y Mercurio.

Juan rápidamente dijo: ¡Papá ya me los sé! Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, Venus y Mercurio.

Padre: -Muy bien Juan

A continuación, todos los repitieron menos Jorge que se levantó, se quedó pensativo y dijo: ¿y la Luna? ¿por qué no la hemos visto?

Padre: Porque la Luna no es un planeta, la luna es un satélite.

Jorge: ¿un sate qué?

Padre:-Un satélite, la Luna gira alrededor de nuestro planeta, la Tierra, y ambos giran alrededor de una estrella, el Sol.

 Susana:-¡Pero si el sol es super grande y las estrellas super chiquititas!

Padre: -Hay estrellas de todos los tamaños, como los planetas. Bueno chicos ya sois unos auténticos astrónomos, así que nos vamos a montar en el coche y otro día volvemos.

Juan:-¡No, un poquito más, por favor!

Jorge:- ¡Sí, más!

Padre: -Chicos es muy tarde y vuestros papás van a preocuparse por vosotros y no nos van a dejar volver.

A regañadientes se montaron en el coche y en cuestión de minutos, rendidos, se pusieron a soñar en ser grandes astrónomos; en descubrir nuevos planetas; conocer alienígenas; visitar Marte…

Y con nuestros niños soñando, el cuento se ha acabado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s