UNA VUELTA POR EL SISTEMA SOLAR

 

sistema solar3

 

 

 

 

 

Érase una vez un astronauta llamado Mateo, que tenía un cohete rojo, con el que le gustaba darse una vuelta por el Sistema Solar para visitar y saludar a cada uno de los Planetas.

 

Un buen día despego de “La Tierra” hacia el “Sol”, tocando el botón azul que hacía que su cohete fuera a la velocidad de luz.

 

Pronto llego al “Sol” y Mateo le pregunto dónde estaba su sombrero.

 

El “Sol” le respondió .- ¡Mi sombrero se quemó, pues últimamente estoy muy activo y luzco más fuerte que nunca!.

 

Mateo sin dudarlo le ofreció un bombín que llevaba en el cohete y el “Sol” quedo encantado con el regalo.

 

Pulsando el botón azul, ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

Pronto llego al siguiente Planeta, “Mercurio”.

 

Mateo vio que “Mercurio” estaba muy sofocado y le preguntó.- ¿Porque estas tan sofocado “Mercurio”.

 

“Mercurio” respondió.- ¡Estoy tan cerca del “Sol” que tengo unos calores que no me quito de encima!

 

Mateo le ofreció un abanico de su mama que llevaba en el cohete.

 

“Mercurio” se abanicó y en seguida dejo de tener calor.

 

Mateo pulso el botón azul, ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

llegó al siguiente Planeta, “Venus”.

 

“Venus” era un Planeta coqueta que le gustaba mucho pintarse, pero se le habían terminado sus pinturas.

 

Mateo al verla triste, le dijo .- ¡No te preocupes “Venus” yo te regalo las pinturas con las que dibujo con mi papa!

 

“Venus” tan pronto tuvo las pinturas empezó a ponerse guapa.

 

Como Mateo había estado tan cerca del “Sol” quería tomarse algo fresquito, por lo que puso rumbo a “La Tierra” para tomar algo en su casa.

 

Pulso el botón azul, ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

Y ya estaba en casa “La Tierra”.

 

Pero antes de aterrizar en casa dio una vuelta a su órbita, para observar lo bonita que era con sus océanos azules, verdes campos, desiertos perla, montañas blancas y esos preciosos Polo Sur y Polo Norte, así como también aprovecho para saludar a su divertido satélite “La Luna “.

 

Tras tomar un refresco Mateo se montó en su cohete rojo, pulso el botón azul y despego hacia el siguiente Planeta,  ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

imagenesdelespacioparaimprimir1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

el planeta rojo “Marte”.

 

Cuando llego Mateo le pregunto.- ¿Porque estas tan colorado “Marte”?.

 

Y “Marte” le contesto.- ¡Porque estoy muy enfadado!, ¡Quiero ser como “La Tierra”, pero lo único que tengo igual son mis polos helados!.

 

Mateo le dijo.- ¡Desenfádate que te voy a regalar este arbolito y esta maceta con flores que llevo en el cohete y así comenzaras a parecerte un poquito a “La Tierra”!.

 

A “Marte” se le cambio la cara y en ella apareció una sonrisa.

 

Pulsando el botón azul, ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

puso Mateo rumbo al siguiente Planeta, pero de repente tuvo que frenar el cohete.

 

Mateo exclamo.- ¿Que planeta es este, “El Planeta Misterioso”?

 

Mateo había encontrado un planeta enano que nunca había visto antes y no tardo en preguntarle cómo se llamaba.

 

El planeta enano le contesto.- ¡Hola soy “Ceres”, nadie sabe que existo, porque como los astrónomos no me ven con sus telescopios, al ser tan pequeñito!

 

Mateo sonrió.- ¡No te preocupes, yo tengo la solución!, ¡Te pondremos esta gran bandera y ya nunca volverás a pasar desapercibido!.

 

Mateo volvió a pulsar el botón azul, ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

Llegando al Planeta más grande del Sistema Solar, “Júpiter”.

 

Quedo impresionado por el gran ojo de “Júpiter” y sin vergüenza le pregunto.- ¿Porque tienes ese gran ojo?

 

“Júpiter” le contesto.- ¡Es para vigilar a todos los planetas, así que si veo uno que se porta mal, cojo un asteroide y se lo tiro como un meteorito!

 

Mateo sacudió la cabeza y le dijo.- ¡Muy mal, tienes que tener más paciencia, porque los planetas son jóvenes y revoltosos!, ¡Sino mira la pobre “Luna” la tienes hecha un colador!

 

¡Tienes razón intentare tener un poco más de paciencia! – contesto “Júpiter”.

 

Pulso el botón azul, ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

Llegando al Planeta más divertido del Sistema Solar, “Saturno”.

 

Era un planeta divertidísimo siempre jugando con sus anillos y sus lunas.

 

¡Hola “Saturno” me podías regalar algún anillo para jugar con mis amigos en el colegio! – dijo Mateo.

 

A lo que “Saturno” le respondió – ¡Por supuesto, toma estos anillos y disfrútalos!

 

Mateo volvió a pulsar el botón azul, ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

Llegando a un Planeta azul precioso, pero aburrido, “Urano”.

 

Mateo le pregunto.- ¿Porque estas aburrido?

 

¡Cómo no voy a estarlo si “Saturno” no hace más que divertirse y yo no tengo nada que hacer! .- refunfuño “Urano”.

 

Pero Mateo tenía una idea.- ¡Toma estos anillos que me regalo “Saturno” y empieza a disfrutar con tus lunas!

 

“Urano” es ahora uno de los más divertidos planetas del Sistema Solar.

 

Mateo apurado de tiempo, volvió a pulsar el botón azul, ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

Llegando al último Planeta del Sistema Solar, “Neptuno”.

 

“Neptuno” al ser el último planeta estaba vigilando a los planetas enanos y había forzado tanto la vista, que la tenía cansada.

 

Mateo al verlo con los ojos entreabiertos, le dijo – ¡No fuerces más la vista, te dejo los prismáticos de mi papa y mi catalejo!

 

¡Perfecto! – exclamo “Neptuno” .- ¡Ahora veo perfectamente a esos pequeños planetas “Plutón”, “Haumea”, “Make Make” y “Eris”!

 

Mateo miro la hora y rápidamente puso rumbo a “La Tierra”

 

Pulsó el botón azul, ¡Psssssssssssssssssssss…!

 

aterrizando en el patio de su casa.

 

Estaba tan cansado que decidió acostarse y al día siguiente contar sus andanzas a sus padres.

 

Colorín,  colorado, este cuento… ¡Se ha acabado!

 

Marta Ayuso

Edad: de 3 a 6 años.

 

Explicación científica: en el cuento el protagonista viaja por los diferentes planetas del sistema solar y mediante la interactuación con ellos nos explica las principales características que tiene cada uno de ellos. También nombra pequeños planetas que aunque pertenecen al sistema solar, por ser plantas enanos no entran en la lista de los que los niños se aprenden habitualmente.

 

Referencias: www.cuentosparamateo.com

Ha sido copiado literalmente porque cuando lo encontré lo leí y me gusto mucho el resultado. Estaba buscando cuentos para inspirarme y hacer uno muy parecido en el que la protagonista

4 thoughts on “UNA VUELTA POR EL SISTEMA SOLAR

  1. Gracias por compartir el cuento de este viaje por el Sistema Solar de Mateo. Es increíble como con un simple cuento pueden aprender tanto. Mateo con dos añitos se los sabía de memoria.

    Podéis seguir las andanzas del pequeño Mateo. En la web o en Facebook (Las fotos de astronauta no tienen desperdicio, no OS las perdáis).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s