Pelegrina

La salida realizada al “Barranco del Río Dulce” organizada por la asignatura de “Didáctica del Conocimiento Natural”, ha supuesto para mí una experiencia realmente gratificante. No sólo por los conocimientos adquiridos, también por la mayor conexión que se ha producido entre los miembros de la excursión y por las emociones tan agradables que me ha producido el simple contacto con la naturaleza.

El comienzo de la salida fue de una primera toma de contacto con los asistentes: personal docente, alumnos de otros campus y guías que nos brindaron sus conocimientos durante todo el recorrido. Esta socialización me hizo conectar especialmente con compañeros de mi propia clase con los que no había tenido mucha relación, tener un conocimiento más cercano de la profesora de la asignatura en un ámbito diferente al aula, conocer gente y compartir con todo el grupo experiencias. Uno de los momentos de mayor “unión” del grupo, fue el de la comida, ya que todos compartimos con todos los alimentos que llevamos y se creó un clima muy agradable.

En cuanto a los guías, aunque uno fue el principal, contábamos con la presencia de otros dos más. Tocaron todos los campos: geología, orografía, ganadería, agricultura, problemas ambientales, botánica…y hasta historia. Fue un placer poder contar con ellos, no sólo por que compartieran sus conocimientos con nosotros y contestaran a todas nuestras preguntas, sino por la cercanía y la sencillez con la que lo hacían.

El entorno natural, en mi opinión, fue precioso y muy variado. Pasamos de un entorno urbano (Sigüenza), a una paramera, bosque bajo, bosque alto, el propio Río Dulce, el pueblo de Pelegrina para terminar en lo más alto con unas vistas espectaculares. Y cada uno de estos entornos con sus peculiaridades geológicas, de fauna y de flora que se nos explicaban con todo tipo de detalles.

Pudimos ver cabras, buitres y otras aves, y hasta la zona en la que Félix Rodríguez de la fuente rodó sus documentales (con la consiguiente tertulia acerca de todos los entresijos, pros y contras de las grabaciones de los mismos).

Como conclusión, decir que me parece una muy buena idea el hacer este tipo de salidas, porque en un solo día se pueden aprender más cosas que en una semana de clase, ya que aprendes mediante la experimentación, la exposición directa: te lo cuentan, lo tocas, lo ves, lo hueles… Deberían plantearse más actividades de este tipo, ya que se rompe un poco la dinámica de la típica clase magistral y se hace más divertido el aprendizaje.

La parte negativa fue la poca participación. Me parece un poco triste que no se valoren iniciativas de este tipo por parte de los profesores. Estamos acostumbrados a clases cerradas, cuadriculadas, nos quejamos….pero cuando hay profesores que se molestan en organizar cosas diferentes e interesantes para nosotros, la respuesta es una asistencia de tres personas en una clase de unas cuarenta. Es por ello que valoro de forma muy positiva las ganas de seguir organizando actividades así por los profesores.

Ana I. Jiménez Torres

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s