Magnetita una piedra muy atrayente

Edad

4-5, 5-6.

Resumen

Magnetita es una piedra que vive en Magnesia, un pueblo donde hace mucho calor. Un día, se le cayó un diente y fue a contárselo a su amigo Imancito que vivía en otro pueblo, el de “Los Metales”, allí se dio cuenta de que se le acercaban todo tipo de materiales y no se podía separar de ellos. Le explicaron que al ser una piedra magnética, atrae a todo tipo de metales ferrosos y que tiene dos polos, norte y sur. Después de esta gran aventura todos van a Magnesia y celebran con sus familiares y amigos la fiesta de la primavera.

Palabras clave

Magnetización, polos, atraer, repeler, transmisión de magnetismo y metales ferrosos.

Explicación científica

La base científica del cuento es la explicación del magnetismo y la polarización. El magnetismo es un fenómeno físico por el cual los objetos ferrosos ejercen fuerzas de atracción y repulsión sobre otros materiales. Los materiales ferrosos que presentan propiedades magnéticas fácilmente detectables, son el hierro, cobalto y níquel.

La palabra magnetismo proviene de la piedra magnetita que es un potente y único imán natural, tiene la propiedad de atraer todas las sustancias magnéticas. Su característica de atraer trozos de hierro es natural. Está compuesta por óxido de hierro. Las sustancias magnéticas son aquellas que son atraídas por la magnetita.

Un imán es un objeto magnético que tiene la propiedad de atraer objetos de hierro y/o metales. Éstos, pueden ser naturales o artificiales. El más común de los imanes naturales es la magnetita. También pueden ser permanentes o temporales, según el material con el que se fabriquen y según la intensidad de campo magnético al que le sometan.

Cuando a un material ferromagnético se le somete a un campo magnético, éste, se magnetiza: se consigue un imán artificial. Este fenómeno se conoce como imantación. Una vez se aleja el imán del material magnético y según la intensidad de campo magnético aplicada, éste, puede quedarse imantado permanentemente o mantener sus propiedades magnéticas durante un periodo determinado de tiempo (imán temporal).

El ferromagnetismo está presente en el cobalto, el hierro puro, en el níquel y en todas las aleaciones de estos tres materiales.

Cualquier imán presenta dos zonas donde las acciones se manifiestan con mayor fuerza. Estas zonas están situadas en los extremos del imán y son los denominados polos magnéticos: Norte y Sur. Una de las propiedades fundamentales de la interacción entre imanes es que los polos iguales se repelen (N-N; S-S), mientras que los  polos opuestos se atraen (N-S; S-N).

Otra característica de los imanes es que los polos no se pueden separar. Si un imán se rompe en dos partes no se obtienen un polo norte y un polo sur sino que se obtienen dos imanes, cada uno de ellos con un polo norte y un polo sur.

Por último, destacar que cada imán tiene una temperatura Curie o temperatura en la que el calor destruye la polarización del material, haciendo que pierda sus propiedades magnéticas. Estos imanes antiguos, pueden ser remagnetizados de la misma forma que las aleaciones son magnetizados por primera vez. Las temperaturas inferiores a la temperatura Curie pueden debilitar un imán, pero el magnetismo generalmente volverá a plena potencia cuando se devuelva a temperaturas normales.

Autores

Ainhoa Baltasar Muñoz; Lorena Gamarra Bravo; María Juárez Ulzurrun.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s