Cuento: ”La ranita Manolita”.

1.  TÍTULO:

”La ranita Manolita”

2.  CUENTO:

Había una vez, hace mucho tiempo, en una selva muy lejana, un huevito muy pequeñito en la orilla de un río.

Llego un día en el que el huevito empezó a moverse muy fuerte, muy fuerte, hasta que consiguió abrirse. De este pequeño huevito nació una larva que fue creciendo y poco a poco se convirtió en un renacuajo llamado Manolita, nuestra gran amiga de esta historia.

Manolita empezó a mirar a su alrededor y se dio cuenta de que se encontraba sola en esa gran selva y que había perdido a su mamá. Manolita se puso muy triste y empezó a llorar mucho.

En ese momento, apareció en caracol Miguelón que la había oído llorar y la preguntó:

  • Miguelón: ¿Por qué lloras pequeña?
  • Manolita: He perdido a mi mamá y estoy sola en la selva. No sé qué hacer ni dónde ir.
  • Miguelón: ¿Y por qué no vas a buscarla? Yo puedo ayudarte e indicarte el camino hacia el río de las ranas.

Al escuchar esto, Manolita dejó de llorar y le pidió al caracol Miguelón que le indicara el camino para encontrar a su mamá.

  • Manolita: Sí, por favor, necesito su ayuda. Dime cual es el camino.
  • Miguelón: Está bien pequeña. Debes nadar río abajo hasta que encuentres el árbol más alto. Detrás de ese árbol estará el río de las ranas. Ahí podrás encontrar a tu mamá.
  • Manolita: Pero yo no sé nadar, no he nadado nunca.
  • Miguelón: Sí que sabes, confía en ti y nada hasta encontrar a tu mamá. Ten mucho cuidado.

Manolita agradeció mucho su ayuda al caracol Miguelón. Aunque estaba un poco asustada, Manolita se tiró al agua. Al principio tuvo miedo, pero luego empezó a nadar fuerte y rápido.

Estuvo nadando días y días, hasta que por fin encontró el árbol. Fue arrastrándose hasta el árbol y consiguió llegar al río. Allí encontró un lugar precioso, lleno de árboles, comida y un gran río con ranas.

Al llegar allí, comenzó a gritar buscando a su madre.

  • Manolita: Mamá, mamá, ¿dónde estás? Soy Manolita.

La madre de Manolita la escuchó y fue corriendo a buscarla. Manolita había encontrado a su mamá. Las dos se pusieron muy contentas y se abrazaron.

Manolita tenía que preguntarle algo a su madre:

  • Manolita: Mamá, ¿por qué me abandonaste?

La madre respondió:

  • Madre Manolita: No te abandoné hija, tenías que crecer y hacerte rana como yo.
  • Manolita: ¿Hacerme rana? No lo entiendo.
  • Madre Manolita: En unos días lo entenderás.

Después de unos días, Manolita empezó a sentirse rara, y empezó a crecer mucho hasta que se convirtió en una gran rana preciosa de color verde. Manolita se puso muy contenta al igual que su madre y todos sus amigos. Además de encontrar a su mamá, Manolita se había convertido en una rana como todas las demás.

Al cabo del tiempo, Manolita se enamoró y tuvo mucho hijitos, que siguieron el mismo proceso que ella llamado “metamorfosis”. Primero fueron huevitos y larvas, luego renacuajos y finalmente ranas.

Y todas las ranas vivieron felices en el río de las ranas.

 

FIN

  1. PALABRAS CLAVE:
  • Huevo
  • Río
  • Renacuajo
  • Caracol
  • Mamá
  • Perdida
  • Ranas
  • Nadar
  • Crecer
  • Metamorfosis
  • Larva

3. EDAD:

4 – 5 años

4. EXPLICACIÓN CIENTÍFICA:

Con este cuento, pretendemos enseñar a los niños el proceso de metamorfosis por el que pasan las ranas. Consiste en que primeramente son un pequeño huevo, pasan a ser larva, van creciendo y se convierten en renacuajo y finalmente llegan a ser rana.

VB

5. AUTORES:

Andrea Escudero González, Andrea Sánchez Lafuente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s