Gota a gota

 

Resumen:

Al poner un hielo coloreado en un vaso de aceite, vamos a observar que cuando se derrite el hielo forma gotas de agua que se precipitan al fondo.

Edad:

Este experimento va dirigido a niños a partir de 3 años.

Temporalización:

–          Tiempo de preparación previa: La noche anterior al día del experimento para que el hielo se haga completamente.

–          Tiempo de desarrollo: El tiempo de desarrollo será aproximadamente 10 minutos.

Riesgo (0 a 3)

0 

Recursos y presupuesto orientativo:

–          Materiales:

  • Vaso de plástico transparente (0,18€ la unidad).
  • Aceite de girasol (1,30€ la botella).
  • Cubitera (1€)
  • Tapón de corcho (reciclado de casa).
  • Colorante alimenticio (1,60€).

–          No materiales:

  • Agua.
  • Personal docente.

Objetivos didácticos:

–          Trabajar con los alumnos los cambios de estado del agua como la solidificación y la fusión.

–          Trabajar con los alumnos la flotabilidad y la densidad de los líquidos.

Desarrollo:

–          Preparación: Llenar la cubitera de agua y añadir en cada uno de los cubitos una gota de colorante alimenticio del color que se prefiera y un trozo de corcho, meter la cubitera al congelador y esperar hasta el día siguiente para que los cubitos de hielo estén bien formados.

–          Procedimiento: Colocar el vaso de plástico encima de la mesa y llenar con aceite tres tercios del vaso. A continuación daremos un cubito de hielo a cada uno de los niños, observaremos que cambio ha sufrido el agua y a continuación les diremos que lo coloquen dentro del vaso y vean como flota. Finalmente esperamos para ver cómo, a medida que se derrite el hielo, el agua tintada desciende hasta el fondo del vaso en forma de gotas.

Explicación científica:

En primer lugar el agua puede cambiar de estado, es decir, al sufrir una disminución de la temperatura se solidifica (proceso de solidificación) y al sufrir un aumento del calor se derrite (proceso de fusión). Por otro lado el agua y el aceite no tienen la misma densidad. El agua es más densa que el aceite por lo tanto al derretirse se precipita hacia el fondo del vaso en forma de bolas, haciendo que el aceite siempre quede por encima. Gracias al corcho conseguimos que el cubito del hielo flote sobre el aceite, ya que debido a que es de origen vegetal está compuesto por millones de células muertas entre las cuales se encuentra un gas parecido al aire, lo que hace que flote casi en cualquier líquido haciendo que el cubito de hielo no se hunda hasta el fondo del vaso.

Conclusión:

Se trata de un experimento muy visual y motivador para los niños ya que a través de él se pueden trabajar los diferentes cambios de estado del agua fácilmente, además de conceptos como la densidad y la flotabilidad.

Nombre y apellidos del alumno: Alba Ruiz.

Referencias

–          http://www.youtube.com/watch?v=lqHK_d8crkE

–          http://fq-experimentos.blogspot.com.es/2009/11/deshielo-verde.html

–          http://www.raffercor.com/doc/es-el_corcho.pdf

–          Temario de la asignatura Didáctica del Conocimiento del Medio Natural, 3º Educación Infantil, Universidad Rey Juan Carlos (Móstoles).

Advertisements

Pintamos sal.

Imagen:

2

Resumen: Juego muy sencillo y divertido que todos hemos hecho de niños, consiste en dar color a la sal y con ella hacer o bien dibujos o rellenar tarritos.

Edad: a partir, de los 2/3 años, es un buen ejercicio para desarrollar la motricidad fina.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 2/5 minutos, lo que tardemos en repartir a los niños una hoja de periódico unos puñaditos de sal y tizas de colores.

– Tiempo de desarrollo: eso variará según la edad y la destreza de los niños además de la finalidad con la que se realice esta actividad.

Riesgo: 1 ó 2 dependiendo de la edad, el riesgo es que se puedan comer la tiza.

Recursos y presupuesto:

–        Sal: 1€

–        Tizas de colores: 1€

–        Un periódico.

–        Dependiendo de la finalidad o tarros reciclados de mermelada o similar o folios en blanco y pegamento para hacer los dibujos.

Presupuesto total: 2€

Objetivos didácticos:

Desarrollar la motricidad fina.

Ver como la sal se tiñe al frotar la tiza por encima.

Desarrollo:

– Preparación: Se repartirá a cada niño una hoja de periódico y a cada niño o grupo de niños dependerá de la distribución de la clase y del método de trabajo un recipiente con sal y una caja de tizas de colores.

– Procedimiento: Los niños elegirán un color y echarán en el papel la cantidad de sal que quieran colorear de ese color, haciendo un montón colocarán la tiza encima del montoncito de sal en posición horizontal y la frotarán de arriba a abajo hasta haber conseguido el color que quisieran.

Una vez teñida la sal cada niño la usará para lo que tenía pensado, si su intención era rellenar un botecito la echará dentro con ayuda de un embudo, en caso de ser muy pequeños los niños para este paso se les ayudará, si el niño quiere realizar un dibujo en un folio pondrá pegamento en la parte donde quiere poner ese color y posteriormente esparcirá la sal necesaria hasta cubrir ese área, el método es el mismo que cuando se colorea con purpurina.

Inés Alonso León.

Llena un vaso sin inclinar nada

Imagen:

sifon

Resumen: Llenamos un vaso por medio del trasvase.

Edad: 4/6 años.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 15 minutos.

– Tiempo de desarrollo: 5 minutos.

Riesgo: 0, lo más que puede pasar es que se mojen.

Recursos y presupuesto:

– Dos vasos.

– Un tarro con tapa.

– Dos pajitas.

– Un poquito de plastilina.

Presupuesto total: 1€

Objetivos didácticos:

Entender los procesos de trasvase y de presión.

Desarrollo:

-Preparación: En la tapa hacemos dos agujeros, que queden lo más ajustados posible al diámetro de la pajita. Introducimos las pajitas en sus respectivos agujeros, una que sobresalga por la cara interna de la tapa uno centímetro escaso y la otra 4 o 5. Pondremos plastilina alrededor para minimizar la filtración del agua por los laterales del orificio.

-Procedimiento: Vertemos agua en el tarro y en uno de los vasos.

Cerramos el tarro y taponamos las pajitas. Colocamos la pajita que más sobresale dentro del tarro dentro del vaso con agua y la otra encima del vaso vacío.

Destaponamos las pajitas, al destaponar el vaso vacío empezará a llenarse y el lleno a vaciarse mientras que en el tarro seguirá habiendo la misma cantidad de agua.

Explicación científica: Este fenómeno se debe al principio del vacío, no puede haber un espacio vacío (en el tarro) si hay otro elemento que reemplace al que se está evacuando, es decir, el agua que sale por la pajita es sustituida por el agua que sube por la otra por medio de la presión.

Conclusión: Es un experimento sencillo y cómodo de hacer, para que los niños lo vean de forma más clara siempre podemos teñir con colorante de diferentes colores el agua de cada recipiente. Pero es una forma de que los niños vean el mecanismo de un sifón mientras se divierten, además podemos hacer que el vaso lleno este más bajo que el vacio de forma que también les enseñamos que no siempre hay que inclinar el vaso para llenar algo o que el recipiente que llene tenga que estar más arriba que el que se llene.

Referencias: “La serpiente de agua y otros experimentos asombrosos”, autor: David Blanco Laserna. Editorial: nivola.

Inés Alonso León.

Hacemos fotos sin cámara.

Imagen:

1

Resumen: Creamos nuestra propia cámara de fotos.

Edad: 5/6 años.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: Depende si cada niño hace la suya o se hace una para toda la clase, en tiempo de adulto en 20 minutos está hecho.

– Tiempo de desarrollo: Lo que tarden los niños en mirar.

Riesgo: 0

Recursos y presupuesto:

– 1 caja de zapatos.

– 1 cuadrado de papel de calco o vegetal de 10 cm. 0’20€ el folio.

– Tijeras. 1’5€

– Compás o punzón. 3€

– Cinta adhesiva. 0’50€ el rollo

Presupuesto total: 5’20€

Objetivos didácticos:

Explicar el funcionamiento de una cámara de fotos y de nuestro propio ojo.

Desarrollo:

– Preparación: Se quita la tapa de la caja y se corta en dos partes desiguales.

En el fondo de la parte más pequeña se hace un agujero cuadrado en el centro y se cubre con el papel de calco. En el fondo de la parte grande haz un agujerito con la punta del compás justo en el centro.

Se mete la parte pequeña en la grande, con el papel de calco hacia el agujero. Se pone la tapa.

– Procedimiento: En un lugar iluminado dirigimos el agujero hacia algún objeto, miramos el papel de calco y…. ¡sorpresa! vemos el objeto reflejado en el papel de calco pero al revés.

Explicación científica: El objeto recibe la luz y refleja una parte de ella en todas direcciones. Parte de la luz reflejada se dirige hacia el agujero de la caña. Como el agujero de la caja es muy pequeño, los rayos de luz se cruzan al atravesarlo, como sucede en nuestro ojo. Al cruzarse los rayos de luz, en el papel de calo se reproduce la imagen invertida del objeto.

Sin título

Conclusión: De esta forma sencilla y rápida podemos explicarle a los niños como funciona nuestro ojo, y que en la retina al igual que en el papel de calco la imagen se proyecta invertida.

Referencias: “Los misterios de la vista” de la colección “experimentos, experimentos fáciles y divertidos” de sm.

Inés Alonso León.

El vaso mágico.

Imagen:

 vaso magico

v\:* {behavior:url(#default#VML);}
o\:* {behavior:url(#default#VML);}
w\:* {behavior:url(#default#VML);}
.shape {behavior:url(#default#VML);}

Resumen: Vamos llenando un vaso con líquidos de distintas densidades de forma que se va quedando por capas claramente diferenciadas.

Edad: Cualquier edad, dependiendo de la edad su participación será mayor o menor, desde la mera expectación hasta añadir ellos los diferentes ingredientes.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 5 minutos.

– Tiempo de desarrollo: 5/10 minutos.

Riesgo: 1, alguno de los ingredientes que se usan son tóxicos pero en ningún momento se quedan solos por lo que no debería de haber ningún problema.

Recursos y presupuesto:

–        Miel: 0’80€

–        Jabón de lavaplatos: 0’90€

–        Agua del grifo.

–        Aceite: 1€

–        Alcohol de heridas: 1€

–        Colorante alimentario: 1’80€

–        Un vaso, preferiblemente de tubo: lo llevamos de casa.

Presupuesto total: 5’50€

Objetivos didácticos:

Ver las diferentes densidades de los líquidos y que pasa cuando se juntan.

Saber distinguir que líquido tiene mayor densidad solo por la posición que ocupa en el vaso.

Desarrollo:

– Preparación: Colocar el vaso de tubo en un lugar con buena visibilidad para que los niños puedan ver bien el experimento. Colocar los ingredientes cerca.

– Procedimiento: Iremos echando en el vaso dos dedos de cada ingrediente de mayor a menos densidad y esperando un minuto para dejar que se asiente el elemento anterior, además al echarlo lo haremos suavemente para evitar que se mezclen. Una vez echados todos los elementos añadimos un par de gotas de colorante a la última capa (el alcohol), es un paso meramente estético y para ayudar a los niños a diferenciar las distintas capas, ya que si no habría dos transparentes.

Explicación científica: Las distintas densidades hacen que los distintos elementos no se junten formando una mezcla homogénea si no que se quedan colocados en estratos claramente diferenciados.

Conclusión:

Referencias: “Experimentos para entender el mundo” Autor: Javier Fernández Panadero.

Inés Alonso León.

Una botella con tres agujeros

presion

Resumen:

Explicación de la presión del agua a diferentes profundidades y su relación con las presas y embalses.

Edad: 3-4 años

Temporalización: 16 minutos (8 minutos de  preparación y  8 minutos desarrollo)

Riesgo: 2, ya que se van a utilizar tijeras muy cortantes o cuchillos, y los niños no los podrán manejar por sí solos. Por lo cual es necesario que esta primera parte la realice el profesor del aula. Lo demás podrá ser realizado por los alumnos y alumnas.

 Recursos:

Botella de agua (0.30 cent)

Agua (se encuentra en el centro escolar)

Tijeras.

Cuchillo.

Objetivos didácticos:

Conocer la presión a la que puede salir el agua dependiendo de la profundidad.

 

Desarrollo:

Preparación:

Comenzaremos el experimento haciéndoles algunas preguntas como si han ido alguna vez a alguna presa  o embalse, han visto la salida del agua y que saben sobre la presión, o que es.

Desarrollo:

En primer lugar cogeremos las botellas que utilizaremos para este experimento, les haremos los agujeros a tres diferentes alturas y taparemos los agujeros con cinta aislante.

Tras tapas los agujeros con la cinta aislante, comenzaremos a llenar la botella de agua hasta arriba sin ponerla el tapón. Después de haberla llenado, con ayuda, quitaremos la cinta aislante de los agujeros y observaremos como se produce la salida del agua por estos.

Se puede observar que sale con mayor velocidad y presión en los agujeros que están más debajo de la botella.

Explicación científica:

Como ya sabemos, según un principio hidrostático, la presión del agua depende de la profundidad. Cuanta más profundidad, mayor presión y velocidad.

Por esta razón entendemos  que el agua de la botella haya salido con mayor presión en por el último agujero. Y con menor presión por el agujero de más arriba.

Esto lo relacionamos con las presas y los embalses, los cuales tienen una estructura más gruesa en las partes inferiores que en las superiores.

Conclusión:

Se trata de un experimento que puede anteceder a una visita a un embalse o presa y que así los niños entiendan el porqué de esa fuerza del agua en unas zonas más que en otras.

Es importante inculcarles las cosas desde el aula y comprobándolo por ellos mismos que solo observándolo y viéndolo desde fuera.

Los niños como ya sabemos, aprenden de forma más fácil experimentando por ellos mismos.

 

Laura Carrasco De Celis.

3º Educación Infantil. Mañana

 

¡¡REPASAMOS CON EL ORDENADOR!!

Edad: A partir 4 años

Objetivos didácticos:

Aprender de forma lúdica.

Fomentar el uso de las TIC en el aula.

A través de este juego los niños podrán ir fijando y repasando contenidos aprendidos en esta materia.

En el primer juego, podrán aprender de qué se alimentan diversos seres vivos, muchos de los cuales viven a nuestro alrededor.

Aquí dejo una imagen de este juego:

monos

En el segundo juego, los niños podrán repasar las partes de su cuerpo también de forma lúdica y entretenida y además de forma grupal, favoreciendo la cooperación.

Imagen:

Sin título

Link de la página oficial: http://www.cyberkidzjuegos.com/

Laura Carrasco De Celis.

3º Infantil. Mañana