¡EL BARQUITO QUE SE MUEVE SIN MOTOR!

Resumen:

Si quieres ver como se mueve un barquito de papel sin necesidad de motor sigue leyendo.

Edad:

A partir de 4 años.

Temporalización:

  • Preparación: 10 minutos
  • Desarrollo: 5 minutos

Peligro o toxicidad:

1, ya que se pueden pinchar con la aguja.

 Materiales:

Papel de aluminio, imán, aguja, bol y agua.

Presupuesto:

  • Papel de aluminio 1€
  • Imán 0,5€
  • Agua 0€, la cogemos del grifo
  • Bol 0€, lo pedimos a los cocineros

Objetivo didáctico:

Conocer que es el magnetismo a través del juego.

Desarrollo:

Frotamos el imán, siempre en la misma dirección, contra la aguja alrededor de dos minutos sin interrupción. Debemos tener cuidado de que no se nos caiga la aguja, ya que deberíamos empezar desde el principio.

Con el papel de aluminio hacemos un barquito e introducimos la aguja. Este barquito lo metemos dentro del bol, que previamente lo habremos llenado de agua.

Si ahora cogemos el imán, lo acercamos al barco y empezamos a moverlo; el barco comenzara a perseguir al imán

Explicación científica:

Al ser la aguja de hierro se puede imantar, ya que está formada por muchos imanes en su interior aunque cada uno sigue direcciones diferentes. Al frotarla con el imán conseguimos que esos imanes se alineen señalando todos hacia la misma dirección. Por lo que el barco y el imán están imantados por el mismo polo.

Referencias:

Serie el mundo de Beakman, también se puede encontrar este experimento en la siguiente dirección https://www.youtube.com/watch?v=cFots_wnThM

Autor:

María Sánchez Arroyo

LA PELOTA QUE NO SE FÍA

 

Resumen:

¿Qué hará una pelota de ping pong en un vaso de agua medio lleno y lleno del todo? Si quieres averiguarlo mira más abajo.

Edad:

A partir de 3 años

Temporalización:

  • Preparación: 2 minutos.
  • Desarrollo: 5 minutos

Peligro o toxicidad:

0-1, habría que tener cuidado si se usa un vaso de cristal.

 Recursos:

Pelota de ping pong, agua, vaso.

Presupuesto:

Pelota: 0,20€

Vaso: 0€, lo pediremos al comedor.

Agua: 0€, la cogeremos del grifo.

Objetivos didácticos:

  • Observar que ocurre cuando el vaso no está completamente lleno y cuando si lo está.
  • Entender porque se obtiene un resultado u otro.

Desarrollo:

Llenamos el vaso de agua casi hasta arriba y metemos la pelota dentro. Vemos que la pelota de ping pong se va hacia los lados.

Más tarde llenamos ese mismo vaso justo en el límite para que rebose y preguntamos a los alumnos que creen que va a pasar. Luego metemos la pelota y la empujamos hacia el borde. Cuál será la sorpresa de nuestros alumnos cuando vean que la pelota en lugar de acercarse al borde, como lo hacía anteriormente, se aleje para no caerse.

Explicación científica:

Todo es debido a la tensión superficial. Esta tira de la pelota de ping pong en todas direcciones. Por lo que dependiendo del agua que haya en el vaso la pelota se comportara de una forma o de otra.

En el primer caso la tensión superficial es más fuerte junto a la pared del vaso por lo que la pelota se pega a este. Mientras que el segundo la tensión superficial del agua es menor  cuanto más se acerca al borde.

Referencias:

http://www.youtube.com/watch?v=BZ0kKrBw-ik

Autor:

María Sánchez Arroyo

¡Lo inflo sin soplar!

Resumen: Inflamos un globo en el microondas.

Edad: a partir de 3 años.

Temporalización

Tiempo de preparación: 5 minutos.

Tiempo de desarrollo: mínimo 5 minutos, a partir de ahí se puede alargar cuanto se quiera.

Riesgo: 1, ya que los niños pueden manejar todos los materiales pero es conveniente la supervisión de un adulto.

Recursos y presupuesto

–  Un globo (menos de 60 céntimos)

–  Agua (del grifo)

–  Microondas (del comedor escolar)

Objetivos didácticos

–  Acercar a los niños a la ciencia de una manera original, sencilla, artística y llamativa.

–  Permitir la participación científica de los niños en primera persona.

–  Sorprender y crear interés y curiosidad en los niños para fomentar desde edades tempranas el interés por el mundo de la ciencia.

Preparación

Colocamos el material necesario a la vista de todos los niños.

Procedimiento

  1. Cogemos un globo y le echamos un poco de agua en el grifo.
  2. Hacemos un nudo y cerramos el globo.
  3. Ponemos el microondas a máxima potencia.
  4. Introducimos el globo y programamos el microondas un minuto.
  5. Observamos lo que pasa (el globo se infla).

Cuanto más pequeños sean los niños con los que realicemos el experimento más debemos jugar con el factor sorpresa, su curiosidad y lo asombroso del experimento.

Sería conveniente que cada niño tuviera su propio globo para favorecer el interés y aumentar su atención.

Explicación científica

El microondas funciona con ondas electromagnéticas que calientan las partículas de agua. Al someterse a una alta temperatura, el agua se evapora; esto provoca que aumente su volumen. El globo, al no dejar escapar la presión y gracias a su elasticidad, se infla de vapor de agua.

Conclusiones

Hay que estar muy pendientes de sacar el globo justo cuando se infla, si no podría explotar.

Hay que tener cuidado al sacar el globo del microondas porque está caliente.

Nombre y apellidos

Patricia Muñoz Morales

Referencias

http://www.experimentoscaseros.info/2012/07/experimentos-caseros-inflando-un-globo.html

Un pez en mi bañera

Resumen: con este experimento veremos la reacción que se produce al ponerse en contacto agua y pequeñas gotas de aceite o jabón de lavavajillas.

CIMG1446CIMG1447

 

Edad: 5-6  años aproximadamente.

Temporalización:

–          Tiempo preparación previa: 5-10 minutos. (preparación de materiales)

–          Tiempo de desarrollo: 30 minutos para realizarlo en clase, después ellos en casa podrán experimentar de forma más individual.

Riesgo:

  1. El niño podrá realizar la actividad solo, pero con la supervisión del profesor, ya que existen algunas sustancias que podrían  ingerir.

Recursos:

–          Materiales: un trozo de cartulina, tijeras, un lápiz, aceite o jabón de lavavajillas, ceras de colores.

–          Personales: profesora de aula y los alumnos.

–          Espaciales: la clase.

Presupuesto orientativo:

  • cartulinas grandes (1,20€)
  • tijeras (estarán en el aula)
  • un lápiz (proporcionado por él aula)
  • aceite o jabón de lavavajillas (0,70€)
  • ceras de colores (proporcionadas por la clase).
    • TOTAL= 1,90 €

Objetivos didácticos:

–          Conocer los efectos que produce al poner en contacto el agua con el aceite.

–          Aprender mientras experimentamos.

Desarrollo:

–          Procedimiento:

  1. Dibuja en un trocito de cartulina un pez y píntale un ojo con el lápiz.  No uses bolígrafo ni rotuladores, ya que la humedad del agua hará que se estropee el dibujo.
  2. Recorta el pez con las tijeras.
  3. Píntalo por detrás con un lápiz de cera. La cera es impermeable, de modo que cuando lo pongas en el agua, la cartulina no se mojará.
  4. Con la punta de la tijera, haz un agujero pequeño más o menos a la misma altura que el que está al principio en el dibujo.
  5. Corta un canal estrecho y totalmente recto desde el orificio que has hecho hasta la cola del pez.
  6. Por último, pon con cuidado el pez en el agua para que flote y, con cuidado echa unas cuantas gotas de aceite o jabón justo encima del agujero que has hecho anteriormente y…¡sorpresa! El pez nadará hacia delante.

–          Explicación científica:

Si echas un poco de aceite en un vaso con agua, verás que el chorro o las gotas que has vertido no se mantienen redondas, sino que se aplanan y se extienden por su superficie, ocupando el mayor espacio posible. Esto sucede porque el aceite es menos denso que el agua. Por eso el agua se queda en el fondo y el aceite flota.

Por eso el pez que hemos construido podrá nadar gracias a que el aceite que le echemos se expandirá a través del canal lo más rápido posible empujándolo hacia adelante.

Conclusiones: este es un experimento muy fácil y sencillo para los más pequeños y gracias a él, podrán experimentar con materiales como el agua o el aceite y ver qué efectos surgen cuando ambos se ponen en contacto, y pueden llegar a “mover” materiales como el de una cartulina.

Este experimento ha sido puesto en practico con alumnos de 1º y 2º de primaria y se han quedado como impresionados, al ver que con tan solo agua y un poco de aceite el pez podía llegar a moverse solo.

Bibliografía: “Experimentos para niños”.

Esther Serrano, 3ºA

Patata Bonsai

Imagen1imagesCASS4VOE

Resumen: Veremos crecer tallos y raíces de una patata, y cómo con el tiempo crecen más patatas de manera muy sencilla. Los niños podrán ver paso a paso cómo se produce.

-Edad: La edad recomendada es a partir de 4 años.

-Temporalización:
Tiempo de preparación previa: Cinco minutos en preparar los materiales para el experimento.
Tiempo de desarrollo: Aproximadamente un mes en ver el resultado final del proceso de germinación de la patata.

-Riesgo: 1- el niño puede manipular los materiales necesarios pero con la supervisión de un adulto para evitar la posibilidad de que se lastime con los palillos y/o demás objetos empleados en el experimento.

-Conclusión: Es un experimento muy fácil de realizar en casa. Requiere poco material para llevarlo a cabo y es una forma sencilla de que los niños vean paso a paso cómo de la patata.

Recursos materiales:
– Una patata
– 4 palillos
– Un recipiente de vidrio transparente
– Agua

-Presupuesto orientativo: Aproximadamente 1 euro

-Objetivos didácticos: Saber que no todas las plantas se reproducen por la germinación de una semilla, sino también por reproducción vegetativa como es en el caso de la patata.

-Desarrollo:
• Procedimiento:
-Colocar cuatro palillos en la parte de la mitad de la patata. Pincharlos a distancias iguales unos de los otros de manera que queden en cruz. Los palillos nos servirán de soporte para suspender la patata sobre el borde del recipiente de vidrio.
-Llenar dos tercios el recipiente con agua.
-Colocar el recipiente con la patata en un lugar donde le dé el sol.
-Conforme vayan pasando los días habrá que cambiar el agua para evitar que ponga turbia o añadir según sea necesario.
-Con el transcurso de los días verás que se forman raíces debajo del agua. En dos o tres semanas aproximadamente germinarán tallos y hojas en la parte superior de la patata.
-Transcurrido un mes puedes plantar la patata en una maceta y podrás verla crecer todavía más.

-Explicación científica: El crecimiento vegetativo comienza con la salida de los brotes. En este estado la planta desarrolla tallos y hojas. Las patatas son un tubérculo, no germinan sino que les surgen brotes aéreos y reticulares. Sabemos que las plantas absorben el agua y las sales minerales a través de las raíces, aunque en realidad utilizan una zona de las raíces llamada zona pilífera. La flor es únicamente una parte reproductiva de la planta de la patata. No tiene importancia en el cultivo de este vegetal porque se propaga de forma vegetativa, de hecho algunas variedades no desarrollan flores.

Nombre y apellidos: Diana Marín Ortiz

Referencia: Este experimento ha sido encontrado en la página http://www.espanol.rightathome.com

El papel mágico

Presion del agua

Resumen: la presión del agua hace que no se caiga el papel al darle la vuelta al vaso.
Edad: 4 años
Temporalizacion:
Tiempo de desarrollo: 15 minutos entre que lo explicamos, lo hacemos y preguntamos sobre lo aprendido.
Riesgo: 0, el niño puede realizar la actividad cuando quiera sin necesidad de supervisión.
Recursos: Un vaso de agua de plástico y un papel.
Presupuesto: 0.10€ del vaso.
Objetivos didácticos: Enunciar hipótesis sobre la presión del agua.
Desarrollo:
Preparación: Mostramos a los niños el vaso con agua y papel que vamos a colocar encima del vaso.
Procedimiento: llenamos el vaso con agua hasta el mismo borde, colocamos sobre el borde un papel asegurandonos que no queda aire entre el agua y el papel con el que tapamos el vaso, y le damos la vuelta para que los niños observen y nos digan lo que sucede. El agua agarra el papel y no lo deja caer.
Explicación científica: La presión es la fuerza qe ejerce el agua sobre otro objeto, en este caso, el papel.
Conclusiones: Es un experimento muy llamativo para los niños porque es diferente a los esquemas que tienen habitualmente.
Nombre y Apellidos: Sara Gómez Martín

Pompas de Jabón

Pompas-de-jabon-1920x1200-extrafondos-com

Resumen: ¡Diviértete realizando pompas de jabón!

Edad: a partir de 3 años.

Temporalización:
Tiempo de preparación previa: 15-20 minutos.
Tiempo de desarrollo: 20-30 minutos.

Riesgo(numerada del 0 al 3): 1, ya que el niño puede manipular por él mismo todos los materiales aunque puede llevarse el detergente líquido a la boca.

Recursos:
-Materiales: detergente líquido, pajitas, platos de papel.
-Espaciales: el aula.
-Humanos: maestro/a.

Presupuesto orientativo: 4 €

Objetivos didácticos:
-Acercar el mundo de la ciencia a los más pequeños.
-Investigar y experimentar con las pompas de jabón.
-Divertirse realizando experimentos científicos.

Desarrollo:
Preparación:
Se juntarán las mesas de la clase formando una sola, colocando encima los materiales que utilizaremos.
Después sentados en la Asamblea la maestra introducirá el experimento realizando diversas preguntas como por ejemplo: ¿Qué es una pompa de jabón?, ¿de qué está formada?, ¿qué hay dentro de una pompa de jabón?, etc.

Procedimiento:
La maestra echará en cada plato un poco de agua junto con el detergente líquido y repartirá uno a cada niño junto con una pajita. Después la maestra pedirá a los niños que mezclen y muevan el agua con el detergente. Una vez hecho, invitará a los niños a soplar con las pajitas sobre el plato y de esta manera se realizarán las pompas de jabón.
También la maestra podrá motivar a los niños dando diversas consignas, por ejemplo hacemos una pompa muy grande, ahora una muy pequeña, hacemos muchas pompas, etc.

Explicación científica:
La ciencia nos explica que una pompa de jabón es una porción de aire rodeada por una película de agua y un elemento tensioactivo (jabón o detergente) que modifica la tensión superficial del agua disminuyéndola.
Entonces, si cogemos con una pajita una pequeña porción de la mezcla y soplamos, gracias a la elasticidad del tensioactivo que envuelve la parte de agua, se forma la pompa.
Las pompas desaparecen debido a la evaporación del agua de la pompa favorecida por aquellos factores que contribuyan a aumentarla como la sequedad del ambiente y de los objetos con los que choque, el sol radiante, el viento, etc.

Conclusiones:
Es un experimento sencillo, divertido y que llama mucho la atención a los niños. Además a ellos les gusta mucho crear y ver cómo son capaces de hacer las pompas de jabón. Por lo que se lo querrán enseñar a los padres en casa.

Nombre y apellidos: Margarita Montero Parral. (Tarde)

Referencias: para concretar este experimento he visitado varias páginas:

Click to access 00000424mqlvj.pdf


http://sonfeni.blogspot.com.es/2010/04/u-no-de-los-experimentos-mas-sencillos.html
http://www.jpimentel.com/ciencias_experimentales/pagwebciencias/pagweb/la_ciencia_a_tu_alcance_II/ciencias/exp_cie_pompas_jabon.htm

Cambio de densidad

Resumen:  HACER FLOTAR UN HUEVO

Edad: 4 – 5  años  (2º Ciclo Ed. Infantil)

Temporalización:

  • De desarrollo: 6 minutos

Riesgo: 1, los alumnos pueden manipular  todos los materiales, pero deberían  ser supervisados por un adulto.

Recursos y presupuesto

  • Materiales:

Vaso transparente  (el cual  lo podremos coger del comedor)

Sal   (0,70 € aprox.)

1  Huevo  (0, 30 € aprox. )

Agua

Objetivos didácticos: 

– Adquirir  nuevos conocimientos sobre el cambio de densidad del agua.

– Experimentar por ellos mismos, una nueva forma de aprender.

– Desarrollar la capacidad e interés por el aprendizaje.

Desarrollo

  • Preparación: colocamos los materiales en la mesa e iremos realizando el experimento en grupos de  5 niños, para que todos puedan experimentar individualmente.
  • Procedimiento:
  1. Añadir agua al vaso hasta alcanzar las ¾ partes del mismo.
  2. Colocar el huevo dentro del vaso, observando como el huevo va al fondo del vaso.
  3. Más tarde comenzarás a añadir gran cantidad de sal hasta que el huevo comience a flotar.
  4. Observamos que debido a la cantidad de sal añadida la densidad del agua cambia, por lo que el huevo comienza a flotar.

Explicación científica: el agua por sí sola pesa menos que el huevo, pero al ponerle sal al agua, se hace más densa que el huevo y éste flota. Por lo que el agua y la sal juntas, pesan más que el huevo por  lo que pueden soportar su peso y sostenerlo sin hundirse. Este experimento es debido a un cambio de densidad del agua.

Referencia: http://www.youtube.com/watch?v=JkGk7ZUUnTo

Mª Nieves Teruel 3º A

EL PEQUEÑO SUBMARINO

 

Resumen: A través de este experimento los niños pueden familiarizarse con el funcionamiento de un submarino y como actúan el aire y el agua para que este se mantenga a flote o se hunda.

Edad: 5-6 años.

Temporalización:

  • Tiempo de preparación previa: Entre 10 y 15 minutos.
  • Tiempo de desarrollo: Mínimo 20 minutos (teniendo en cuenta una asamblea inicial y que hay que supervisar varios grupos de niños a la vez lo que puede ralentizar el experimento).

Riesgo (numerada del 0 al 3): 1, los niños pueden realizar ésta actividad con supervisión de un adulto ya que el submarino cuenta con piezas pequeñas (monedas) y si este se va a montar con ayuda de los niños y el maestro/a es conveniente vigilar que no se lleven estos objetos a la boca.

Recursos:

  • Materiales: botellas de plástico de tamaño pequeño o mediano (1/2 litro o 1 litro) usadas y previamente enjuagadas, cinta adhesiva, tres monedas de 1 o 2 euros por submarino, clavos o punzones, una bañera o barreño de plástico, agua y un tubito de plástico flexible de 50 cm de largo más o menos.
  • Espaciales: el aula o el patio de la escuela, según la época.
  • Humanos: el maestro/a y alguna persona que ayudara a preparar los submarinos y los barreños o bañera con agua.

Presupuesto orientativo: Este experimento no requiere casi ningún tipo de gasto ya que la mayoría de los materiales pueden encontrarse en la escuela o traerlos cada niño de su casa, como por ejemplo que cada niño se traiga una botella de plástico. Teniendo en cuenta que estaremos en un aula de más o menos 25 niños el presupuesto de cada uno no debería pasar de 1 euro (sin contar las monedas necesarias para que el submarino se hunda y que no se usarían para ningún tipo de gasto).

Objetivos didácticos:

  • Conocer qué es un submarino, para que se utiliza y su funcionamiento.
  • Observar los procesos que intervienen (agua y aire) para que el submarino se sumerja y no se hunda.
  • Concienciar a los niños del cuidado que deben tener con la naturaleza en general y el mundo marino en particular.

Desarrollo:

  • Preparación: Resulta interesante que los niños participen en la creación de su submarino por lo que antes de comenzar con el experimento sí sería recomendable que todos los recipientes (barreños o bañeras) necesarios para colocar los submarinos estuvieran llenos de agua previamente. Contando con tener un aula de más o menos 25 alumnos podemos dividir la clase en grupos de 4 o 5 alumnos con un recipiente con agua por grupo. Además pudiendo ser peligroso para los niños sería conveniente que si tenemos a mano la botella de cada niño dejar hecho un agujero de la anchura del tubito de plástico.
  • Procedimiento: Antes de comenzar tendremos una pequeña asamblea con toda la clase para preguntar a los niños si saben qué es un submarino, si lo han visto alguna vez, como creen que funciona, etc. También aprovecharemos para hacerles saber de los problemas naturales que podemos encontrar en el mar (petróleo, contaminación, ensuciar el agua, tirar basura al mar, etc) y lo importante que es cuidarlo. Después les explicaremos en que va a consistir el experimento. Cada alumno habrá traído al aula ya sea para el día del experimento o con anterioridad (lo más recomendable) una botella de tamaño pequeño o mediano. A continuación bajo la supervisión del maestro/a y si es posible varios dejando que el niño participe en todos los pasos posibles ayudándole cuando sea necesario, crearemos el submarino de cada niño siguiendo unas pautas:

  1.  Con ayuda de un clavo o punzón hacemos 2 o 3 agujeros en un lateral de la botella (dependiendo del tamaño de ésta, a mayor capacidad realizaremos más agujeros para que nuestro submarino no tarde mucho tiempo en sumergirse).

  2.  Pegamos con cinta adhesiva en el mismo lateral donde están los agujeros sin taparlos 3 monedas de 1 o 2 euros (éstas han podido traerlas los propios niños de casa previo aviso a los padres sobre que uso se le van a dar). Si la botellita es de medio litro bastaría con 3 monedas de 1 euro, si es de mayor capacidad optaríamos por las de 2 euros con mayor peso.

  3.  Después cogemos el tubito de plástico y lo metemos por un agujero de la anchura de éste que el maestro/a habrá realizado previamente sobre el tapón de cada botella durante los preparativos o en su defecto ir haciéndolo mientras supervisamos el resto del proceso.

  4.  Una vez terminados todos los submarinos dividiremos el aula en grupos de 4 o 5 alumnos, contando cada grupo con un barreño o bañera llenas de agua.

  5.  Dependiendo del tamaño de los barreños y bañeras cada niño irá colocando sobre el agua de uno en uno, todos a la vez o varios cada submarino y esperaremos a que estos se vayan sumergiendo en el agua gracias a los agujeros que hemos practicado y el propio peso de las monedas.

  6.  El punto más emocionante para los niños llega al final del experimento cuando cada uno soplará por el tubito de plástico que tienen nuestros pequeños submarinos, los cuáles como por arte de magia comenzarán de nuevo a subir hasta la superficie y se mantendrán a flote como un barquito.

  • Explicación científica: El submarino creado para el experimento actúa de manera similar a los de verdad. Cuando soplamos por el tubo, el aire que enviamos dentro de la botella hace que el agua vuelva a salir por los agujeros y el submarino-botella pueda flotar. Los submarinos auténticos cuentan con unos tanques que se llenan de agua cuando va a sumergirse, pero cuando tienen que salir a la superficie se les inyecta aire a los tanques con mucha fuerza para que el agua salga y el submarino ascienda hasta la superficie del mar.

Conclusiones: Este experimento resulta muy práctico y divertido para los niños, además de darse cuenta del poder de la naturaleza, en este caso del agua y el aire, y que vemos reflejado a través del funcionamiento de los submarinos. Puede ser un aliciente realizar este tipo de experimento en el que los niños tienen contacto con el agua al aire libre y en época primaveral o veraniega.

Nombre y apellidos: Hugo Adrián Piñero Úbeda.

Referencias: El experimento recuerdo que lo hice cuando era pequeño y he tomado como apoyo la siguiente fuente (Práctica 04):

http://es.scribd.com/doc/4727074/Experimentos-para-ninos-de-Educacion-Parvularia