¡Cómo cambia el agua de color!

imagesCAGJGI81

 

Resumen: Este experimento lo realicé con mis alumnos de prácticas de la escuela infantil en el taller de experimentación y trataba de demostrarles como el agua se puede teñir con papeles de colores.

 
Edad: 2-3 años.

 
Temporalización:

  • Preparación previa: 3 minutos aproximadamente.
  • Tiempo de desarrollo: 8 minutos.
  • Tiempo de espera: 3 horas aproximadamente

 

Riesgo: no hay sustancias nocivas o peligrosas para los niños.

 
Recursos: los materiales que necesitaremos para realizar este experimento son los siguientes:

  • Papel de seda y charol de diferentes colores
  • Botellas de plásticoexperimento1
  • Agua

 

Presupuesto orientativo: El presupuesto aproximado para la realización del experimento oscila entre 1,50 € o 2,00 €

 
Objetivo didáctico: La finalidad de este experimento es que los niños sean conscientes de que a pesar de que el agua sea transparente, se puede cambiar su color.

 
Desarrollo: Para realizar este experimento, lo primero que hacemos es situar a los niños en círculo en el suelo. Una vez que estamos todos sentados repartimos trocitos de papel seda y papel charol de diversos colores; cuando todos tenían los trocitos de papel, llenamos botellas de tamaños diferentes de agua. Los niños debían introducir los papeles en éstas y agitarlas, para ver así como el agua cambiaba de color, es decir, como se teñía según el color del papel que introducíamos.

 
Explicación científica: la principal explicación que podemos decir de este suceso es debido a su propiedad físico-química como es su acción disolvente, pues el agua es el liquido que mas sustancia disuelve, lo que permite formar puentes de hidrógeno con otras sustancias, ya que éstas se disuelven cuando interaccionan con las moléculas polares del agua.

 
Conclusiones: A partir de este experimento, podemos realizar diferentes actividades en el aula como por ejemplo, colocarlas todas en fila y hacer preguntas a los niños del tipo: coge una botella y forma una pareja con otra según su tamaño, o según su color, etc.

 

Sara Sauceda Clemente. 3º Educación Infantil (Móstoles, mañana)

EL huevo que flota

Materiales:
-2 huevos
-2 vasos de cristal
-Sal

20140421_121403

Procedimiento:
Llenamos los 2 vasos con agua, en uno de los vasos introducimos el huevo, en el otro vaso ponemos sal y la movemos, después introducimos el huevo; observamos la diferencia: en el vaso que contiene solo agua el huevo se ha ido hacia el fondo del vaso, mientras que el vaso que contiene agua con sal el huevo está flotando.
¿Cómo es posible?
El peso del huevo lucha contra el empuje del agua que lo hace flotar. Los 2 huevos pesan lo mismo pero la sal aumenta la densidad del agua. Cuanta más densidad más empuje, si el empuje se hace mayor que el peso el huevo flota.

IMG_20140429_221647

Magisterio de Educación Infantil.Móstoles Mañana.Gabriela Pavón Rosero.

ACUARIO FLUVIAL EN ZARAGOZA

Imagen

INFORMACIÓN:

  • Edad: Todas las edades.
  • Dónde:, Reciento EXPO Zaragoza, Calle Pablo Ruiz Picasso, 61-D, 50018 Zaragoza. (Mapa)
  • Cuándo:

Temporada alta: julio, agosto, septiembre y del 1 al 13 de octubre, abierto todos los días de 10:00 a 20:00 horas.

Temporada baja: de lunes a jueves de 11:00 a 19:00 horas. Viernes, Sábados y Domingos y festivos: de 10:00 a 20:00 horas.

Horarios Semana Santa: del 14 al 23 de abril de 10:00 a 20:00 ininterrumpidamente.

  • Cuánto:

Entrada general adulto: 14€

Entrada general niño (5-12 años): 7€

Entrada mayor de 65 años: 10€

Ofertas grupos escolares (alumnos desde infantil a Bachillerato (min 20 alumnos)

Visita básica: 5.80€

Visita guiada: 8€ (duración 90 min)

Visita guiada + taller: 12€ (duración 2h 30 min)

  *Otras tarifas: consultar en reservas@acuariodezaragoza.com o en el teléfono 976 076 606

  • Más información:

Acuario:  Web 

Recinto Expo Zaragoza (todos los pabellones): Web 

 

QUÉ HACER:

Desarrollo

El acuario cuenta con distintos cuerpos donde el espacio central representa los glaciares  que son el origen de todo río, verdaderos almacenes de agua que lo alimentan con el deshielo; el gran tanque de agua dulce que cruza su interior de parte a parte simboliza el agua, el “Gran Río Mundo”. Los volúmenes que conforman el espacio expositivo son las diversas partes de la tierra fecundada por los ríos.

El tanque central, con sus 9 metros de profundidad, más de 45 metros de longitud y entre 8 y 9 metros de ancho, es el mayor acuario de agua dulce del mundo. A sus lados se disponen las naves cuadrangulares que albergan los espacios expositivos dedicados a los ríos de los distintos continentes Río Nilo (África), Mekong (Asia), Amazonas (América), Darling (Oceanía) y el Ebro (Europa). Tres de ellos (Nilo, Mekong, y Darling) limitan su desarrollo espacial a una planta; los otros dos ocupan las dos alturas del edificio.

El conjunto se completa con una amplia zona, en semisótano, dedicada a servicios técnicos y sistemas de purificación y acondicionamiento del agua para los acuarios.

 Visitas: Las opciones de visita que ofrece el Acuario de Zaragoza a los escolares son variadas, desde una visita libre, en la que el profesor conduce al grupo a través de las diferentes zonas representadas en el recinto, hasta una visita guiada. En éste último caso, el monitor guiará al grupo por el recorrido, mostrándoles las características más relevantes de los ecosistemas, comportamiento, biología de los animales, etc.

 Talleres: organizados por el departamento de educación.

Los objetivos comunes de los talleres:

• Que los escolares conozcan y aprecien la variedad de animales que viven o están relacionados con el agua.

• Introducirles en la clasificación, características, adaptaciones y hábitats de los mismos, todo ello de una manera divertida y educativa.

• Estimular la curiosidad, el interés y el respeto por los animales.

• Mostrar los problemas que amenazan el equilibrio del ecosistema marino, así como enseñar las soluciones que se encuentran en nuestras manos para evitar el deterioro del medio marino.

Durante el curso escolar 2013/14 estarán disponibles los siguientes talleres educativos:

  • Taller “Especies viajeras”: destinado a Educación infantil (ciclo 2) y Primaria (ciclo 1).Mediante un cuento los escolares podrán descubrir las especies más características que viven en el Río Ebro, así como otras especies venidas de lugares muy lejanos que vienen a “visitar” el Río Ebro. El taller dura 60 minutos.
  • Taller “S.O.S. Especies Exóticas Invasoras”: destinado a Educación Primaria ciclo 2 y 3. Mediante una presentación en power point, los escolares de Educación Primaria podrán aprender qué es una especie exótica invasora, cómo llega a nuevos lugares, el impacto ambiental y socioeconómico que causa. El alumnado descubrirá las especies exóticas más importantes del Río Ebro (mejillón cebra, cangrejo americano, siluro, cotorra Argentina, etc.), así como las especies nativas que se ven amenazadas por las especies exóticas invasoras. La duración del taller es de 60 minutos. 
  • Taller “Especies Exóticas Invasoras”: destinado a la ESO y Bachillerato. Mediante una presentación en power point, los escolares de Educación Secundaria y Bachillerato podrán aprender qué es una especie exótica invasora, cómo llega a nuevos lugares, el impacto ambiental y socioeconómico que causa. El alumnado descubrirá las especies exóticas invasoras más importantes del Río Ebro (mejillón cebra, cangrejo americano, siluro, cotorra Argentina, etc.), así como las especies autóctonas que se ven amenazadas por las especies exóticas invasoras. El taller tiene una duración de 60 minutos.

Entorno

El Acuario Fluvial de Zaragoza, uno de los tres pabellones temáticos de la Exposición Internacional Zaragoza 2008, es el mayor de Europa y uno de los mayores del mundo. Cuenta con 8.000 m2 construidos, de los cuales 3.400 m2 son expositivos. El Recinto de la Expo de Zaragoza consta de distintos pabellones que pueden ser visitados como el Acuario Fluvial,  Torre del Agua, Pabellón Puente, Pabellón de España, teleférico y otras muchas más.

Imagen

Actividades del aula:

Son diversas las actividades que podemos realizar sobre los ecosistemas en el aula. Lo que buscamos con estas actividades es que los alumnos sean conscientes de conocer la biodiversidad de los ríos, mares y océanos, así como el gran peligro que corren las distintas especies que habitan. Primero, se realizará una asamblea en la que los niños nos contarán lo que saben sobre este mundo, después se contará a los alumnos un cuento relacionado con los ecosistemas, la profesora realizará preguntas al finalizar el cuento y mediante estas y dibujos los niños irán formando el mural. Posteriormente a la visita, en el aula se expondrán las experiencias aprendidas y sacaremos conclusiones en conjunto para integrar todos los conocimientos.

 

QUÉ NOS GUSTA:

Esta actividad es muy interesante para estas edades porque ofrece la posibilidad a los alumnos de conocer de una manera divertida y detallada el mundo de los ecosistemas sin necesidad de ponerse trajes, mojarse o correr peligros. Por ello, los acuarios son una gran herramienta educativa y muy útil para el profesorado y una valiosa experiencia de aprendizaje para los alumnos, brindando la posibilidad de sensibilizar al público sobre la necesidad de conservar la vida y los hábitats naturales de los animales, y en definitiva la de nuestro planeta. Algunos conceptos del mundo natural que resultan difíciles de trabajar en el aula, pueden transmitirse aquí de una manera más sencilla gracias a la observación directa. Entre los temas que se pueden tratar durante la visita son: clasificación de los seres vivos, biología y comportamiento de distintos grupos de animales, adaptaciones o el funcionamiento de los ecosistemas entre otros.

 

ADEMÁS:

Navegación fluvial en el Rio Ebro: Un paseo tranquilo por el caudaloso río te llevará desde el mismo centro de Zaragoza (Plaza del Pilar) hasta el embarcadero de la EXPO, donde podrás pasear, disfrutar del paisaje e incluso visitar el Acuario.

Precio:

Ticket adulto: 6€

Ticket niños (menores de 13 años) y adultos (mayores de 65 años): 3€

* Consultar disponibilidad de alquiler de barco y precios especiales de grupos (Tlf: 976 076 60)

 ImagenImagen

 

Nombre y apellidos del autor: Lorena Ruiz García. 3º Ed. Infantil, Móstoles Mañana.

 

 

 

Sonia y sus miedos en la ducha

84471489_8111710e0b

La edad recomendada es: a partir de 4 años

CUENTO:

Había una vez una niña que se llamaba Sonia y que iba al colegio Pinar de San José. Su mamá Doña Mercedes siempre tenía problemas con ella porque todas las mañanas Sonia no quería bañarse antes de ir a la escuela.

Un día su mamá la preguntó :¿Y porqué no quieres bañarte?
Es que cuando me baño tengo mucho frío, le constestó Sonia.
Pero hija el agua es buena, así te limpiarás la suciedad del cuerpo, le decía Doña Mercedes tratando de convencer a su hija.
¡Es que no me gusta!. Cuando salgo del agua tiemblo aunque haga calor, le respondió Sonia.
¡Ah! Eso se debe a que el agua que moja tu piel se está evaporando.
¿Y por qué tengo frío entonces?, le preguntó Sonia.
Ah! Es que el agua se lleva el calor de tu cuerpo y eso hace que sientas frío, le dijo Doña Mercedes.
O sea que cuando estoy mojada me enfrío porque se está yendo el agua que me cubre, le dijo Sonia.
Si hijita, así es pero con la toalla te puedes secar rápidamente y tu cuerpo recupera su calor, ¿verdad que te vas a bañar?, le pidió su mamá.
Si mamá, pero dame la toalla, le aseguró Sonia.

Y desde entonces entonces la niña se bañaba todos los días y era la admiración de sus compañeras en la escuela.

Explicación científica:la evaporación del agua

Nombre y apellidos: CRISTINA MUÑOZ CAMPOS

La gota Blanca y la nube Lola

Érase una vez una gota de agua llamada Blanca que vivía en la nube Lola como muchas otras gotas, ella vivía con sus papas y su hermana Clara en aquella nube. Como pasaban mucho tiempo juntas se hicieron amigas de la nube Lola y todas las noches antes de dormir se contaban cuentos, cantaban canciones, o veían las estrellas, ¡les gustaban mucho!

Un día antes de irse a dormir, la nube Lola vio muy contentas a Blanca y su hermana Clara, por lo que Lola pregunto:

 – ¡Hola chicas! ¿Por qué estáis tan contentas?

– ¡Hola Lola! Estamos tan contentas porque nuestros papas nos han contado que vamos hacer un viaje y vamos a tener un montón de aventuras, ¡vamos a pasar de un estado a otro!, contesto Blanca.

– ¡Jo! – respondió la nube un poco triste.

– Yo nunca puedo viajar estoy aquí en el cielo.

A lo que Blanca el contesto:

– No te preocupes Lola nosotras te contamos el viaje y así es como si vinieras con nosotras.

La nube Lola se puso contenta porque esta vez podía viajar a través de la imaginación gracias a sus amigas las gotas de agua Blanca y su hermana Clara. Así que esa misma noche Blanca le conto la aventura que dentro de poco viviría junto a su familia.

– ¿Estas preparada Lola?, ¡te va a encantar!, dijo Blanca muy entusiasmada.

– ¡Sííííííííííííííííííííí!, tengo muchas ganas, respondió Lola.

– Venga Blanca empieza, que tengo ganas de volver a escucharla, le dijo Clara a su hermana.

A lo que Blanca contesto:

-Vale chicas escuchar que empiezo ¡ya!

Entonces la gota Blanca empezó a contra la historia que iban a vivir, mientras su hermana Clara y la nube Lola escuchaban muy atentas con la boca abierta.

– Todo empezará cuando tu Lola tengas muchas, muchas ganas de llover, ahí todas nosotras comenzaremos nuestra aventura, todos las gotas saldremos en forma de lluvia sin saber nuestro camino exacto, ¡incluso nos separaremos de nuestra familia! – Dijo Blanca muy emocionada.

-¡Sigue, sigue!, dijo la nube Lola con ganas de escuchar más.

Blanca siguió contando la historia.

-Cuando lleguemos al suelo, será cuando nos separaremos, unas iremos al río, otras a manantiales, también podremos ir al mar, a los charcos del suelo, a las alcantarillas… y esa será nuestra nueva casa temporalmente claro, porqué cuando haga calor…

-Yo quiero ir al mar, dijo Clara interrumpiendo a Blanca.

-No sabremos nuestro destino, hasta que lleguemos allí, contesto Blanca a su hermana. Y continúo.

-Como os iba diciendo, cuando haga calor, cuando los rayos de sol quemen mucho y se reflejen en el agua nos iremos evaporando, pesando cada vez menos y flotando por el aire, camino a otra nube, en ese momento solo seremos gas, ¡SOLO GAS LOLA!, ¿no te parece emocionante?

– Y después, ¿Qué os pasará?, dijo la nube Lola

-Espera espera, si todavía no ha terminado, dijo Clara.

-Claro Lola, la aventura no acaba aquí, como hay mucho vapor en el aire, nos condensaremos y formaremos una nube de color blanca, ¡COMO TÚ LOLA!, también me ha contado mi padre que podremos transformarnos en nieve. ¡Ay chicas, que contenta y emocionada estoy!, termino diciendo Blanca tras acabar de contar toda la historia.

La nube Lola estaba contenta por la aventura que iban a vivir sus amigas, pero a la vez estaba muy triste porque ya no las volvería a ver, por ello las hizo prometer que antes de que se marcharán se tenían que despedir y cantar su canción favorita, a lo que a gota Blanca y su hermana Clara contestaron que sí, sin dudarlo en ningún momento.

 

IMG-20140417-WA0021

¡Y COLORIN COLORETE, POR LA CHIMENEA SALE UN COHETE!

Edad: 3-6 años

Explicación científica: Este cuento trata de los estados del agua, por los que pasan las gotas de agua y de los cambios que pueden sufrir. Estos cambios de estado son: sólido, líquido y gaseoso. Se cuenta a través de un cuento para que sea atractivo y llame la atención de los niños y se motive las ganas de aprender.

Referencias:

http://www.default-search.net/search?sid=476&aid=124&itype=a&ver=12331&tm=311&src=derr&p=http://www.alqueria.es/blogs/alqueriarojaverde/2012/09/25/cuento-el-viaje-de-una-gota-de-agua/

Marta Isabel Buenache Fernández.

CÓMO HACER UN ARCOIRIS

COMO HACER UN  ARCOÍRIS

Resumen: Reflejar la luz en un espejo para obtener un arcoíris.

Edad: A partir de 3 años.

Temporalización:

  • Preparación previa: 5 minutos.
  • Tiempo de desarrollo: 5 minutos.

Riesgos: Necesitamos la supervisión de un adulto para no tirar, ni derrochar agua.

Recursos y presupuesto:

  • Un vaso o un recipiente de vidrio transparente.
  • Un espejo: Mejor si es uno pequeño.
  • Agua.
  • Un folio en blanco.

Objetivos didácticos:

  • Conocer cómo se origina un arcoíris, mediante la reflexión de la luz del sol en las gotas de lluvia.
  • Conocer los colores del arcoíris.

Desarrollo:

  • Preparación: Entregara los alumnos un vaso, un espejo y un folio y llenar los vasos con agua.
  • Procedimiento:
  1. Llenamos el vaso con agua, teniendo cuidado de no tirarla fuera (debemos recordar que el agua es muy valiosa).
  2. Metemos el espejo dentro del vaso, de tal forma que el sol se refleje en él (Recomendación: No mirar directamente el sol, es dañino para nuestra salud).
  3. Ahora cogemos la hoja de papel y la ponemos frente del espejo (No debe mojarse) para que el sol se refleje en el papel.

Explicación científica:

Cuando la luz pasa del aire al vidrio, disminuye su velocidad, y cuando abandona el vidrio, vuelve a acelerar. Si la luz golpea el vidrio en un ángulo en vez de directo, entra en la refracción. El ángulo en que golpea el vidrio no es el mismo ángulo por el que viaja dentro del vidrio. La luz ya no se mueve en línea recta, pero se dobla en la superficie. Lo mismo sucede cuando la luz abandona el espejo; vuelve a doblarse.

Conclusiones:

Es un experimento fácil de realizar en el aula, ya que no tiene ningún peligro tóxico. El efecto del arcoíris en el papel, impresionará mucho a los alumnos. Este es el resultado:

 

Etiqueta: Arcoíris, agua, cristal, papel.

 

Referencia:

Este experimento lo he encontrado en el siguiente enlace:

http://www.xn--experimentosparanios-l7b.org/experimento-arcoiris-casero/

http://www.ehowenespanol.com/funcionan-prismas-como_166237/

 

Nombre: Ana María Casado Sánchez/ Grado Educación Infantil (Móstoles)/3º A

 

 

 

 

¡Juana se va de viaje!

Cuentos-infantiles-El-ciclo-del-agua

  • Edad: La edad recomendada es de 4-5 años

 

  • Cuento:

Érase una vez, una gotita de agua muy pequeñita llamada Juana. Juana, vivía con su mamá y su papá gota en el mar, nadaban libremente día tras día por el fondo submarino y se divertían mucho.

Un día que iban los tres nadando agarrados de la mano, se encontraron a una vecina a la que hacían mucho que no veían.

-Cuánto tiempo sin verte, ¿qué te ha pasado?- preguntaron los padre de Juana a la vecina.

-He estado de viaje y me lo he pasado muy bien- respondió la vecina entusiasmada.

-¿A dónde has ido?- volvieron a preguntar los padres de Juana.

-Pues mirad, primero me convertí en vapor de agua, la nube me dijo que ese cambio se llamaba “evaporización”. De esta manera, dejé de ser una gota durante un tiempo. Luego ascendí hasta las nubes, volví a ser gota de nuevo, pues la nube me dijo que a eso se le llamaba “condensación”. Me quedé durante unos días encima de una de ellas porque era muy blandita y me convertí en un copo de nieve ya que en la nube hacía mucho frío y esta me dijo que eso se llamaba “solidificación”. Después, esa nube me llevó hasta una alta montaña donde me dejé caer. Por último, caí en el río y me convertí en gota de agua de nuevo. Allí, las demás gotas me dijeron que eso se llamaba “fusión”. En el río, estuve unos días nadando corriente abajo hasta que volví a llegar al mar.

Juana y sus padres estaban alucinados con la historia que les había contado su vecina sobre su interesante viaje.

-¿Y fuiste con muchas más gotas o fuiste sola?- preguntó Juana expectante.

-Claro que no- respondió la vecina.- fui con muchas más gotas que me acompañaron durante todo el viaje así que me lo pasé muy bien.

-¿Y nosotros podremos hacer algún día ese viaje?- volvió a preguntar Juana.

-Por supuesto, sólo tenéis que nadar por la superficie del mar un día soleado y las nubes os preguntarán si queréis hacer este viaje- respondió la vecina.

Toda la familia estaba entusiasmada por hacer el viaje que les había contado la vecina. No sólo quería Juana, sino que también querían sus padres así que mostraron mucho interés y entusiasmo.

-Este viaje se llama “Ciclo del agua” y recordad, si queréis viajar, tendréis que nadar por la superficie del mar un día que haga sol- insistió la vecina.

Y así fue, pasaron unos cuantos días de tormenta en los que Juana y su familia se mantuvieron en el fondo del mar, pero llegó un día que hacía un sol radiante y decidieron subir a la superficie con las maletas hechas para ver si las nubes admitían pasajeros ese día.

Las nubes le dijeron a Juana y su familia que sí podrían viajar con ellas y que, además, estaban buscando muchas más gotas que quisieran viajar.

Pronto se llenaron todas las plazas de viaje y todas las gotas estaban contentísimas de poder realizar el “Ciclo del agua”.

Juana y su familia, se convirtieron en vapor de agua y,como les había dicho la vecina, se evaporaron. Pues así podrían ascender hasta las nubes más fácilmente que si eran gotas de agua, pues pesaban menos.

Juana estaba sorprendida por ser vapor de agua, pues se notaba más ligera y podía extenderse más, pero tenía que ir de la mano de sus padres para no perderse por el enorme cielo y poder llegar hasta la nube. Una vez que llegaron a la nube, Juana y sus padres se condensaron y volvieron a ser gotas de agua.

Pasaron unos días en los que Juana y su familia estaban pasándoselo muy bien encima de la nube, pues en ella podían saltar y dormir mucho ya que era muy cómoda y blandita. En ella hacía mucho frío, pues estaba a mucha altura del mar, por lo que tarde o temprano se convertirían en copos de nieve y se solidificarían.

La nube, era muy simpática con todos los pasajeros y les iba contando y comentando todos los sitios por donde iban pasando, pues el trayecto finalizaba en la cima de una montaña.

Todas las gotas de vapor se habían convertido ya en copos de nieve, incluidas Juana y su familia. Pocos días después llegó el momento de abandonar la nube y todas las gotas transformadas en copos de nieve, tendrían que saltar de la nube y descender por la montaña.

Juana y su familia, como se habían transformado en copos de nieve, estaban muy frías, pero a Juana le divertía ser un copo de nieve. Juntos, saltaron de la mano hacia la cima de una gran montaña.

Una vez allí, cayeron en un enorme río donde se convirtieron de nuevo en gotas de agua, fusionándose con las demás gotas, ya que en el río el agua estaba más calentita que en las nubes. Allí había muchas gotas como en el mar que conocía Juana.

Durante días, Juana y su familia nadaban corriente abajo e iban conociendo a otras gotas nuevas que no habían visto nunca, pues ellos vivían en el mar, donde las demás gotas eran saladas y en el río sólo había gotas de agua dulce.

Se lo pasaban genial nadando de un lado a otro, chocando con las plantas y rocas y jugando entre los pececillos que había en el río.

Juana no quería que aquel viaje acabara pero, por desgracia, llegó el día de volver al mar. Estaba triste, pues empezaba a ver el principio del mar y el final del río donde se lo había pasado tan bien durante los últimos días.

Al fin, llegaron al mar. Los padres de Juana estaban cansados por el ajetreado viaje y querían descansar de nuevo en el mar, pero Juana estaba triste y se puso a llorar porque quería hacer el viaje de nuevo.

-Juana, no llores- le dijo mamá gota.- pues seguramente podamos hacer este viaje algún día si las nubes vuelven a coger pasajeros, y como la nuestra era muy simpática, seguro que no la importa llevarnos otra vez al “Ciclo del agua”.- añadió mamá gota.

-¿Tú crees, mamá? Es que me lo he pasado tan bien que me gustaría viajar en las nubes de nuevo.- preguntó Juana con lágrimas en los ojos.

-Claro que sí, Juana. Y seguro que cuando te hagas mayor, viajarás todas las veces que quieras.

Juana, al oír esto, se sintió aliviada y dejó de llorar, pues estaba convencida de que podría volver a repetir este viaje como le había dicho su mamá, pero ahora tenían que descansar y contarle a todos sus vecinos y amigos lo bien que se lo habían pasado en el “Ciclo del agua”.

 

  • Explicación científica: A través de este cuento, pretendemos enseñar a los niños el ciclo del agua de manera atractiva y cercana para ello. Además, se les enseña los cambios de estado del agua y los conceptos a los que se hace referencia.Se enseña que primero el agua se evapora para ascender hasta las nubes. Una vez allí, esta se condensa y cuando la nube llega hasta la cima de las montañas, debido a la baja temperatura, el agua se convierte en hielo, de manera que al quedarse en la superficie de la montaña, se va derritiendo hasta formar ríos que bajan de nuevo hasta el mar. Y así continúa el ciclo del agua.
  • Nombre y apellidos: Raúl Mayorga Robles. 3º tarde
  • Referencias: Ninguna. El cuento ha sido inventado a través de la inspiración de la fotografía mostrada.