Creando nubes

RESUMEN: Este experimento trata acercar los procesos naturales a los niños. Con unos sencillos pasos y materiales, y la ayuda de un adulto, crearemos nubes de forma manual para que los niños puedan observar de primera mano lo que ocurre a su alrededor.
EDAD: 5-6 años.
TEMPORALIZACIÓN:
-Tiempo preparación previa: 5 minutos.
-Tiempo desarrollo: 15 minutos.
RIESGO: 2-3
RECURSOS:

  • Un clavo.
  • Martillo.
  • Una botella transparente con tapón.
  • Agua muy caliente (medio litro aproximadamente).
  • Un guante de cocina.

PRESUPUESTO ORIENTATIVO: 3 €

OBJETIVOS DIDÁCTICOS:

  • Entender y conocer los cambios físicos de manera significativa.
  • Disfrutar de las Ciencias Naturales creando un clima motivador.
  • Inculcar respeto hacia el medio ambiente.

DESARROLLO:

-Preparación: Con ayuda del martillo y el clavo, realiza un orificio en el tapón.

-Procedimiento:

1.Coloca en la botella agua muy caliente hasta la mitad de la botella, ayúdate con el guante de cocina.
2.Tapa la botella con el tapón y sopla todo el aire que puedas a través del agujero del tapón.
3. Tapa el orificio con el dedo para que no escape el aire (caliente) y mantén la botella así por un
momento (uno o dos minutos).
4. Quita el dedo del tapón y observa por encima de la botella.

– Explicación científica: Al ser calentada el agua, las moléculas que la conforman se expanden provocando una presión dentro de la botella y se forma el vapor, al destapar la botella se libera el vapor y al contacto con el aire
frío del ambiente se generó la nube. Las nubes están hechas de pequeñas gotas de agua que flotan en el aire, se forman cuando el aire caliente y húmedo se encuentran con aire más frío (las dos corrientes de aire chocan y provocan la formación de gotitas de agua).

CONCLUSIÓN:
Es un experimento muy interesante y fácil, pero al utilizar agua tan caliente se vuelve un poco peligroso. Una alternativa, es utilizar un procedimiento parecido y poner la botella a calentar al sol, aunque es lento, el resultado es parecido.

NOMBRE Y APELLIDOS: Tamara López Guerra

CATEGORÍA Y ETIQUETAS: Condensación,agua,vapor,ciclo del agua.

REFERENCIAS: Experimento realizado por Eureka Centro Infantil curso 2011/2012.Tutora Tamara López. 3 años.

Imagen

Advertisements

El ciclo del agua en una botella

20130422_121403 20130422_121540 20130422_122003 20130422_122717 20130422_122937 20130422_142425 20130422_142437 20130422_143501

Resumen: A través de este experimento, podremos observar cómo se desarrolla el ciclo del agua utilizando una planta.

Edad recomendada

A partir de 4 años.

Temporalización

  • Tiempo de preparación previo: 5 minutos.
  • Tiempo de desarrollo: 10 minutos.

Riesgo

Nivel 1, puesto que con la supervisión de un adulto pueden manejar todos los materiales.

Recursos

  • Humanos: La maestra y los niños.
  • Materiales: Botella de plástico grande, substrato universal, planta con raíz, tijeras, guantes, agua, cuchara de plástico.

Presupuesto

  • Botella de plástico: 0.50€
  • Substrato universal: 2€
  • Cuchara de plástico: 0.10€
  • Planta con raíz: 1.20€
  • Tijeras: 2€
  • Guantes: 0.50€

Objetivos didácticos

  • Iniciarse en el conocimiento del ciclo del agua.
  • Investigar el ciclo del agua sobre una planta.
  • Aprender cómo la temperatura influye en el estado del agua.
  • Valorar la importancia del agua y cuidado de la naturaleza.

Desarrollo

  • Preparación: Colocar una mesa libre de objetos en un lugar visible para todos los niños, y colocar todos los materiales que se van a  usar.
  • Procedimiento: Cortamos la botella de plástico más o menos por la mitad (el lugar donde hacemos el corte también dependerá del tamaño de la planta). En la parte de abajo de la botella echamos un poco de substrato. Sacamos la planta de su maceta y la metemos dentro de la botella, y volvemos a echar substrato universal para cubrir todas las raíces, que no queden al descubierto. Pulverizamos agua sobre la planta (no hay que encharcar la planta, con que la tierra se moje un poco es suficiente), y colocamos la parte superior de la botella sobre la planta. Prácticamente está terminado, sólo falta colocar nuestra planta en un sitio donde alumbre el sol y esperar un rato. A los pocos minutos ya se podrá observar el ciclo del agua. Según vayan pasando los días, quitar la parte superior de la botella para que los niños comprueben que la planta está en perfectas condiciones.
  • Explicación científica: El aire que se queda dentro de la botella, se va calentando poco a poco con el calor del sol, y así, el agua de la tierra comienza a evaporarse. La botella se va empañando, y cuando no da el sol, y la botella se enfría, se irán formando gotas de agua sobre las paredes de la botella, volviendo a caer sobre la planta en forma de “lluvia”, con lo cual, gracias al ciclo del agua, no sería necesario regar la planta continuamente para que siga con vida.

Conclusiones

Este experimento es muy sencillo y a la vez vistoso para llevar a cabo en educación infantil. Además de conocer el ciclo del agua, es muy útil para conocer diferentes estados del agua y para concienciar sobre el uso responsable del agua y tomar conciencia sobre la natualeza. A los pocos días de realizarlo, se puede preguntar a los alumnos por qué piensan que no hace falta regar la planta para comprobar que asimilan lo que queremos enseñar. Este experimento también se puede realizar plantando semillas, por ejemplo, lentejas, y a los pocos días empezará a crecer la planta. Y también se puede dividir la clase en grupos de 3 ó 4 niños, para que cada uno haga su propio experimento del ciclo del agua.

Nombre: María Campillo Campillo (Tarde)

Referencias

Este experimento está basado en una idea original de http://www.educacioninfantilnjp.blogspot.com.es