¡Juana se va de viaje!

Cuentos-infantiles-El-ciclo-del-agua

  • Edad: La edad recomendada es de 4-5 años

 

  • Cuento:

Érase una vez, una gotita de agua muy pequeñita llamada Juana. Juana, vivía con su mamá y su papá gota en el mar, nadaban libremente día tras día por el fondo submarino y se divertían mucho.

Un día que iban los tres nadando agarrados de la mano, se encontraron a una vecina a la que hacían mucho que no veían.

-Cuánto tiempo sin verte, ¿qué te ha pasado?- preguntaron los padre de Juana a la vecina.

-He estado de viaje y me lo he pasado muy bien- respondió la vecina entusiasmada.

-¿A dónde has ido?- volvieron a preguntar los padres de Juana.

-Pues mirad, primero me convertí en vapor de agua, la nube me dijo que ese cambio se llamaba “evaporización”. De esta manera, dejé de ser una gota durante un tiempo. Luego ascendí hasta las nubes, volví a ser gota de nuevo, pues la nube me dijo que a eso se le llamaba “condensación”. Me quedé durante unos días encima de una de ellas porque era muy blandita y me convertí en un copo de nieve ya que en la nube hacía mucho frío y esta me dijo que eso se llamaba “solidificación”. Después, esa nube me llevó hasta una alta montaña donde me dejé caer. Por último, caí en el río y me convertí en gota de agua de nuevo. Allí, las demás gotas me dijeron que eso se llamaba “fusión”. En el río, estuve unos días nadando corriente abajo hasta que volví a llegar al mar.

Juana y sus padres estaban alucinados con la historia que les había contado su vecina sobre su interesante viaje.

-¿Y fuiste con muchas más gotas o fuiste sola?- preguntó Juana expectante.

-Claro que no- respondió la vecina.- fui con muchas más gotas que me acompañaron durante todo el viaje así que me lo pasé muy bien.

-¿Y nosotros podremos hacer algún día ese viaje?- volvió a preguntar Juana.

-Por supuesto, sólo tenéis que nadar por la superficie del mar un día soleado y las nubes os preguntarán si queréis hacer este viaje- respondió la vecina.

Toda la familia estaba entusiasmada por hacer el viaje que les había contado la vecina. No sólo quería Juana, sino que también querían sus padres así que mostraron mucho interés y entusiasmo.

-Este viaje se llama “Ciclo del agua” y recordad, si queréis viajar, tendréis que nadar por la superficie del mar un día que haga sol- insistió la vecina.

Y así fue, pasaron unos cuantos días de tormenta en los que Juana y su familia se mantuvieron en el fondo del mar, pero llegó un día que hacía un sol radiante y decidieron subir a la superficie con las maletas hechas para ver si las nubes admitían pasajeros ese día.

Las nubes le dijeron a Juana y su familia que sí podrían viajar con ellas y que, además, estaban buscando muchas más gotas que quisieran viajar.

Pronto se llenaron todas las plazas de viaje y todas las gotas estaban contentísimas de poder realizar el “Ciclo del agua”.

Juana y su familia, se convirtieron en vapor de agua y,como les había dicho la vecina, se evaporaron. Pues así podrían ascender hasta las nubes más fácilmente que si eran gotas de agua, pues pesaban menos.

Juana estaba sorprendida por ser vapor de agua, pues se notaba más ligera y podía extenderse más, pero tenía que ir de la mano de sus padres para no perderse por el enorme cielo y poder llegar hasta la nube. Una vez que llegaron a la nube, Juana y sus padres se condensaron y volvieron a ser gotas de agua.

Pasaron unos días en los que Juana y su familia estaban pasándoselo muy bien encima de la nube, pues en ella podían saltar y dormir mucho ya que era muy cómoda y blandita. En ella hacía mucho frío, pues estaba a mucha altura del mar, por lo que tarde o temprano se convertirían en copos de nieve y se solidificarían.

La nube, era muy simpática con todos los pasajeros y les iba contando y comentando todos los sitios por donde iban pasando, pues el trayecto finalizaba en la cima de una montaña.

Todas las gotas de vapor se habían convertido ya en copos de nieve, incluidas Juana y su familia. Pocos días después llegó el momento de abandonar la nube y todas las gotas transformadas en copos de nieve, tendrían que saltar de la nube y descender por la montaña.

Juana y su familia, como se habían transformado en copos de nieve, estaban muy frías, pero a Juana le divertía ser un copo de nieve. Juntos, saltaron de la mano hacia la cima de una gran montaña.

Una vez allí, cayeron en un enorme río donde se convirtieron de nuevo en gotas de agua, fusionándose con las demás gotas, ya que en el río el agua estaba más calentita que en las nubes. Allí había muchas gotas como en el mar que conocía Juana.

Durante días, Juana y su familia nadaban corriente abajo e iban conociendo a otras gotas nuevas que no habían visto nunca, pues ellos vivían en el mar, donde las demás gotas eran saladas y en el río sólo había gotas de agua dulce.

Se lo pasaban genial nadando de un lado a otro, chocando con las plantas y rocas y jugando entre los pececillos que había en el río.

Juana no quería que aquel viaje acabara pero, por desgracia, llegó el día de volver al mar. Estaba triste, pues empezaba a ver el principio del mar y el final del río donde se lo había pasado tan bien durante los últimos días.

Al fin, llegaron al mar. Los padres de Juana estaban cansados por el ajetreado viaje y querían descansar de nuevo en el mar, pero Juana estaba triste y se puso a llorar porque quería hacer el viaje de nuevo.

-Juana, no llores- le dijo mamá gota.- pues seguramente podamos hacer este viaje algún día si las nubes vuelven a coger pasajeros, y como la nuestra era muy simpática, seguro que no la importa llevarnos otra vez al “Ciclo del agua”.- añadió mamá gota.

-¿Tú crees, mamá? Es que me lo he pasado tan bien que me gustaría viajar en las nubes de nuevo.- preguntó Juana con lágrimas en los ojos.

-Claro que sí, Juana. Y seguro que cuando te hagas mayor, viajarás todas las veces que quieras.

Juana, al oír esto, se sintió aliviada y dejó de llorar, pues estaba convencida de que podría volver a repetir este viaje como le había dicho su mamá, pero ahora tenían que descansar y contarle a todos sus vecinos y amigos lo bien que se lo habían pasado en el “Ciclo del agua”.

 

  • Explicación científica: A través de este cuento, pretendemos enseñar a los niños el ciclo del agua de manera atractiva y cercana para ello. Además, se les enseña los cambios de estado del agua y los conceptos a los que se hace referencia.Se enseña que primero el agua se evapora para ascender hasta las nubes. Una vez allí, esta se condensa y cuando la nube llega hasta la cima de las montañas, debido a la baja temperatura, el agua se convierte en hielo, de manera que al quedarse en la superficie de la montaña, se va derritiendo hasta formar ríos que bajan de nuevo hasta el mar. Y así continúa el ciclo del agua.
  • Nombre y apellidos: Raúl Mayorga Robles. 3º tarde
  • Referencias: Ninguna. El cuento ha sido inventado a través de la inspiración de la fotografía mostrada.
Advertisements

¡Que llueva, que llueva!

Vídeo:

Resumen: Comprobamos qué relación tiene el frío con la lluvia.

Edad: 4/5 años.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 20 minutos.

– Tiempo de desarrollo: 2 minutos.

Riesgo: 1, ya que estamos usando agua caliente y algún niño si no tiene cuidado podría quemarse.

Recursos y presupuesto:

–    3 vasos.

–    Agua caliente del grifo.

–    Acceso a un congelador o a un recipiente con hielo.

Presupuesto total: 0€, ya que podemos usar tres vasos que tengamos en casa o, en caso de realizar el experimento en el colegio, el comedor puede facilitarnos el material.

Objetivos didácticos:

– Explicar el procedimiento que se da para hacer que llueva.

– Comprobar los distintos estados por los que puede pasar el agua.

– Aprender características del agua (como por ejemplo que es incolora)

Desarrollo:

Preparación: Mete un vaso en el congelador durante 15 minutos. Pon los otros dos vasos sobre la mesa.  Mientras el vaso se congela, repasaremos la canción que previamente les habremos enseñado sobre la lluvia : “Está lloviendo hoy, el cielo está gris. Llueve fuera, si, y yo no puedo salir. Pero es bueno que llueva hoy.”

Al cabo de 15 minutos llena un vaso de los situados en la mesa con agua muy caliente del grifo (cuidado con quemarse).

Procedimiento: Saca el vaso del congelador. Sujeta boca arriba ese y el otro vaso vacío que has dejado en la mesa sobre el vaso de agua caliente.

Cantaremos la canción que les hemos enseñado (aprox. 30 segundos) y miraremos el fondo de los dos vasos vacíos, ¿qué pasa? El fondo del vaso que ha estado en el congelador tiene gotitas de agua, mientras que el otro vaso solo tiene vaho, que enseguida desaparece.

1

Explicación científica: Parte del agua caliente se evapora en el aire. Cuando el aire caliente que la contiene sube y se encuentra con los vasos, se enfría. El vapor de agua vuelve al estado líquido y toma el aspecto de gotitas diminutas. Esas gotitas se agarran al cristal del vaso: es el vaho.

Cuanto más fría esté el agua, más vapor se convierte en líquido y se forman, por tanto, más gotitas.

2

Conclusión:

Se trata de un experimento sencillo ya que los niños pueden realizarlo por si mismos sin tener un alto riesgo y al ser un material sencillo el que necesitamos, no tiene un gran coste.

Es un experimento que aclara a los niños como el frío y el calor afecta al agua, pasando por diferentes estados y ayuda a la comprensión de por qué se produce la lluvia, viendo que con el frío y la condensación llega un momento en el que van cayendo gotas del vaso al igual que les ocurre a las nubes.

Referencias: “Las estaciones y el clima”, perteneciente a la colección: Experimentos: experimentos fáciles y divertidos. Editorial: sm.

Jennifer Hernández Olmos

 

Creando nubes

RESUMEN: Este experimento trata acercar los procesos naturales a los niños. Con unos sencillos pasos y materiales, y la ayuda de un adulto, crearemos nubes de forma manual para que los niños puedan observar de primera mano lo que ocurre a su alrededor.
EDAD: 5-6 años.
TEMPORALIZACIÓN:
-Tiempo preparación previa: 5 minutos.
-Tiempo desarrollo: 15 minutos.
RIESGO: 2-3
RECURSOS:

  • Un clavo.
  • Martillo.
  • Una botella transparente con tapón.
  • Agua muy caliente (medio litro aproximadamente).
  • Un guante de cocina.

PRESUPUESTO ORIENTATIVO: 3 €

OBJETIVOS DIDÁCTICOS:

  • Entender y conocer los cambios físicos de manera significativa.
  • Disfrutar de las Ciencias Naturales creando un clima motivador.
  • Inculcar respeto hacia el medio ambiente.

DESARROLLO:

-Preparación: Con ayuda del martillo y el clavo, realiza un orificio en el tapón.

-Procedimiento:

1.Coloca en la botella agua muy caliente hasta la mitad de la botella, ayúdate con el guante de cocina.
2.Tapa la botella con el tapón y sopla todo el aire que puedas a través del agujero del tapón.
3. Tapa el orificio con el dedo para que no escape el aire (caliente) y mantén la botella así por un
momento (uno o dos minutos).
4. Quita el dedo del tapón y observa por encima de la botella.

– Explicación científica: Al ser calentada el agua, las moléculas que la conforman se expanden provocando una presión dentro de la botella y se forma el vapor, al destapar la botella se libera el vapor y al contacto con el aire
frío del ambiente se generó la nube. Las nubes están hechas de pequeñas gotas de agua que flotan en el aire, se forman cuando el aire caliente y húmedo se encuentran con aire más frío (las dos corrientes de aire chocan y provocan la formación de gotitas de agua).

CONCLUSIÓN:
Es un experimento muy interesante y fácil, pero al utilizar agua tan caliente se vuelve un poco peligroso. Una alternativa, es utilizar un procedimiento parecido y poner la botella a calentar al sol, aunque es lento, el resultado es parecido.

NOMBRE Y APELLIDOS: Tamara López Guerra

CATEGORÍA Y ETIQUETAS: Condensación,agua,vapor,ciclo del agua.

REFERENCIAS: Experimento realizado por Eureka Centro Infantil curso 2011/2012.Tutora Tamara López. 3 años.

Imagen

LLUVIA ARTIFICIAL

http://www.youtube.com/watch?v=Bd2LZ6iCtSQ

Resumen:

Haremos lluvia de una manera fácil y divertida, aprendiendo cómo se produce y las cualidades que posee el agua que obtenemos.

Edad: 5-6 años

Temporalización:

  • Tiempo de preparación: 2 min. (preparación de materiales)
  • Tiempo de desarrollo: 5-10 min.
  • Tiempo de espera: 1 hora, observando el proceso en determinados momentos.

Riesgo:

El experimento deberá hacerse con la ayuda del profesor, ya que se necesitará usar un poco de agua hirviendo.

Recursos:

  • Materiales

– Un recipiente grande

– Un recipiente pequeño

– Un poquito de sal

– Un poquito de colorante vegetal

– Papel glad

– Una moneda

– Agua

  • Espaciales: el laboratorio

Presupuesto:

Los recipientes los tendremos en el laboratorio, por lo que no tendrá coste alguno para los alumnos.

Papel glad:  2 €          Colorante vegetal: 2 €        Sal: 0,60 €

Objetivos didácticos:

  • Aprender cómo se produce el fenómeno de la lluvia, de manera fácil y divertida.
  • Asimilar que este fenómeno es debido a la evaporación y a la condensación.
  • Conocer los estados de la materia.
  • Motivar a los alumnos a querer saber el por qué de las cosas; en este caso el de la lluvia.
  • Acercar a los niños a la ciencia, a través de fenómenos que ocurren en la vida cotidiana.

Desarrollo:

Paso 1: En un recipiente grande y transparente, echamos unos 5-10 centímetros de agua hirviendo (dependiendo del recipiente).

Paso 2: En esa agua, disolvemos dos cucharadas de sal y un poco de colorante vegetal.

Paso 3: Introducimos un recipiente pequeño dentro del recipiente grande, colocándolo en el centro, con cuidado de no quemarnos. Debemos procurar que este recipiente sea lo suficientemente pesado para que no flote.

Paso 4: Cubrimos el recipiente grande con papel glad, de modo que quede bien cerrado y tenso. Colocamos en el centro, sobre el plástico una moneda, para que la parte central quede un poco hundida.

Paso 5: Vamos observando el proceso. Vemos cómo se humedece el  plástico en el interior, formando pequeñas gotitas que van cayendo en el cuenco pequeño.

Paso 6: Cuando haya pasado mínimo una hora, despegamos el plástico, sacamos el recipiente pequeño y comprobamos que en él hay agua acumulada, que no tiene color ni sabor.

Explicación científica:

En este proceso de cambio de estado líquido del agua a vapor, y de nuevo la transformación al estado líquido, intervienen dos fenómenos científicos contrarios: la evaporación y la condensación.

La evaporación se trata de un proceso físico que consiste en el paso del estado líquido al estado gaseoso, debido al aumento de temperatura.

La evaporación del agua es indispensable para la vida, ya que el vapor del agua que hay en la Tierra, al condensarse se transforma en nubes y esas nubes forman la lluvia, la nieve, la niebla y el rocío.

Cuando la evaporación ocurre dentro de un recipiente cerrado, este vapor choca con la tapa que cierra el recipiente (en este caso el plástico), que si tiene menos temperatura, en él se produce la condensación, formándose pequeñas gotitas que se van haciendo cada vez más grandes, de modo que cuando pesan caen en forma de líquido.

Esta agua procedente de la condensación se llama agua destilada, ya que está libre de impurezas.

Conclusión:

El experimento es muy sencillo de realizar y muy didáctico, ya que los niños aprenderán de forma divertida los estados de la materia, los fenómenos de evaporación y condensación, el proceso de formación de la lluvia,  y su importancia para la vida.

Referencias: www.experimentosparaniños.org

Marta Blanco Peña (3º Mañana)

¡Creamos gotitas de agua!

20130416_112001

http://http://www.youtube.com/watch?v=7nSTyqhsHk4

Resumen: Llenaremos un frasco de hielo y veremos el proceso en el cual el agua se condensa.

Edad: 4-5 Años.

Temporalización:

  • Tiempo de preparación previa: 5 minutos.
  • Tiempo de desarrollo: Mínimo 15 minutos.

 

Riesgo: 1, los niños pueden realizar ésta actividad teniendo un adulto al lado que los supervise. Los materiales utilizados pueden manipularlos los niños, puesto que ni el frasco ni los hielos son tóxicos, pero cabe la posibilidad de que algún niño se lleve algún cubito de hielo a la boca produciéndole que se atragante. 

Recursos:

  • Materiales: Un frasco de vidrio con tapadera, 10 cubitos de hielo y un trapo.
  • Espaciales: el aula de la escuela.
  • Humanos: el maestro/a.

 

Presupuesto orientativo:

Este experimento no supone ningún tipo de gasto. Pues se les pedirá a los niños que traigan de sus casas un pequeño bote de cristal por cada tres niños. En cuanto a los hielos, podemos comprar dos bolsas de hielo para toda la clase, lo que supondrá un coste de 2€.

Objetivos didácticos:

  • Entender el proceso de condensación.
  • Observar la creación de gotas de agua a través del proceso.

Desarrollo:

  • Preparación:

Primeramente se les explicará a los niños la actividad que vamos a realizar. a continuación presentaremos los materiales, en este caso los frascos de vidrio y el hielo. Les pediremos a los niños que se pongan de tres en tres.  Tres niños dispondrán de 10 cubitos de hielo y de un frasco de vidrio. A continuación, los niños podrán manipular los objetos y observarlos. les haremos preguntas como : ¿Cómo está el hielo?, ¿ Creéis que puede derretirse?… de esta manera sabremos los conocimientos que tengan sobre el tema.

  • Procedimiento:

1. Se les pide a los niños que introduzcan 10 cubitos de hielo en el frasco de vidrio y que le pongan la tapa.

2. Los niños tendrán que observar el frasco unos minutos y ver qué ocurre. Al poco tiempo verán como se van formando gotas de agua en el exterior del frasco.

3. Se les pide que sequen el frasco con el trapo.

4. Observan que de nuevo vuelven a aparecer las gotas.

  • Explicación científica: las moléculas del vapor de agua del aire, al entrar en contacto con algún objeto que se encuentre a baja temperatura, se condensan formando pequeñas gotas de agua. El proceso que forma este rocío lo llamamos condensación. Esto ocurre porque disminuye la temperatura hasta alcanzar la de punto de rocío, condensándose el vapor de agua formando esas pequeñas gotas que podemos ver sobre los objetos.

Conclusiones: 

Les haremos preguntas a los niños: ¿Qué ha pasado? ¿por qué pensáis que hay gotas por fuera? dejaremos que los niños saquen sus propias conclusiones y después les daremos la explicación científica de este proceso. Además veremos también que el hielo que teníamos en el frasco se ha ido derritiendo, aprendiendo así el proceso de fusión.

Nombre y apellidos: Sara Pérez Sánchez

Referencias: La referencia que he utilizado para realizar este experimento es:

http://www.slideshare.net/alikanto6/experimentos-cientificos-para-nios