Con las manos en la… plastilina!

Imagen

 

 

 Resumen:

 

Con este experimento lo que pretendemos es realizar es plastilina casera de diferentes colores, un experimento muy motivador ya que es un elemento comúnmente utilizado por los niños en la etapa de educación infantil ya que fomenta su creatividad, ganas de experimentar con un elemento altamente modelable, ejercitan sus manos y de este modo ayuda a una mejor prensión del lápiz y la pintura… y además ¡es divertida!

 

Recursos:

 

– 2 tazas de harina

 

– 2 tazas de agua

 

– 1 taza de sal

 

– 2 cucharadas de aceite de girasol (o cualquier otro aceite vegetal)

 

– 1 cucharada de ácido tartárico (se consigue en tiendas especializadas de repostería o en farmacias). Este ingrediente no es imprescindible pero nos ayudará aumentar la masa.

 

– colorante alimentario líquido (de venta en tiendas en tiendas especializadas de repostería.

 

– Bol para realizar la mezcla.

 

– Alumnos.

 

– Maestro/a.

 

– Aula

 

– Cocina del colegio o camping gas (ya que se necesita un fuego donde calentar los ingredientes)

 

Edad:

 

La edad recomendada es a partir de los tres años.

 

Temporalización:

 

Tiempo de preparación previa: 10 minutos

 

Tiempo de desarrollo: 15 minutos

 

Riesgo: 2

 

Presupuesto:

 

El coste aproximado sería de unos 5 euros

 

Objetivos didácticos:

 

Aprender que por medio de materiales como la harina, el agua, el aceite… se pueden crear otras materias como la plastilina.

 

Fomentar la curiosidad de los niños mediante la experimentación.

 

Favorecer la creatividad, creando sus propios materiales de juego sin necesidad de comprarlos, sino creándolos en su propia casa, colegio…

 

Desarrollo:

 

Procedimiento:

 

Se colocan  los ingredientes en un cazo y se ponen a calentar a fuego lento, luego se remueve la mezcla hasta que veamos que  se forma una pasta homogénea.

 

Luego se saca la masa del cazo y  se amasa hasta que se vuelva más consistente. Luego se divide la masa en trozos y se ponen las gotas de colorante del color que queramos hacer la plastilina. Se vuelve a amasar cada trozo de manera independiente, hasta que este del mismo color todo el pedazo.

 

Y ya esta lista, así de sencillo es. Los juegos con plastilina son los más divertidos y además sirven para todas las edades, los pequeños harán churritos de plastilina y los mayores, intentarán hacer figuras o paisajes. Todo lo que les ayude a desarrollar su creatividad, será bueno.

 

La masa de plastilina se puede guardar durante varios días envuelta en film transparente en el frigorífico o bien en un tupper bien tapado para que no se reseque. Otra forma divertida es que se puede moldear y meter en el horno y una vez que este lista, colorearla. Además, tiene la ventajas de que a los más pequeños también se a podemos dar, ya que no es tóxica.

 

Conclusiones:

 

Los niños realizando este tipo de experimentos realizan una actividad divertida y amena, en la que tienen la oportunidad de forma autónoma de experimentar con nuevos materiales, ver los resultados que provocan.

 

Realizan su propio material, del que podrán disponer y jugar con él, como ya se ha descrito anteriormente no es tóxico y además cuentan con la satisfacción personal de haberlo realizado ellos mismos.

 

Nombre: Ángela Barahona Borja

 

Campus: Móstoles

 

Turno: Tarde

 

 

 

Referencias:

 

http://www.xn--experimentosparanios-l7b.org/haciendo-plastilina-casera/

 

Además en el link mencionado se puede ver un vídeo en el que se explica detenidamente todo el proceso del experimento.

 

 

Advertisements

Plastilina cómo y dónde quieras

Resumen: Creamos plastilina con alimentos.

 Imagen

Edad: A partir de los 3 años.

Temporalización:

Tiempo de preparación previa: 15 minutos aproximadamente.

Tiempo de desarrollo: el deseado por el docente.

Riesgo: 0, ya que no hay ningún material tóxico.

Recursos y presupuesto:

  • Dos tazas de harina (0.80€).
  • Una taza de sal (0.40€).
  • Dos cucharadas soperas de aceite (2€).
  • Colorante alimentario (opcional), puede ser liquido o en polvo (1€).
  • Agua.

Objetivos didácticos:

  • Fomentar el gusto por las ciencias.
  • Trabajar la creatividad.
  • Utilizar la ciencia para fomentar la psicomotricidad fina.
  • Introducir la ciencia como juego.

Desarrollo:

Preparación: Colocamos una mesa en el aula con todos los elementos que vamos a utilizar.

Procedimiento:

Primero echamos los ingredientes en un bol y echamos el agua poco a poco a la vez que amasamos. El colorante es opcional y se echa junto los con ingredientes.

Cuando la masa no se pegue en los dedos, ¡ya está lista para jugar!

Posibles variantes:

Cuando tenemos los objetos creados con la plastilina podemos introducirlos en un horno (temperatura y tiempo dependen del horno que se utiliza) para que se queden duros, manualidad para crear regalos originales ¡Estupendo!

Conclusiones:

Es una actividad sencilla, divertida, creativa y didáctica. El hecho de que los niños/as sean creadores de elaborar su propia plastilina hace que se sientan más motivados para aprender de manera lúdica. Todos los elementos utilizados los podéis conseguir  en casa o en el comedor del centro educativo. Es una actividad fácil de hacer y el resultado es favorecedor en el educando ya que obtienen los resultados a través de la manipulación.

Nombre y apellidos:

 Mónica García 3ºA Móstoles.

Referencia:http://www.bebesymas.com/juegos-y-juguetes/receta-de-plastilina-casera

¿Flota o se hunde?

foto 1Foto 1foto 2Foto 2foto 3Foto 3

Resumen

Intentamos dar explicación a por qué los barcos, aunque sean de materiales pesados pueden flotar.

Los niños se dispondrán en círculo para que todos puedan ver con claridad.

Edad: Desde 3 años en adelante.

Temporalización:

Tiempo de preparación previa: 5 minutos.

Tiempo de desarrollo: Desde 10 minutos hasta una hora (dependiendo si dejamos que los niños manipules uno a uno o lo hacemos nosotros sólo)

Riesgo:

 1: Los alumnos no deben realizar esta actividad sin supervisión pero pueden manipular ellos mismos todos los materiales necesarios;  ya que el profesor/a debe controlar y vigilar que ningún niño/a se introduzca las canicas en la boca.

Recursos y presupuesto estimado

Materiales: Un cubo de plástico, un paquete de plastilina, tres canicas.

Personales: Profesor/ tutor.

Espaciales: Aula de clase.

  • Presupuesto orientativo:

1 paquete de plastilina  : 60 céntimos

1 Cubo de plástico : 1,40 euros

Agua :  del grifo

1 paquete de canicas : 1 euro

PRESUPUESTO TOTAL: 3 euros

Objetivos didácticos:

  • Explicar la razón de que los barcos floten aunque sean muy pesados
  • Dar sentido a la forma que tienen los barcos

Desarrollo:

  • Preparación: Se llena el cubo con agua un poco más de la mitad. Se preparan dos bolas de plastilina de igual tamaño, una se deja como tal; a la otra se le da forma de recipiente o “barca”. Tras haber remarcado que son dos bolas idénticas (si son niños muy pequeños, 3 o 4 años y no perciben la conservación de la materia se puede hacer con una misma bola que pase por los dos estados.) (Foto 1)
  • Procedimiento:

1- Primero se introduce la bola de plastilina y se ve si flota o no (no flota).           (Foto 2)

2- Después de preguntar a  los niños y escuchar sus razonamientos         metemos la “barca” de plastilina (que si flota).

3- Observamos la reacción de los niños, debatimos con ellos.

4- Finalmente se introducen dentro de la “barca” de plastilina las canicas*, SE OBSERVA QUE SIGUE FLOTANDO.

*Si realizamos el experimento con niños de 3 años y creemos que hay riesgo de que se metan las canicas en la boca podemos utilizar bolitas de plastilina en su lugar.

Explicación científica:

Para más mayores, explicar el principio de Arquímedes  “Todo cuerpo sumergido en un fluido experimenta un empuje hacia arriba igual al peso del fluido desalojado”.

(Foto 3)

Conclusiones:

Es una manera muy sencilla y significativa de que los niños comprendan lo que nos proponemos, además les permitimos manipular y probar distintas formas para comprobar si flotan o no, lo que hace que interioricen mejor los aprendizajes.

Nombre y apellidos del alumno: Andrea Catena Marugán

Referencias: