Título: ¡¡El huevo flotador!!

Resumen: En este experimento se mostrará como, en función de la salinidad del agua, el huevo flota o no en el agua.

Edad: recomendable a partir de 4-5 años

Temporalización: 5 minutos aprox.

Riesgo: 0 (no necesita supervisión del adulto aunque sí que es recomendable)

Recursos: 1. materiales: – 3 huevos
– Agua del grifo
– 4 vasos iguales, preferentemente de cristal
– 1 recipiente para verter la mezcla sobrante (prescindible)
– 1 recipiente medidor
– Sal (mínimo ½ kg)
– Utensilio para remover (1 cuchara, pajita etc.)

2. Humanos: maestra y alumno/os

Presupuesto orientativo:
Como este experimento está pensado para que lo realice solo la maestra en la asamblea, el coste total del experimento, comprando todos los utensilios es de 7€.
– 3 huevos (1,60 € la docena)
– Agua del grifo (gratis)
– 3 vasos iguales, preferentemente de cristal (3€ el pack de 6)
– 1 recipiente para verter la mezcla sobrante/puede ser otro vaso (es prescindible)
– 1 recipiente medidor (1 €)
– Sal (mínimo ½ kg) (80 cent./kg aprox.)
– Utensilio para remover (1 cuchara, pajita etc.) (60 cent. aprox.)

Objetivos didácticos
– Fomentar el gusto de los niños por la ciencia.
– Incrementar la curiosidad de los niños hacia los experimentos.
– Relacionar este experimento con el fenómeno que ocurre en el mar muerto (para el mejor entendimiento de los niños).
– Enseñar el concepto de densidad y peso de una forma que pueda ser bien asimilada por los niños.

Desarrollo
PREPARACIÓN PREVIA: colocamos todo el material sobre una superficie lisa.

PROCEDIMIENTO:
Antes de empezar con el experimento preguntamos a los niños sobre lo que creen que va a pasar a continuación:

– Primer vaso: echamos 200ml de agua y después echamos el huevo (los huevos han de tener aproximadamente el mismo tamaño).
– Segundo vaso: echamos primero la sal (unas 3-4 cucharadas), después los 200ml de agua y por último soltamos el huevo en el vaso. (La cantidad de agua y de sal pueden variar en función al tamaño del vaso, pero siempre será la misma en todos los vasos).
– Tercer vaso: seguimos los mismos pasos que para el segundo vaso pero no echamos el huevo todavía. Después de remover bien la mezcla, tiramos la mitad a otro recipiente, volvemos a remover y después echamos el huevo. Finalmente echamos otros 100ml de agua (sin sal) para completar los 200ml iniciales de agua (y no removemos, ya que el efecto adecuado ocurre solo si el agua salada y la normal no se mezclan).

Finalmente pregunta a los niños si saben por que ocurre lo que acaban de ver y se procede a dar la explicación sobre el fenómeno relacionándolo con algo que hayan podido vivir -bañarse en el mar muerto-. Asimismo se explica de una forma adecuada qué es la densidad y el peso y como afectan a los cuerpos utilizando el ejemplo del huevo.

EXPLICACION CIENTIFICA: estudiando el fenómeno y teniendo en cuenta el hecho de que la densidad del agua aumenta debido a la sal, la explicación a la que se debe el hecho de que el primer huevo no flota en el vaso es que la densidad del agua es menor al peso del huevo y por eso el huevo se va al fondo del vaso. En el segundo caso lo que ocurre es que la sal aumenta bastante la densidad del agua y al echar el huevo, este flota debido a que su peso es menor que la fuerza que ejerce la densidad empujando al huevo hacia arriba. En el tercer vaso, sin embargo el huevo se queda flotando a esa altura y no en la superficie del agua como en el caso anterior debido a que el agua salada tiene más densidad que el agua sin sal, por tanto la mezcla con sal ejerce una fuerza mayor empujando al huevo hacia arriba mientras que el agua sin sal deja caer al huevo porque su peso es mayor. Es decir, el huevo se queda en la barrera entre el agua salada y el agua del grifo porque el primer liquido es lo suficientemente denso (como veíamos en el segundo vaso) como para hacer flotar al huevo, mientras que el segundo no (como se ve en el primer vaso), es por eso que el huevo flota en lo que sería la superficie del agua salada si no hubiésemos echado agua del grifo.

Conclusiones respecto a la actividad/experimento
Es importante echar una buena cantidad de sal en los vasos porque sino el huevo no flotará, sobretodo en el tercer vaso.
Asimismo hay que tener en cuenta en el tercer vaso, que después de tirar la mitad de la mezcla se echa primero el huevo y solo después el agua sin sal, la cual se echará despacio, ya que si la echamos de golpe, el huevo se hundirá (porque se mezclará el agua salada con la del grifo).

Nombre y apellidos del alumno: María Denisa Comsa.Ed. Infantil 3ºMAÑANA

Referencias: La idea sobre este experimento ya la tenía, pero no sabía exactamente cómo ponerla en práctica, así que busque información en Internet y finalmente realice el experimento siguiendo las pautas de la siguiente página web: OjoCientifico.com (Enlace del experimento: http://www.ojocientifico.com/2011/03/02/experimento-del-huevo-que-flota). Allí también encontré un video en el que se desarrolla el experimento (Enlace: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=HGTnfxM4fwY

Pintamos sal.

Imagen:

2

Resumen: Juego muy sencillo y divertido que todos hemos hecho de niños, consiste en dar color a la sal y con ella hacer o bien dibujos o rellenar tarritos.

Edad: a partir, de los 2/3 años, es un buen ejercicio para desarrollar la motricidad fina.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 2/5 minutos, lo que tardemos en repartir a los niños una hoja de periódico unos puñaditos de sal y tizas de colores.

– Tiempo de desarrollo: eso variará según la edad y la destreza de los niños además de la finalidad con la que se realice esta actividad.

Riesgo: 1 ó 2 dependiendo de la edad, el riesgo es que se puedan comer la tiza.

Recursos y presupuesto:

–        Sal: 1€

–        Tizas de colores: 1€

–        Un periódico.

–        Dependiendo de la finalidad o tarros reciclados de mermelada o similar o folios en blanco y pegamento para hacer los dibujos.

Presupuesto total: 2€

Objetivos didácticos:

Desarrollar la motricidad fina.

Ver como la sal se tiñe al frotar la tiza por encima.

Desarrollo:

– Preparación: Se repartirá a cada niño una hoja de periódico y a cada niño o grupo de niños dependerá de la distribución de la clase y del método de trabajo un recipiente con sal y una caja de tizas de colores.

– Procedimiento: Los niños elegirán un color y echarán en el papel la cantidad de sal que quieran colorear de ese color, haciendo un montón colocarán la tiza encima del montoncito de sal en posición horizontal y la frotarán de arriba a abajo hasta haber conseguido el color que quisieran.

Una vez teñida la sal cada niño la usará para lo que tenía pensado, si su intención era rellenar un botecito la echará dentro con ayuda de un embudo, en caso de ser muy pequeños los niños para este paso se les ayudará, si el niño quiere realizar un dibujo en un folio pondrá pegamento en la parte donde quiere poner ese color y posteriormente esparcirá la sal necesaria hasta cubrir ese área, el método es el mismo que cuando se colorea con purpurina.

Inés Alonso León.

¡¡HAGAMOS QUE FLOTE!!

Resumen: Hacemos que un huevo flote en el agua aumentando la densidad de esta añadiendo sal.

Edad: a partir de 4 años

Temporalización

o La preparación previa del experimento es mínima, de 3 a 5 minutos.

o Tiempo de desarrollo es un experimento sencillo y rápido, entre 5 y 8 minutos.

Riesgo (numerada del 0 al 3):

o El riesgo es 0, ya que no existen sustancias toxicas ni materiales dañinos.

Recursos:

–          1 huevo crudo

–          Vaso transparente

–          Sal

Presupuesto orientativo: el presupuesto es muy barato ya que se pueden utilizar vasos de plástico o traerlo de casa o utilizar uno del comedor, la sal sale a 1€ el kilo y la media docena de huevos sale a 1,50€

PRESUPUESTO TOTAL: 2,50€

Objetivos didácticos

–          Conocer el concepto de DENSIDAD

–          Variar la densidad del agua y ver lo que sucede al introducir un huevo

Desarrollo

o Preparación: Antes de comenzar debemos preparar todos los materiales y ponerlos todos en el lugar donde se vaya a realizar el experimento.

o Procedimiento : En primer lugar, debemos introducir el huevo crudo dentro del vaso de agua para ver como se hunde nada mas introducirlo. Después, introducimos unas cucharadas de sal y sacamos el huevo para mezclar bien el agua y la sal y volvemos a introducir el huevo y…observamos lo que pasa, ¡¡EL HUEVO AHORA FLOTA!!

o Explicación científica: Sobre el huevo actúan dos fuerzas, su peso (la fuerza con que lo atrae la Tierra) y el empuje (la fuerza que hace hacia arriba el agua).Si el peso es mayor que el empuje, el huevo se hunde. En caso contrario flota y si son iguales, queda entre dos aguas. El empuje que sufre un cuerpo en un líquido, depende de tres factores:

–          La densidad  del  líquido

–          El volumen del cuerpo que se encuentra sumergido

–          La gravedad

Al agregar sal al agua, conseguimos un líquido más denso que el agua pura, lo que hace que el empuje que sufre el huevo sea mayor y supere el peso del huevo: el huevo flota. .Así también se puede explicar el hecho de que sea más fácil flotar en el agua del mar que en el agua de ríos y piscinas.

http://www.youtube.com/watch?v=M9R18wRrvns

Conclusiones respecto a la actividad/experimento: este experimento es muy sencillo para observar las densidades y se puede realizar con otros materiales con diferentes densidades como por ejemplo agua y aceite.

Nombre y apellidos del alumno Cristina Quílez Molina 3ºEd. Infantil (Tarde) Móstoles.

Referencias:

http://www.youtube.com/watch?v=M9R18wRrvns vídeo ya que el que yo hice no lo puedo subir porque da error.

http://www.ojocientifico.com/2011/03/02/experimento-del-huevo-que-flota explicación científica, el experimento ya lo conocía

Creando cristales de sal.

Resumen:

  • Realizaremos una mezcla, en este caso disolveremos sal en el agua y un colorante alimentario de color rojo, lo vertemos en un recipiente liso y con una base alargada, en este caso un taper y veremos día tras día como el agua se va evaporando y al final solo quedara una capa que parecerá un cristal duro de sal.

Edad:

  • A partir de 3 años pudiéndose hacer antes sin ningún problema.

Temporalización:

  • Realización de la mezcla: 3 minutos realizando una explicación detallada de lo que estamos realizando.
  • Tiempo de desarrollo (evaporación de la disolución)  aproximadamente 4 días dependiendo de la temperatura, ya que si realizamos el experimento en verano y lo ponemos en una mesa en la que le de el sol de la clase el tiempo puede verse reducido.

Recursos:

  • Recursos humanos: profesores y alumnos
  • Materiales: un vaso, sal, agua, colorante alimentario y un recipiente con una gran base.

Presupuesto (AULA)

  • Recipiente de plástico, 0.9 céntimos
  • Sal: 50 céntimos.

Objetivos didácticos:

  • Introducir a los niños en la ciencia
  • Acercar a los niños el proceso de  disolución
  • Acercar a los niños el proceso de separación  de mezclas mediante la evaporación.

Desarrollo:

  • Enseñar a los niños los materiales que vamos a enseñar:
material a utilizar

material a utilizar

  • Echamos en un vaso agua, y luego una cucharada grande de sal y removemos, enseñamos a los niños que una vez removemos bien la sal, esta se ha disuelto, esto significa que hemos realizado una mezcla heterogénea, los niños verán que la sal “ha desaparecido” pero les diremos que si probamos un poco de esa agua podemos comprobar que la sal sigue dentro del agua, mezclamos también el colorante rojo.
sal

sal

foto 3

agua con sal y colorante

agua con sal y colorante

  •  Después vertemos la mezcla en el recipiente de plástico y esperamos.

image (3)

  •  Día tras día podemos ver cómo se va viendo la formación del cristal y la evaporación del agua.
mezcla después de 2 días

mezcla después de 2 días

  •  Finalmente veremos como el agua se ha evaporado y solo queda una masa dura, que es el cristal de sal
resultado final

resultado final

Explicación científica:

  •  Durante este experimento primeramente hemos realizado una mezcla, más concretamente una disolución entre un disolvente, en agua, y un disoluto, la sal, al producir disolución, se produce un cambio de sabor.
  •  Luego, explicaremos a los niños que podemos hacer que la sal vuelva. Mediante la evaporación podremos separar esta mezcla y crear las salinas. La evaporación puede ser más rápida si la temperatura del aula es mayor.

Conclusiones:

  •  Es un experimento muy fácil de realizar y muy interesante para los niños además que al no ser peligroso ellos mismos lo pueden hacer con supervisión de la maestra y ver día tras día la evolución de la evaporación .

Cristina Jiménez González Grupo mañana

Volcán de sal.

Vídeo:

Resumen: Vamos a crear un volcán submarino con ayuda de líquidos con diferentes densidades.

Edad: Cualquier edad, mientras más mayores menos supervisión necesitarán.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 5 minutos.

– Tiempo de desarrollo: Tanto como lo queramos alargar, es un experimento muy sencillo y rápido pero que a los niños les llama mucho la atención por lo que pueden estar entretenidos bastante rato.

Riesgo: 0, ya que todos los ingredientes que se usan son comestibles, aún así lo haremos con ellos por lo menos la primera vez para que vean la mecánica.

Recursos y presupuesto:

–        Dos vasos o tarros transparentes: los cogemos de casa, del comedor o de clase.

–        Miel: 0’80€

–        Aceite: 0’90€

–        Agua: del grifo.

–        Colorante alimentario: 1’80€

–        Sal: 1€

Presupuesto total: 4’50€.

Objetivos didácticos:

Diferenciar las densidades de distintos líquidos y saber por el orden cual pesa más, cual menos y por qué piensan que es así.

Aprender a experimentar con las cosas cotidianas y ver que pasa.

Anticiparse a los resultados, plantear hipótesis y razonar.

Desarrollo:

– Preparación: Llenamos los vaso hasta algo menos de la mitad de agua, encima añadimos unos dos dedos de aceite, en uno de los vasos añadimos medio dedo de miel.

– Procedimiento: una vez tenemos los vasos preparados, le añadimos un par de gotas de colorante a cada uno, para que a los niños les atraiga más en cada vaso pondremos el colorante de un color, una vez que hemos puesto el colorante que se queda en suspensión en el aceite, preguntaremos a los niños que creen que va a pasar cuando echemos la sal, una vez que tenemos las respuestas pasamos a comprobarlo.

Rociamos unos pellizcos de sal, la sal al pesar más atravesará el aceite arrastrando condigo el colorante y algo de aceite, cuando la sal llega al agua las gotas de colorante se disuelven y la sal resbala del aceite de forma que este sube en forma de gotas. Cuando repetimos la operación en el recipiente con la miel esta operación es mucho más lenta, ya que debido a la viscosidad de la miel el aceite y el colorante se quedan parcialmente pegados y tardan más en volver a su posición inicial o en disolverse.

Cada vez que añadimos sal, esta al hundirse arrastra aceite con ella y al llegar al agua lo libera y vuelven a formarse burbujas de aceite, esto fascina a los niños y como te descuides echan el kilo de sal en el vaso.

Explicación científica: debido a las diferentes densidades el aceite se queda en suspensión sobre el agua, al echar suficiente sal, esta se hunde y con ella arrastra parte de aceite una vez esta se disuelve en el agua el aceite al tener mayor densidad vuelve a ascender hasta juntarse de nuevo con el aceite.

Conclusión: Este experimento les resulta muy atractivo a los niños porque lo pueden hacer ellos solos, además está hecho con alimentos que todos tienen en casa por lo que pueden volver a hacerlo allí y enseñárselo a sus padres y hermanos.

Por otra parte, les ayuda a entender la densidad y la solubilidad.

Referencias: Realizado en el colegio Enrique Tierno Galván de Getafe durante el periodo de prácticas.

Inés Alonso León.

¿SE CONGELARÁN O NO SE CONGELARÁN?

Vídeo

http://www.youtube.com/watch?v=fWwVyq_xhxc&feature=youtu.be

Resumen:

A través de este experimento se pretende acercar a los niños a los estados de la materia y sus cambios. En este caso lo realizaremos con el agua, y otras sustancias mezcladas con esta.

Edad: 5-6 años

Temporalización : 1h 5 minutos

Preparación: 5-10 minutos para preparar los materiales.

Desarrollo: 1h 10 minutos. Tiempo estimado desde el comienzo de la mezcla de las sustancias, hasta la recogida del congelador.

Riesgo (0 a 3): 1, ya que se van a utilizar materiales como el alcohol, y es importante no realizarlo sin la supervisión de un adulto por riesgo de ingestión de este. Aunque los propios niños podrán manipular por ellos mismo todos los materiales.

Recursos:

-3 vasos de cristal

-Agua

-Alcohol

-Sal

-Congelador

Presupuesto: Todos los materiales se encuentran en el colegio, se pueden pedir prestados a la cocina de la escuela, o pedir a las familias que colaboren con este experimento trayendo los materiales de casa.

Objetivos didácticos:

-Conocer los distintos estados de la materia y el paso de uno a otro. En este caso, la solidificación.

-Saber que la materia tiene distintas densidades que provocan que la temperatura de solidificación sea mayor o menor.

-Aprender la temperatura de fusión del agua y del alcohol

 Desarrollo
Preparación:

Junto con los alumnos, prepararemos los materiales necesarios para el experimento explicándoles lo que van a hacer e introduciéndoles en el tema y haciéndoles preguntas sobre lo que pueden conocer

Procedimiento:

Junto con los alumnos, procederemos a rellenar los tres vasos.

El primero lo rellenarán solo con agua. El segundo con agua y un poco de alcohol, y el tercero con agua y media cucharadita de sal. Después de esto, meteremos en el congelador los tres vasos que hemos rellenado. Al cabo  de una hora, sacaremos los vasos del congelador, y podremos observar, que el vaso con agua, está totalmente congelado; el vaso con agua y alcohol, permanece totalmente líquido, y el vaso con agua y sal, se encuentra parcialmente congelado.

Explicación científica

Como ya sabemos, la temperatura de ebullición del agua pura son 0ºC.

Pero es cierto que cuando mezclamos el agua (disolvente) con otra sustancia (disoluto), es decir, se hace una disolución, se produce un descenso de la temperatura de ebullición o punto de congelación, respecto a la del disolvente puro.

Con esto se explica que en los vasos 2 y 3 con las mezclas de agua con alcohol y sal, después de una hora no se han congelado. La temperatura de ebullición del alcohol desciende a -100 ºC

Conclusión

Se trata de un experimento que puede ser muy atractivo para los niños, ya que a esa edad no conocen las densidades ni los estados de la materia en profundidad. Pueden pensar que al meter tanto agua, como agua con alcohol,  o agua con sal en el congelador, todo esto, después de una hora saldrá congelado. Y para su sorpresa, observarán que no todo es como pueden pensar. De este modo aprenderán los distintos estados de la materia y el paso de unos a otros.

Laura Carrasco De Celis, 3º Infantil Mañana

PURIFICADOR CASERO

Resumen: Existen purificadores de varios tipos, pero también podemos prepararlos nosotros mismos. Pero, ¿Hay una forma de volver a tener el agua limpia? La respuesta es SI.

purificador

Edad: 4-6 años

Temporalización:

-Tiempo de preparación: 5 minutos aproximadamente.

-Tiempo de desarrollo: 20 minutos aproximadamente.

Riesgo: 0, no ocasiona ningún peligro.

Recursos:

-Materiales: una caja de cartón grande o una silla, dos tazones, arena, agua y un trozo de lana

-Personales: educadora y alumnos

-Espaciales: el aula

Presupuesto orientativo: caja de cartón (reciclable) / silla pequeña de plástico( 1,50€),  dos tazones (1,20€) , un trozo de lana ( 0,60€) , arena del parque y agua del grifo. Total: 3,30€

Desarrollo:

-Preparación: La caja o la silla la ponemos en el suelo y encima de ella no de los tazones con agua limpia. El otro tazón, sin agua, lo colocamos en el suelo junto a la caja o silla.

Y unimos los dos tazones con el trozo de lana.

-Procedimiento: Al tazón con agua, le echamos un puñado de arena y lo dejamos unos 20 minutos actuar. Por lo que el agua del tazón de la caja empezará a caer por la cuerda al otro cuenco, que permanece en el suelo.

Explicación científica: En cierta manera, estamos purificando el agua debido a que la cuerda hace de colador y solo traspasa el agua, quedando los residuos de arena en el otro tazón y en la lana.

Conclusiones: Es un experimento fácil y curioso de hacer, ya que los resultados se ven a simple vista y con ellos podemos concienciar al niño de la importancia de la buena utilización del agua sin malgastarla, como es ésta: purificándola.

Referencias: http://www.experimentosparaniños.org/purificando-el-agua-purificador-casero/

Vanesa Martín Gallego

3ºA Educación Infantil