Título: ¡¡El huevo flotador!!

Resumen: En este experimento se mostrará como, en función de la salinidad del agua, el huevo flota o no en el agua.

Edad: recomendable a partir de 4-5 años

Temporalización: 5 minutos aprox.

Riesgo: 0 (no necesita supervisión del adulto aunque sí que es recomendable)

Recursos: 1. materiales: – 3 huevos
– Agua del grifo
– 4 vasos iguales, preferentemente de cristal
– 1 recipiente para verter la mezcla sobrante (prescindible)
– 1 recipiente medidor
– Sal (mínimo ½ kg)
– Utensilio para remover (1 cuchara, pajita etc.)

2. Humanos: maestra y alumno/os

Presupuesto orientativo:
Como este experimento está pensado para que lo realice solo la maestra en la asamblea, el coste total del experimento, comprando todos los utensilios es de 7€.
– 3 huevos (1,60 € la docena)
– Agua del grifo (gratis)
– 3 vasos iguales, preferentemente de cristal (3€ el pack de 6)
– 1 recipiente para verter la mezcla sobrante/puede ser otro vaso (es prescindible)
– 1 recipiente medidor (1 €)
– Sal (mínimo ½ kg) (80 cent./kg aprox.)
– Utensilio para remover (1 cuchara, pajita etc.) (60 cent. aprox.)

Objetivos didácticos
– Fomentar el gusto de los niños por la ciencia.
– Incrementar la curiosidad de los niños hacia los experimentos.
– Relacionar este experimento con el fenómeno que ocurre en el mar muerto (para el mejor entendimiento de los niños).
– Enseñar el concepto de densidad y peso de una forma que pueda ser bien asimilada por los niños.

Desarrollo
PREPARACIÓN PREVIA: colocamos todo el material sobre una superficie lisa.

PROCEDIMIENTO:
Antes de empezar con el experimento preguntamos a los niños sobre lo que creen que va a pasar a continuación:

– Primer vaso: echamos 200ml de agua y después echamos el huevo (los huevos han de tener aproximadamente el mismo tamaño).
– Segundo vaso: echamos primero la sal (unas 3-4 cucharadas), después los 200ml de agua y por último soltamos el huevo en el vaso. (La cantidad de agua y de sal pueden variar en función al tamaño del vaso, pero siempre será la misma en todos los vasos).
– Tercer vaso: seguimos los mismos pasos que para el segundo vaso pero no echamos el huevo todavía. Después de remover bien la mezcla, tiramos la mitad a otro recipiente, volvemos a remover y después echamos el huevo. Finalmente echamos otros 100ml de agua (sin sal) para completar los 200ml iniciales de agua (y no removemos, ya que el efecto adecuado ocurre solo si el agua salada y la normal no se mezclan).

Finalmente pregunta a los niños si saben por que ocurre lo que acaban de ver y se procede a dar la explicación sobre el fenómeno relacionándolo con algo que hayan podido vivir -bañarse en el mar muerto-. Asimismo se explica de una forma adecuada qué es la densidad y el peso y como afectan a los cuerpos utilizando el ejemplo del huevo.

EXPLICACION CIENTIFICA: estudiando el fenómeno y teniendo en cuenta el hecho de que la densidad del agua aumenta debido a la sal, la explicación a la que se debe el hecho de que el primer huevo no flota en el vaso es que la densidad del agua es menor al peso del huevo y por eso el huevo se va al fondo del vaso. En el segundo caso lo que ocurre es que la sal aumenta bastante la densidad del agua y al echar el huevo, este flota debido a que su peso es menor que la fuerza que ejerce la densidad empujando al huevo hacia arriba. En el tercer vaso, sin embargo el huevo se queda flotando a esa altura y no en la superficie del agua como en el caso anterior debido a que el agua salada tiene más densidad que el agua sin sal, por tanto la mezcla con sal ejerce una fuerza mayor empujando al huevo hacia arriba mientras que el agua sin sal deja caer al huevo porque su peso es mayor. Es decir, el huevo se queda en la barrera entre el agua salada y el agua del grifo porque el primer liquido es lo suficientemente denso (como veíamos en el segundo vaso) como para hacer flotar al huevo, mientras que el segundo no (como se ve en el primer vaso), es por eso que el huevo flota en lo que sería la superficie del agua salada si no hubiésemos echado agua del grifo.

Conclusiones respecto a la actividad/experimento
Es importante echar una buena cantidad de sal en los vasos porque sino el huevo no flotará, sobretodo en el tercer vaso.
Asimismo hay que tener en cuenta en el tercer vaso, que después de tirar la mitad de la mezcla se echa primero el huevo y solo después el agua sin sal, la cual se echará despacio, ya que si la echamos de golpe, el huevo se hundirá (porque se mezclará el agua salada con la del grifo).

Nombre y apellidos del alumno: María Denisa Comsa.Ed. Infantil 3ºMAÑANA

Referencias: La idea sobre este experimento ya la tenía, pero no sabía exactamente cómo ponerla en práctica, así que busque información en Internet y finalmente realice el experimento siguiendo las pautas de la siguiente página web: OjoCientifico.com (Enlace del experimento: http://www.ojocientifico.com/2011/03/02/experimento-del-huevo-que-flota). Allí también encontré un video en el que se desarrolla el experimento (Enlace: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=HGTnfxM4fwY

¿Cuántas gotas caben en una moneda?


Resumen:
Mediante este experimento se pretende mostrar un sorprendente ejemplo de tensión superficial.

Edad:
A partir de 4 años.

Temporalización:
El experimento no requiere más preparación que llenar el vaso de agua, y el desarrollo en si no nos llevara más de 3 minutos, pero debido a que hay que observarlo de cerca, puede que queramos hacerlo en pequeños grupos, lo que aumenta el tiempo a emplear.

Riesgo:
El riesgo es 0, no hay ningún peligro en este experimento.

Recursos y presupuesto estimado:

Materiales y presupuesto:

  • Vaso de plástico: 6 céntimos
  • Agua: Del grifo
  • Moneda de 1, 2 o 5 céntimos: Se recupera al final del experimento
  • Pajita: 2 céntimos

PRESUPUESTO TOTAL: menos de 10 céntimos si usamos el vaso y la pajita sueltos, 4 euros si compramos los paquetes de 100 pajitas y 50 vasos.

Objetivos didácticos:

  • Introducir el concepto de tensión superficial.
  • Animar a los alumnos a realizar hipótesis previas, y comprobarlas.

Desarrollo:

  • Preparación:

Se llena el vaso de agua, y se plantea a los alumnos la siguiente pregunta: ¿Cuántas gotas de agua caben en esta moneda?

  • Procedimiento:

Absorbe agua con la pajita y tapona el orificio con el dedo para que no caiga y con ayuda de la mano libre presiona la pajita para que caiga el agua gota a gota, contándolas en voz alta.
Si al terminar el agua de tu pajita aun caben más gotas, rellena de nuevo la pajita y continúa añadiendo gotas.

  • Explicación científica:

En este experimento, dos elementos juegan a nuestro favor, la tensión superficial, y la propia forma de la moneda: Si observamos (o mejor tocamos) atentamente la moneda veremos que tiene un reborde, el cual puede retener una fina capa de agua sobre la moneda, y gracias a esta capa inicial y a la tensión superficial, el agua se acumula formando una gran gota en lugar de derramarse por los laterales.
Conclusiones:
Este experimento sencillo y de presupuesto ínfimo suele sorprender mucho a los niños (y en muchos casos a los adultos) y despierta su curiosidad sobre cómo y por qué sucede.
Si se dispusiera de ello, una pipeta o un cuentagotas serian de gran ayuda a la hora de ir depositando las gotas.
Nombre y apellidos del alumno: Kevin Barrachina Vega
Referencias:
Este experimento es una adaptación de una apuesta de sobremesa clásica.

LA PELOTA QUE NO SE FÍA

 

Resumen:

¿Qué hará una pelota de ping pong en un vaso de agua medio lleno y lleno del todo? Si quieres averiguarlo mira más abajo.

Edad:

A partir de 3 años

Temporalización:

  • Preparación: 2 minutos.
  • Desarrollo: 5 minutos

Peligro o toxicidad:

0-1, habría que tener cuidado si se usa un vaso de cristal.

 Recursos:

Pelota de ping pong, agua, vaso.

Presupuesto:

Pelota: 0,20€

Vaso: 0€, lo pediremos al comedor.

Agua: 0€, la cogeremos del grifo.

Objetivos didácticos:

  • Observar que ocurre cuando el vaso no está completamente lleno y cuando si lo está.
  • Entender porque se obtiene un resultado u otro.

Desarrollo:

Llenamos el vaso de agua casi hasta arriba y metemos la pelota dentro. Vemos que la pelota de ping pong se va hacia los lados.

Más tarde llenamos ese mismo vaso justo en el límite para que rebose y preguntamos a los alumnos que creen que va a pasar. Luego metemos la pelota y la empujamos hacia el borde. Cuál será la sorpresa de nuestros alumnos cuando vean que la pelota en lugar de acercarse al borde, como lo hacía anteriormente, se aleje para no caerse.

Explicación científica:

Todo es debido a la tensión superficial. Esta tira de la pelota de ping pong en todas direcciones. Por lo que dependiendo del agua que haya en el vaso la pelota se comportara de una forma o de otra.

En el primer caso la tensión superficial es más fuerte junto a la pared del vaso por lo que la pelota se pega a este. Mientras que el segundo la tensión superficial del agua es menor  cuanto más se acerca al borde.

Referencias:

http://www.youtube.com/watch?v=BZ0kKrBw-ik

Autor:

María Sánchez Arroyo