¡Idea! Amigo invisible para el Día de la Tierra

¡Qué idea! 

Se nos ha ocurrido prepararnos con tiempo para celebrar el Día de la Tierra (22 de Abril), en el que nos regalaremos unos a otros una planta. Un original “amigo invisible” para festejar este día tan relacionado con nuestra asignatura.

Esto es lo que vamos a hacer:

  1. En Marzo empezaremos a plantar las plantas que luego regalaremos.
  2. El jueves 21 de Abril las intercambiaremos en clase
  3. Además, el 21 de Abril regalaremos plantas a todos los que las quieran recoger y acoger. (Aula 105 del Aulario II del campus de Móstoles)

Si quieres participar, tienes varias opciones:

  1. Venir a que te regalemos una planta y cuidarla mucho.
  2. Intercambiar una planta anónimamente.

¿Cuándo y dónde?

21 de Abril, de 13 a 15h en el Aula 105 del Aulario II del Campus de Móstoles.

DiadelaTierraURJC - Inmaculada Conejo

Otras actividades en la URJC

  • El 15 de Abril, en el campus de Fuenlabrada, tendremos un taller de origami en el que construiremos un gran mural para el Día de la Tierra.
  • El 21 de Abril, en el campus de Móstoles, leeremos poemas relacionados con el medio ambiente, plantas de todo tipo, ecosistemas, etc.

Más información sobre el Día de la Madre Tierra:

Las Naciones Unidas decidieron en una asamblea general que el 22 de Abril sería el Día de la Madre Tierra y así lo comunicaron a los Estados Miembros para invitarles a participar en actividades de concienciación sobre el cuidado de nuestro planeta.

Cada año tienen lugar por todo el planeta miles de actividades relacionadas con el Día de la Tierra, donde hemos inscrito la nuestra. ¿Conoces alguna que nos quieras contar?

#DiadelaMadreTierra, #EarthDay

¡La pimienta que huye!

 

 

Resumen: a través de este experimento los niños podrán aprender  como funciona la tensión superficial del agua realizando un experimento fácil en el que se utilizarán pimienta,agua y jabón.

 

Edad: A partir de 3 años.

 

Temporalización:

Tiempo de preparación previa: 4-5 minutos.

Tiempo de desarrollo: 5 minutos

Riesgo: Ninguno,ya que en este experimento no se utilizarán sustancias nocivas,a no ser que hubiese algún niño alérgico a la pimienta o al jabón.

 

Recursos:

Materiales:

Plato o recipiente hondo

Pimienta negra

Jabón

Agua

 

Presupuesto:

Pimienta negra : 1 Euro

Bote de jabón : 1 Euro

Presupuesto total: 2 Euros

 

Objetivos didácticos:

–          Trabajar la tensión superficial del agua

–          Explicar en términos simples las mezclas heterogéneas

–          Crear nuevos conocimientos acerca de otros conceptos

 

Desarrollo:

Preparación:  En primer lugar, prepararemos los utensilios y materiales necesarios para realizar este experimento (plato o recipiente hondo, pimienta negra, jabón y agua).

Procedimiento:  Comenzaremos echando agua en el recipiente sin que ésta sobrepase el borde pero lo suficiente como para que cubra el fondo y después se espolvoreará un poco de pimienta negra por toda la superficie.

A continuación introduciremos el dedo en la mezcla para observar como la pimienta no se mueve y permanece en el mismo lugar y después sacaremos el dedo.

El paso siguiente será echar en el mismo dedo un poco de jabón líquido y lo meteremos justo en el centro del recipiente. Observaremos como la pimienta negra se precipita hacia los bordes del recipiente y huye del jabón.

Para finalizar, recogeremos todos los materiales y limpiaremos los utensilios y la superficie que hayamos utilizado.

 

Explicación científica:

Podemos observar como la pimienta negra flota sobre el agua, porque aunque no sea directamente visible para nosotros, existe una capa invisible que soporta  la pimienta.Esta capa invisible es mas firme porque existe una mayor fuerza entre moléculas  y es lo que cientificamente conocemos como “tensión superficial del agua”.

Lo que ocurre al introducir el dedo con el jabón líquido es que esa tensión superficial se rompe o disminuye y hace que la pimienta huya hacia los extremos del recipiente donde el jabón todavía no ha llegado.

 

Opinión personal:

Es un experimento que a los niños les encantará porque podrán manipular ellos mismos los materiales y comprobar el resultado directamente,además de ser muy fácil y sencillo de realizar, y por otra parte, el gasto económico será minimo.

 

Nombre y apellidos:  Mairena González González, 3º Educación Infantil, Móstoles, Mañana

 

 

Referencias:

Florez, C. (14 de Octubre de 2013). http://www.guiainfantil.com. Recuperado el 24 de Abril de 2014, de http://www.guiainfantil.com: https://www.youtube.com/watch?v=pVevJ4WvXG8

Natalia. (3 de Marzo de 2014). http://www.experimentoscaseros.info. Recuperado el 24 de Abril de 2014, de http://www.experimentoscaseros.info: http://www.experimentoscaseros.info/2014/03/la-pimienta-que-huye.html

Pintamos sal.

Imagen:

2

Resumen: Juego muy sencillo y divertido que todos hemos hecho de niños, consiste en dar color a la sal y con ella hacer o bien dibujos o rellenar tarritos.

Edad: a partir, de los 2/3 años, es un buen ejercicio para desarrollar la motricidad fina.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 2/5 minutos, lo que tardemos en repartir a los niños una hoja de periódico unos puñaditos de sal y tizas de colores.

– Tiempo de desarrollo: eso variará según la edad y la destreza de los niños además de la finalidad con la que se realice esta actividad.

Riesgo: 1 ó 2 dependiendo de la edad, el riesgo es que se puedan comer la tiza.

Recursos y presupuesto:

–        Sal: 1€

–        Tizas de colores: 1€

–        Un periódico.

–        Dependiendo de la finalidad o tarros reciclados de mermelada o similar o folios en blanco y pegamento para hacer los dibujos.

Presupuesto total: 2€

Objetivos didácticos:

Desarrollar la motricidad fina.

Ver como la sal se tiñe al frotar la tiza por encima.

Desarrollo:

– Preparación: Se repartirá a cada niño una hoja de periódico y a cada niño o grupo de niños dependerá de la distribución de la clase y del método de trabajo un recipiente con sal y una caja de tizas de colores.

– Procedimiento: Los niños elegirán un color y echarán en el papel la cantidad de sal que quieran colorear de ese color, haciendo un montón colocarán la tiza encima del montoncito de sal en posición horizontal y la frotarán de arriba a abajo hasta haber conseguido el color que quisieran.

Una vez teñida la sal cada niño la usará para lo que tenía pensado, si su intención era rellenar un botecito la echará dentro con ayuda de un embudo, en caso de ser muy pequeños los niños para este paso se les ayudará, si el niño quiere realizar un dibujo en un folio pondrá pegamento en la parte donde quiere poner ese color y posteriormente esparcirá la sal necesaria hasta cubrir ese área, el método es el mismo que cuando se colorea con purpurina.

Inés Alonso León.

Llena un vaso sin inclinar nada

Imagen:

sifon

Resumen: Llenamos un vaso por medio del trasvase.

Edad: 4/6 años.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 15 minutos.

– Tiempo de desarrollo: 5 minutos.

Riesgo: 0, lo más que puede pasar es que se mojen.

Recursos y presupuesto:

– Dos vasos.

– Un tarro con tapa.

– Dos pajitas.

– Un poquito de plastilina.

Presupuesto total: 1€

Objetivos didácticos:

Entender los procesos de trasvase y de presión.

Desarrollo:

-Preparación: En la tapa hacemos dos agujeros, que queden lo más ajustados posible al diámetro de la pajita. Introducimos las pajitas en sus respectivos agujeros, una que sobresalga por la cara interna de la tapa uno centímetro escaso y la otra 4 o 5. Pondremos plastilina alrededor para minimizar la filtración del agua por los laterales del orificio.

-Procedimiento: Vertemos agua en el tarro y en uno de los vasos.

Cerramos el tarro y taponamos las pajitas. Colocamos la pajita que más sobresale dentro del tarro dentro del vaso con agua y la otra encima del vaso vacío.

Destaponamos las pajitas, al destaponar el vaso vacío empezará a llenarse y el lleno a vaciarse mientras que en el tarro seguirá habiendo la misma cantidad de agua.

Explicación científica: Este fenómeno se debe al principio del vacío, no puede haber un espacio vacío (en el tarro) si hay otro elemento que reemplace al que se está evacuando, es decir, el agua que sale por la pajita es sustituida por el agua que sube por la otra por medio de la presión.

Conclusión: Es un experimento sencillo y cómodo de hacer, para que los niños lo vean de forma más clara siempre podemos teñir con colorante de diferentes colores el agua de cada recipiente. Pero es una forma de que los niños vean el mecanismo de un sifón mientras se divierten, además podemos hacer que el vaso lleno este más bajo que el vacio de forma que también les enseñamos que no siempre hay que inclinar el vaso para llenar algo o que el recipiente que llene tenga que estar más arriba que el que se llene.

Referencias: “La serpiente de agua y otros experimentos asombrosos”, autor: David Blanco Laserna. Editorial: nivola.

Inés Alonso León.

Hacemos fotos sin cámara.

Imagen:

1

Resumen: Creamos nuestra propia cámara de fotos.

Edad: 5/6 años.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: Depende si cada niño hace la suya o se hace una para toda la clase, en tiempo de adulto en 20 minutos está hecho.

– Tiempo de desarrollo: Lo que tarden los niños en mirar.

Riesgo: 0

Recursos y presupuesto:

– 1 caja de zapatos.

– 1 cuadrado de papel de calco o vegetal de 10 cm. 0’20€ el folio.

– Tijeras. 1’5€

– Compás o punzón. 3€

– Cinta adhesiva. 0’50€ el rollo

Presupuesto total: 5’20€

Objetivos didácticos:

Explicar el funcionamiento de una cámara de fotos y de nuestro propio ojo.

Desarrollo:

– Preparación: Se quita la tapa de la caja y se corta en dos partes desiguales.

En el fondo de la parte más pequeña se hace un agujero cuadrado en el centro y se cubre con el papel de calco. En el fondo de la parte grande haz un agujerito con la punta del compás justo en el centro.

Se mete la parte pequeña en la grande, con el papel de calco hacia el agujero. Se pone la tapa.

– Procedimiento: En un lugar iluminado dirigimos el agujero hacia algún objeto, miramos el papel de calco y…. ¡sorpresa! vemos el objeto reflejado en el papel de calco pero al revés.

Explicación científica: El objeto recibe la luz y refleja una parte de ella en todas direcciones. Parte de la luz reflejada se dirige hacia el agujero de la caña. Como el agujero de la caja es muy pequeño, los rayos de luz se cruzan al atravesarlo, como sucede en nuestro ojo. Al cruzarse los rayos de luz, en el papel de calo se reproduce la imagen invertida del objeto.

Sin título

Conclusión: De esta forma sencilla y rápida podemos explicarle a los niños como funciona nuestro ojo, y que en la retina al igual que en el papel de calco la imagen se proyecta invertida.

Referencias: “Los misterios de la vista” de la colección “experimentos, experimentos fáciles y divertidos” de sm.

Inés Alonso León.

El vaso mágico.

Imagen:

 vaso magico

v\:* {behavior:url(#default#VML);}
o\:* {behavior:url(#default#VML);}
w\:* {behavior:url(#default#VML);}
.shape {behavior:url(#default#VML);}

Resumen: Vamos llenando un vaso con líquidos de distintas densidades de forma que se va quedando por capas claramente diferenciadas.

Edad: Cualquier edad, dependiendo de la edad su participación será mayor o menor, desde la mera expectación hasta añadir ellos los diferentes ingredientes.

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 5 minutos.

– Tiempo de desarrollo: 5/10 minutos.

Riesgo: 1, alguno de los ingredientes que se usan son tóxicos pero en ningún momento se quedan solos por lo que no debería de haber ningún problema.

Recursos y presupuesto:

–        Miel: 0’80€

–        Jabón de lavaplatos: 0’90€

–        Agua del grifo.

–        Aceite: 1€

–        Alcohol de heridas: 1€

–        Colorante alimentario: 1’80€

–        Un vaso, preferiblemente de tubo: lo llevamos de casa.

Presupuesto total: 5’50€

Objetivos didácticos:

Ver las diferentes densidades de los líquidos y que pasa cuando se juntan.

Saber distinguir que líquido tiene mayor densidad solo por la posición que ocupa en el vaso.

Desarrollo:

– Preparación: Colocar el vaso de tubo en un lugar con buena visibilidad para que los niños puedan ver bien el experimento. Colocar los ingredientes cerca.

– Procedimiento: Iremos echando en el vaso dos dedos de cada ingrediente de mayor a menos densidad y esperando un minuto para dejar que se asiente el elemento anterior, además al echarlo lo haremos suavemente para evitar que se mezclen. Una vez echados todos los elementos añadimos un par de gotas de colorante a la última capa (el alcohol), es un paso meramente estético y para ayudar a los niños a diferenciar las distintas capas, ya que si no habría dos transparentes.

Explicación científica: Las distintas densidades hacen que los distintos elementos no se junten formando una mezcla homogénea si no que se quedan colocados en estratos claramente diferenciados.

Conclusión:

Referencias: “Experimentos para entender el mundo” Autor: Javier Fernández Panadero.

Inés Alonso León.

¿PESA EL AIRE?

Resumen: Haremos un experimento en el que averiguaremos y el aire pesa o no

CIMG0523 CIMG0527 CIMG0526

Edad: con niños de edades a partir de 6 años

Temporalización:

– Tiempo de preparación previa: 7 minutos

– Tiempo de desarrollo: 10 minutos, puede variar dependiendo de si queremos hacer el experimento en grupo o por parejas, para una mejor explicación

Riesgo: (1) El único riesgo que puede tener es que se explote un globo, pero no me parece un riesgo, ya que lo único que puede causar en los niños es el susto

Recursos:

  • 2 globos (0,20€)
  • 2 pajitas (0,90€)
  • Cinta adhesiva (0,60€)
  • Hilo o lana (0,90€)

Presupuesto total: 2,60 €

Objetivos didácticos:

  • Concienciar de que los gases pesan
  • Conocer de qué depende el peso (tanto de gases, como de cuerpos sólidos)

Desarrollo:

Preparación:

Para este experimento se necesita una balanza que realizaremos con dos pajitas unidas con cinta adhesiva, buscaremos el centro de la barra conseguida con las pajitas y se colgara de un hilo. Con este proceso ya tendremos la balanza

Procedimiento:

Para saber si el aire pesa cogeremos los dos globos y le realizaremos la pregunta al niño ¿piensas que el aire pesa?, entonces inflaremos un globo y lo engancharemos a la balanza mientras que el otro globo lo engancharemos sin inflarlo

Explicación científica: 

Al colocar el globo inflado en la balanza comprobamos que la balanza se desequilibra  hacia el lado donde el globo inflado está colgado comprobando así que el aire pesa  y que tiene mayor densidad el que está dentro del globo ya que está ocupando un volumen y la formula es: peso=masa por volumen y debido a que esta ejercido a una mayor presión (presión atmosférica)

Conclusiones: A la hora de realizar el experimento se puede sustituir las pajitas por algún material más duro para comprobarlo mejor

Referencias:  http://ciencianet.com/p42.html

Cristina Carro Moreno. 3º mañana