Un planeta en mi maleta

EDAD: a partir de 5 años.

CUENTO: “UN PLANETA EN MI MALETA”

–   Adiós, Carlos.

–   Hasta el lunes, Richi. Pásatelo bien el “finde”.

–   Vale, gracias, y tú también.

–    Miguel, Mariano, nos vemos el domingo en el partido.

–   ¡¡Siiiiii!!. Dijeron los chicos.

Era viernes y acabábamos de salir del cole. Carlos, Miguel, Mariano y yo, que soy Ricardo, pero todo el mundo me llama Richi, somos los mejores amigos. Todo el mundo nos llama los cuatro mosqueteros y vamos juntos a todos los sitios. Nos lo pasamos muy bien y casi nunca nos enfadamos.

Vamos a la misma clase de infantil de cinco años, y estamos juntos desde pequeños, cuando teníamos tres años.

Hoy, en clase la “seño” nos ha explicado muchas cosas de los planetas, y a mi me ha gustado mucho, mucho. Les he dicho a los chicos que de mayor quiero ser astronauta.

Astronauta

¡¡¡¡ TIENE QUE SER SUPERCHULO ESTAR EN EL ESPACIO!!!

La “seño” nos ha hablado hoy de la Tierra, que es el planeta donde vivimos, le llamamos el planeta azul, desde el espacio se ve de ese color, porque tenemos muchos mares y océanos. ¡¡ Hay mucha mas agua que tierra!!

Nos ha dicho que el Sol es la súper gran estrella del sistema solar y que todos, todos los planetas giran a su alrededor.

Gracias a que sus rayos iluminan la Tierra y le dan calor, aquí tenemos vida. ¡¡GRACIAS SOL POR SER TAN BUENO!!

sol

Nos ha explicado que nuestro sistema solar tiene ocho planetas, contando con el nuestro, y que unos son rocosos y otros gaseosos. Los rocosos son los cuatro que están más cerca del sol, porque al hacer más calor los gases se evaporan, y los cuatro que están más lejos son los gaseosos.

Para el fin de semana nos ha encargado que preguntemos a nuestra familia y amigos cosas de los planetas, que imaginemos que tenemos una maleta mágica donde podríamos guardar nuestro planeta preferido, y que el lunes tenemos que decirle cual es el planeta que hemos elegido.

Todo esto se lo he contado en la cena a mis papas y a mi hermana pequeña, aunque ella no se ha enterado de nada, jajaja.

Bueno, ya estoy en la cama y no dejo de pensar en el espacio.

Por la ventana se ven las estrellas, y hay un montonazo.

estrellas

Y de repente… ¿qué es eso? Parecía que dos estrellas se estaban acercando, pero…, eso no puede ser … yo miraba y miraba y las estrellas cada vez estaban mas cerca, mas cerca, mas cerca y de pronto mi habitación se lleno de una luz muy, muy fuerte. Yo cerré los ojos asustado y cuando todo pasó, los abrí y… ¡HALA! ¡¡REQUETE, REQUETE, REQUETE-RECORCHOLIS!! Delante de mí, en mi habitación, había dos chicas con unos vestidos de color plata muy brillante y tenían como una luz que salía de ellas.

¿Eres Richi? ¿El amigo de Carlos, Miguel y Mariano? me preguntaron y yo les dije que si, todavía un poco asustado. Entonces me dijeron que ellas eran Leny y Noely, dos jóvenes estrellas que venían a buscarme para enseñarme los planetas, porque se habían enterado que a mi me gustaban mucho todas las cosas del espacio, y que tenia que elegir un planeta para guardarlo en mi maleta mágica. Ellas me los enseñarían.

Yo las miraba y no me lo creía, pero de pronto Leny y Noely me tocaron la nariz, me dieron la mano, y… salimos volando por la ventana.

Leny me dijo que como el Sol era la súper estrella, conoceríamos el planeta más cercano al Sol y así iríamos avanzando hacia los demás.

¡¡ Cierra fuerte los ojos!! Me dijo Noely, y empecé a notar mucho, mucho calor.

–  Estamos en Mercurio, como veras es un pequeño planeta, donde no hay ni atmosfera ni lluvia.

–  Noely, le dije yo, es muy rocoso, tiene muchos agujeros, y hace muchísimo, muchísimo, muchísimo calor.

–  Sí, me dijo Noely, los agujeros los hacen los meteoritos al chocarse, y hace tanto calor porque estamos en el planeta más cercano al Sol. ¡¡Vámonos a otro, corred, corred que nos freímos!!

mercurio

Cerré los ojos y…estaba en un planeta muy brillante, también hacia mucho calor y allí había muchos volcanes.

–  Estamos en Venus, también le llaman el lucero del alba, porque desde la Tierra parece que brilla. Y como veras, también es rocoso y también hace mucho calor, porque seguimos cerquita del Sol.

venus

–   Vuelve a cerrar los ojos, que nos vamos.

¡¡SORPRESA, ESTAMOS EN LA TIERRA!!

No os podéis imaginar lo bonito que es nuestro planeta desde el espacio. Es de un azul precioso y se ve la luna girando a su alrededor.

Leny y Noely me dijeron que nuestro planeta estaba en el lugar perfecto. Si estuviera mas cerca del Sol haría mucho calor y mas lejos ya haría mucho frio. ¡¡FELICIDADES RICHI, ESTAS EN EL MEJOR PLANETA DEL SISTEMA SOLAR!!

tierra

– ¡¡Ya me lo imaginaba, jajaja, es el mejor y por eso lo tenemos que cuidar mucho!!

De repente estábamos en Marte. Marte era rechulo tenia como un color rojizo y me dijeron que también tenía agua, pero muchísima menos que nosotros, además en Marte esta el monte más alto del sistema solar, se llama Monte Olimpo y mide casi 25 km.

marte

¡¡HALA, QUE PLANETA MÁS GRANDE!! Leny y Noely se rieron divertidas y me dijeron que estábamos viendo Júpiter.

jupiter

– Es el mas grande de todos, es como 1000 veces la Tierra y como veras tiene un montón de satélites que giran a su alrededor. Su composición es gaseoso, aunque en el centro es rocoso.¡¡ Vámonos al siguiente Richi!! veras que bonito es.

Y así fue como llegamos a Saturno. ¿Qué os puedo decir de Saturno? Saturno es precioso tiene como unos anillos que giran a su alrededor y un montón de satélites, 18, me dijo Noely, y el mas importante se llama Titán. Leny me explico que los anillos eran de roca y hielo, y que la composición del planeta era gaseosa.

saturno

Cada vez hacia mas frio, porque ya estábamos muy lejos del Sol, que es el que proporciona calorcito con sus rayos. Y así, casi tiritando, llegamos a Urano.

Urano parece que esta tumbado, también es grande, como 4 veces la tierra, y las dos estrellitas me dijeron que era gaseoso con el núcleo rocoso. También tiene anillos, aunque muchos menos que Saturno, y tiene 15 satélites, que también son un montón.

urano

Me estaba quedando “helaico del to”, como diría mi abuela, cuando llegamos hasta Neptuno, era muy parecido a Urano, pero allí había unos vientos muy, muy fuertes y casi, casi, me suelto de la mano de Leny y Noely. ¡¡QUÉ SUSTO!!

neptuno

Me dijeron que un poco más lejos estaba Plutón, pero que era tan pequeño que no le consideraban un planeta, y que allí si que hacia frio, mucho, mucho frio. Mis dientes no paraban de “castañear” y tiritaba tanto, tanto, que decidieron que ya no iríamos a Plutón, porque al final me iba a resfriar. ¡¡MENOS MAL!!

Ya de regreso me fije en un montón de rocas que estaban por el espacio, se lo dije a Noely y me explico que eran asteroides, y Leny dijo: si cae alguno en un planeta, entonces se llaman meteoritos. ¿Te acuerdas de los agujeros que tenía el planeta Mercurio? Pues estas rocas son las que los provocan.

Ya iba viendo la Tierra, cuando Leny me enseño un cometa, era precioso, me dijeron que eran bolas de hielo y nieve que se deshacían por el calor del Sol.

Iba pensando en que planeta guardaría en mi maleta mágica y, la verdad, todavía no sabia cual seria el elegido.

Cerré los ojos y al abrirlos estaba en mi cama. Pensé que a lo mejor había sido un sueño, pero todavía tenía un poco de frío, y todo había sido tan real… ¡veras cuando se lo cuente a los chicos, no se lo van a creer! Me tape con el edredón y trate de dormir, entonces sentí un besito, suave como una nube, en cada mejilla y al mirar, dos luces preciosas salían por mi ventana.

A lo mejor fue un sueño, pero seria el sueño más bonito de mi vida. Y Leny y Noely siempre, siempre estarían guardadas en un rinconcito de mi corazón.

sistema solar

 

EXPLICACIÓN CIENTÍFICA:

La temperatura de los planetas es directamente proporcional a la cercanía al Sol, ya que es la fuente de calor del sistema solar. Cuanto más cerca del Sol más calor alberga el planeta, y cuanto más lejos menos calor posee.

Los planetas más cercanos al Sol son rocosos porque debido al calor se evaporan los gases que contienen los planetas.

Estos datos los podemos ver a través del viaje espacial que realiza nuestro protagonista, Richi.

NOMBRE Y APELLIDOS: Noelia Cuesta Gómez. 3ºB (Tarde).

REFERENCIAS: Cuento inventado e inspiración de explicación cinetífica: http://www.ojocientifico.com/3985/temperaturas-de-los-planetas-del-sistema-solar

 

Advertisements

¡Haz tu propio termómetro!

foto 1escalaescala con base¡termometro hecho!temperatura ambienteagua caliente¡temperatura sube!agua fria¡temperatura baja!

Resumen:

Sabemos que el tiempo meteorológico, el estado de salud o enfermedad, el cambio de estado de la materia y otros fenómenos de la naturaleza están causados por variaciones de temperatura del medio en que se encuentran (aire, cuerpo,..) y que se mide con un termómetro. Y esto ¿cómo funciona?

Edad: A partir de 4-5 años.

Temporalización:
Tiempo de preparación previa 15 minutos más una hora para que el agua se asiente.
Tiempo de desarrollo 20 minutos, 10 en cada fase (agua caliente y agua fría) para poder ver los dos resultados.

Riesgo: (numerada del 0 al 3):
Nivel 2: el niño puede manipular él mismo todos los materiales necesarios pero no debe realizar esta actividad sin supervisión de un adulto que le ayudará durante las fases de:
– recorte del cartón (uso de las tijeras),
– uso de punzón para hacer el agujero a la botella
– relleno del contenedor con agua muy caliente.

Recursos y presupuesto:
– botella de plástico resistente con tapón de rosca (0,30 €),
– una paja de plástico (una bolsa de 30: 1,80 €),
– plastilina (un ladrillo 1,70 €),
– cinta adhesiva (1,90 €),
– cartón rígido (recuperado en casa),
– contenedor tipo ensaladera (pedido “prestado” a mamá),
– agua muy caliente y agua muy fría (del grifo: gratis)
– un bolígrafo y unas tijeras (todo el mundo las tiene en casa)

Calculando una clase de 24 niños: alrededor de 0,5 € cada niño.

Objetivos didácticos: estimular el interés y la curiosidad para los instrumentos de medidas y para los fenómenos de la naturaleza.

Desarrollo:
– Preparación
Pinta una escala sencilla en el cartón cortado y pégalo a la pajita con la cinta.
Pídele a un adulto que haga el agujero al tapón de una botella.
Une las piezas asegurándote de que el agua sobresale por la paja cuando pongas el tapón.
Cierra y “aísla” las piezas con plastilina.
Deja que se asiente el agua durante una hora y marca el nivel del agua en la escala.

– Procedimiento
Pon el termómetro en un recipiente con agua muy caliente y en uno con agua muy fría.
Observa cómo cambia el nivel del agua.

Explicación científica:
La Expansión térmica es una propiedad de los líquidos que hace incrementar su volumen a medida que aumenta la temperatura.
El volumen de un líquido cambia cuando su temperatura cambia. Cuando la temperatura aumenta, el volumen aumenta y cuando disminuye el volumen también disminuye. Aumentando su volumen (se expande, ocupa más espacio), el agua “empuja el aire” y sube por el tubo (la pajita), su única vía de salida.

Conclusiones:
Este experimento es fácil de entender y realizar.
Consejo: para que se vea el movimiento del agua, la pajita tiene que ser lo más transparente posible.
Utilizando una botella y una pajita se puede construir también un “barómetro”, que mide la presión atmosférica y nos puede ayudar a prever el tiempo meteorológico.

Nombre y apellido del alumno: Elena Faggionato

Referencias:
Ha servido de inspiración el libro de Barbara Taylor, Biblioteca de los experimentos, Edición Everest

PERCIBE LA TEMPERATURA

Imagen

Resumen: ¿Alguna vez te has preguntado cómo reacciona nuestra piel ante distintas temperaturas?

Edad: 3-6 años

Temporalización:

–          Tiempo de preparación: 5 minutos.

–          Tiempo de desarrollo: 2 minutos.

Riesgo: el único riesgo que existe es que el agua este muy caliente.

Recursos:

–          Materiales: tres vasos o recipientes, agua fría, templada y caliente.

–          Espaciales: el aula.

–          Personales: la profesora

Presupuesto: Sin coste.

Objetivos didácticos:

–          Comprobar la reacción de la piel ante distintas temperaturas.

Desarrollo:

  1. Llenar un vaso con agua muy fría.
  2. Llenar otro vaso con agua templada.
  3. Llenar el último vaso con agua caliente.
  4. Introducir el dedo índice de la mano derecha en el vaso con agua fría y el dedo índice de la mano izquierda en el vaso con agua caliente. Mantener durante 1 minuto.
  5. Introducir los dos dedos índices en el vaso de agua templada.
  6. En el dedo que estaba en agua fría sientes calor y en el que estaba en agua caliente sientes frío.

Explicación científica: La percepción de la temperatura depende de la sensación anterior, no siempre es igual.

Conclusión: es un experimento muy sencillo, sin coste alguno y que gustará mucho a los niños. Cuanto más fría y caliente esté el agua, mayor será el cambio de temperatura que sientan los niños y más les sorprenderá.

 Referencia: “Conocimiento del Medio” 4º Curso Primaria Ediciones SM, 2001.

Marta Argudo Escudero (3 A)