¡Flores de Colores!

Resumen: cambiamos el color de la flor

Edad: a partir de 3 años

Temporalización:

  • Preparación previa: 5 minutos
  • Tiempo de desarrollo: 10 minutos

Riesgo: La actividad debe realizarse bajo supervisión del un adulto, precaución con las tijeras y las acuarelas, colorante, tinta…

Recursos y presupuesto:

– Flores  12 Claveles blancos = 8,50€

– Jarrón o vasos de plástico (1,50€)
– Agua

-Acuarelas (1,50€) o colorante alimenticio (3€)

– Un lugar iluminado y soleado

Presupuesto total: 11,50€ aproximadamente

 Objetivos didácticos:

Conocer y comprender el proceso de absorción de agua por las plantas.

Desarrollar las motricidad fina.

Desarrollar respeto hacia el cuidado de las plantas

Desarrollo:

– Preparación: Cada niño recibirá una flor y un vaso o pequeño jarrón.

– Procedimiento: Cortaremos un poco el tallo (25 cm de tallo es lo máximo que debe tener la flor). Pondremos agua en el vaso o jarrón y vertiremos un poco de colorante o  acuarela del color que queramos. Colocaremos la flor en el vaso o jarrón y lo dejaremos en un lugar donde le de el sol.

Deberemos esperar un día para ver los resultados.

Imagen

Explicación científica: Las plantas absorben el agua a través del tallo, y es necesario para que produzcan alimento. Lo absorbido penetra por las hojas y los pétalos.

Conclusiones: el experimento es muy fácil de realizar en el aula y su simple elaboración. Los niños disfrutaran de la preparación y del cuidado de la planta y a la vez verán el cambio físico de la misma, de manera lúdica.

Referencias: extraído de mi propia experiencia, recuerdo haberlo realizado en el colegio cuando era pequeña.

Video de Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=9XZYMCOg9Mo

Alumna: Noelia Sanz Torres URJC 3º A Mañana MÓSTOLES

Advertisements

EL HUERTO DE JUAN E IRENE

tomate1.- EDAD: cuento recomendado para niño de 4 a 5 años
2.- CUENTO: EL HUERTO DE JUAN E IRENE
En un pequeño pueblo vivía Juan con sus padres y con su hermana pequeña Irene. Vivían en una casa de campo rodeada de unos grandes prados en los que habitaban muchos animales como caballos, ovejas… También tenían una pequeña granja en la que había conejos, gallinas que les proporcionaban huevos y vacas que daban leche. A través de las ventanas podían ver las montañas a lo lejos y el pequeño huerto que se encontraba a la entrada de la hermosa casa de campo. En aquel huerto la familia de Juan e Irene cultivaban hortalezas, frutas y verduras. Los dos hermanos siempre comían estas frutas y verduras pero no entendían como de una pequeña “cosita” que los adultos llamaban semillas podían crecer aquellos alimentos tan grandes y tan ricos.

Era tal la curiosidad que tenían por entender aquello que un día decidieron investigar y preguntar a sus padres:
-Mamá, ¿cómo crecen los tomates? – preguntó Irene

Su madre soltó una pequeña carcajada y comenzó a explicarles el pequeño proceso. A pesar de todo,y de haber entendido, en parte, todo lo que les había contado su madre acerca del crecimiento de los tomates, Irene y Juan no podían terminar de comprenderlo. Así que Juan tuvo una gran idea que propuso a su hermana:
– Irene, ¿tu crees, que si hacemos todo lo que nos ha dicho mamá, conseguiremos plantar y cultivar un tomate? – le preguntó curioso.
– Si no lo intentamos nunca lo sabremos-le contestó Irene con ganas de comenzar aquella pequeña aventura.

Aquella misma mañana, después de comer, consiguieron una pequeña semilla de tomate que estaba al fondo del bol en el que habían comido ensalada y se la llevaron al huerto.

Hicieron un agujero en la tierra y enterraron la semilla tapando el agujero de nuevo. Le echaron un poco de agua como les había dicho su madre. Durante todo el día estuvieron pendientes a ver si la pequeña semilla se convertía en un tomate pero no lo consiguieron.Llegó la noche y se fueron disgustados a la cama convencidos de que aquel pequeño experimento no daría su fruto.

A la mañana siguiente a Irene le quedaban esperanzas. Había recordado algo importante que les había dicho su madre: “de vez en cuando, la tierra se seca y hay que regarla de nuevo para nutrir la tierra y así, crezca el tomate”. Irene despertó nerviosa y entusiasmada a su hermano para recordarle las palabras de su madre. Ambos bajaron a desayunar y llegaron al acuerdo de que cuando vieran la tierra seca la regarían entre los dos.

Día tras día, observaban el huerto y cuando lo creían necesario lo regaban. Pasaron los días hasta que una mañana Irene y Juan se levantaron y fueron a desayunar con sus padres. Durante el desayuno, su madre comentaba con su padre lo extraño que era aquel tomate en el huerto si ninguno de los dos lo había cultivado. Juan e Irene se miraron y dejaron ver una pequeña sonrisa en sus caras. Sabían que ese tomate lo habían conseguido ellos y que ahora podrían cultivar muchos más.

3.- EXPLICACIÓN CIENTÍFICA: se trabaja y explica el tema de las plantas. Más concretamente el proceso de crecimiento.

4.- NOMBRE Y APELLIDOS: María Guerra Ávalos (turno: tarde)

5.- REFERENCIAS: cuento inventado

¡Cómo crece mi lenteja!

¡CÓMO CRECE MI LENTEJA!

Resumen: hacemos germinar semillas de lentejas

Edad: a partir de 3 años

Temporalización:

  • Preparación previa: 5 minutos

  • Tiempo de desarrollo: 10 minutos

Riesgo:1. La actividad debe realizarse bajo supervisión del adulto dado el riesgo de que se trague las lentejas o el algodón.

Recursos y presupuesto:

Un tarro yogur vacio
– Agua

– Algodón (1´20 € )
– Lentejas (0´70 € )
– Un lugar bien iluminado y soleado.

Presupuesto total: 1´90 €

Objetivos didácticos:

Conocer y comprender el proceso de germinación de una planta

Desarrollar las motricidad fina

Desarrollar una actitud responsable hacia el cuidado de las plantas

Desarrollo:

– Preparación: Se repartirá a cada niño un envase de yogur vacío, así como un trozo de algodón y un puñado de lentejas.

– Procedimiento: Humedecemos el algodón con agua y lo introducimos dentro del envase. Presionamos el algodón hasta que quede plano y cubra el fondo. Ponemos encima del algodón las lentejas de forma que queden bien esparcidas. Cubrimos las lentejas con otra capa de algodón humedecido en agua. Y para finaliza dejamos los envases al sol, teniendo en cuenta que lo regaremos periódicamente para que se mantenga en condiciones óptimas de humedad.

Explicación científica: el proceso de germinación, mediante el cuál una semilla se desarrolla hasta convertirse en planta, tiene lugar a la combinación de factores como la temperatura, el oxígeno, el agua y las sales minerales. Se llama germinación al proceso por el que se reanuda el crecimiento embrionario después de la fase de descanso. Este fenómeno no se desencadena hasta que la semilla no ha sido transportada hasta un medio favorable por alguno de los agentes de dispersión.

Conclusiones: el experimento es muy fácil de realizar en el aula, dado su bajo coste y su simple proceso de elaboración. Los niños disfrutaran tanto de este como de los posteriores cuidados y la observación de los resultados. Se puede realizar también con otros tipos de semilla (garbanzos, alubias…). Por último indicar, que se debe preveer que alguna planta no germine, por lo que es conveniente plantar de más.

Etiquetas: lenteja, planta

Referencias: el experimento lo he extraído de mi propia experiencia, ya que recuerdo haberlo realizado en el colegio cuando era pequeña. Además lo he llevado a cabo como educadora infantil en una escuela. El video procede de Youtube y la fotografía de http://mariola-primerob.blogspot.com.es/2010/03/germinacion-de-semillas.html

Silvia Ejaka Bondjale

3º Grado de Educación Infantil

Grupo Tarde

¡ Crea tu Esponcín !

  • Imagen

cespin

 

Hay multitud de formas de crear un cespin, en Internet he encontrado un video que, aunque no lo realiza de la misma forma en la que yo lo planteo, sirve para hacerte una idea.

 

  • · Resumen

Esta actividad es una forma de acercar a los niños  a la naturaleza, de que aprendan cómo crecen las plantas, qué necesitan para vivir. Además de esto se trabajan otros aspectos como: la responsabilidad, el cuidado y el mantenimiento, en este caso, de una planta.

Las plantas son la base de la pirámide alimenticia de los seres vivos. De las plantas conseguimos alimentos, medicinas, utensilios… Por eso los niños deben conocer cual es el proceso de crecimiento de estas y promover su cuidado.

  • · Edad

Esta actividad es posible realizarla con niños tanto del primer, como del segundo ciclo de educación infantil.

  • · Temporalización

o Tiempo de preparación previa

Antes de realizar la actividad habrá que pedir a los padres que traigan una esponja, se establecerá un plazo limitado para poder empezar en el día que tengamos pensado.

o Tiempo de desarrollo

La actividad se desarrollará en dos días, pero durante lo que quede del curso nos responsabilizaremos de cuidar y atender a nuestro pequeño “esponcin” para que no pierda el pelo.

  • · Riesgo (numerada del 0 al 3):

o 1:  ya que el niño no debe realizar esta actividad sin supervisión debido a que pueda tragarse las pequeñas semillas, sin embargo mientras el adulto esté vigilando él mismo puede manipular todos los materiales y realizar la actividad.

  • · Recursos:

-Materiales: Esponjas, pegatinas, platos de plástico, pegamento, regaderas

-Humanos: Padres, profesor/a

  • · Presupuesto orientativo

Teniendo en cuenta que las esponjas se la pediremos a los padres, la escuela solo necesita 25 platos de plástico, pegatinas para todos los niños, un bote de pegamento y un par de regaderas; aproximadamente, tirando hacia arriba por las dudas,  esto serían unos 5€

  • · Objetivos didácticos

-Acercar la naturaleza a los niños

-Conocer el proceso de germinación de las semillas.

-Desarrollar hábitos de responsabilidad y cuidado.

-Lograr la implicación de los niños y el disfrute de la actividad.

  • · Desarrollo

o Preparación.

Antes de realizar la actividad habrá que pedir a los padres que traigan una esponja, se establecerá un plazo limitado para poder empezar  la actividad en el día que tengamos pensado.

Con los niños dedicaremos un día para decorar nuestras esponjas; les pondremos pegatinas de ojos, nariz, boca… y pegaremos la esponja de pie en un plato.

o Procedimiento

Otro día desarrollaremos la actividad con los niños. Como utilizar tierra en clase puede resultar un tanto sucio, vamos a plantar semillas que no necesitan estar en la tierra.

Se humedece la esponja por la parte de arriba y echamos varias semillas por encima, cuando estas hierbas comiencen a crecen simularan ser el pelo de nuestros “Esponcines”. Cada día tendremos que regarles, llevarles a la terracita para que les de el sol y así puedan crecer. Cuidaremos de ellos durante lo que quede de curso los niños se divertirán, se sentirán responsables del bienestar de estas y disfrutaran, por ejemplo, cortándoles el pelo o creando peinados cuando la hierba haya crecido demasiado

o Explicación científica

            Todas las semillas necesitan agua, oxígeno, y una temperatura apropiada para germinar. Algunas semillas también requieren luz apropiada. Algunas germinan  mejor con la luz total mientras que otras requieren oscuridad para germinar.

Cuando una semilla se expone a las condiciones adecuadas, agua y oxígeno son tomados a través de la cáscara de la semilla. Las células del embrión comienzan a agrandarse. Entonces la cáscara de la semilla empieza a abrirse y la raíz oradícula emerge primero, seguido por la plúmula que es como un brote pequeño que contiene hojas y tallo. De este modo crece la planta.

  • · Conclusiones

A la hora de realizar el experimento no encontramos ningún problema, más bien al contrario, todo resultó tal y como esperábamos y los niños se involucraron y disfrutaron de la actividad. A mi arecer es una actividad muy interesante y llamativa para los niños por lo que recomiendo llevarla a la práctica. Los niños se responsabilizan y se ven como dueños (que lo son) de los esponcines.

  • · Referencias

            La idea de realizar esta actividad me ha venido de la propia experiencia cuando estuve trabajando en una escuela infantil; supongo que la habría realizado años anteriores habiendo obtenido referencias de algún blog de Internet o de algún libro.

Como no tenía fotos de nuestros resultados las imágenes las he obtenido de Internet, aunque son una variante de nuestro esponcín.   El video lo he encontrado en Youtube

 

Noelia González Sánchez

3º Grado en Educación Infantil.

Turno Vespertino

El más rápido

foto 1 lentejas

(Foto 1 Lentejas)

foto 2 judias

(Foto 2 Judías)

foto 3 planta individual(Foto 3 Planta individual)

foto 4 jardin de clase

(Foto 4 Jardín de clase)

Resumen

Vamos a crear un jardín en la clase, para ello necesitamos legumbres, preferiblemente judías y lentejas (pues son las que antes crecen).

Edad: A partir de 3 años. (Segundo ciclo Educación Infantil)

Temporalización:

 Tiempo de preparación previa: 2 semanas (tiempo para que crezcan los brotes).

Tiempo de desarrollo: desde que comienza la primavera en adelante, se puede mantener el jardín durante todo el curso.

Riesgo:

0, no hay ninguna sustancia nociva para la salud en caso de manipulación o ingestión.

Recursos y presupuesto estimado:

Materiales:

  • Macetas.
  • Judías
  • Lentejas.
  • Bolsas de plástico.
  • Bayetas, recipientes para regar (botellas de agua, regaderas)#

Espaciales:

  • El aula de clase en una zona a la que le llegue bien la luz.

Personales:

  • El profesor/a.

Presupuesto orientativo:

–        Macetas : 50 céntimos por maceta*

–        Judías: 1,50 euros

–        Lentejas: 1 euro

–        Bolsas de plástico: 50 céntimos

–        Bayetas: 1 euro por bayeta*

–        Turba: 2 euros

–        Regadera: 2 euros#

# Si utilizamos una botella o recipiente vacía de clase no necesitamos comprar nada.

*Las macetas y las bayetas variarán en función de si queremos una para toda la clase o una para cada niño dentro del jardín.

PRESUPUESTO TOTAL: 6,50 euros mínimo.

Objetivos didácticos:

–        Acercar la naturaleza al aula.

–        Dar responsabilidad a los niños en el cuidado de seres vivos.

–        Comprobar el proceso de formación de una planta.

–        Conocer las partes de las plantas y su forma de nutrición.

–        Desarrollar el gusto por la naturaleza.

–        Experimentar con la construcción de un jardín.

Desarrollo:

  • Preparación:

Metemos las judías en la bolsa de plástico en la cual hemos introducido anteriormente un trozo de bayeta húmeda que ocupe toda la bolsa. Hacemos lo mismo con las lentejas.

Pegamos las bolsas de plástico a las ventanas o las colgamos en un lugar en el que llegue la luz del sol.

  • Procedimiento:
  1. Una vez que ha pasado una semana (normalmente) salen los brotes de judía y lenteja, entonces es el momento de trasplantarlos a las macetas.
  2. Ponemos dos tercios de turba en la maceta, metemos el brote y cubrimos con el tercio restante.
  3. Vamos regando un par de veces a la semana las plantas hasta que salgan.
  4. Una vez hayan salido cuidaremos nuestro jardín semanalmente e iremos viendo procesos que van ocurriendo, así como explicando las partes de las plantas, etc.

Explicación científica:

Importancia de las plantas, productoras de oxígeno, proporcionan alimento, muchos de los objetos de uso diario proceden de las plantas, como el papel, algodón, madera…

Conocer que hay más de 350000 especies diferentes en el mundo, que los árboles son las plantas más grandes, algunos pueden llegar a alcanzar hasta 1oo metros. Las plantas más pequeñas sólo pueden verse con u microscopio. Hay plantas marinas y plantas terrestres.

Cómo crecen las plantas: Las raíces mantienen la planta firmemente sujeta al suelo, permiten que la planta tome agua y otras sustancias de la tierra para crecer. Los tallos sostienen las hojas y las flores. Dentro del tallo hay tubos por donde circula el agua desde el suelo.

Las hojas son lo más importante, contienen clorofila, una sustancia de color verde que reacciona con la luz del sol para producir alimento para la planta.

Cómo se reproducen las plantas: Muchas plantas con flores atraen a los insectos con olores o néctar dulce. Los insectos se posan o incluso se meten en las flores, y quedan impregnados de un polvillo, el polen, producido por la parte masculina de la flor.

Los insectos vuelan a otra flor similar y dejan involuntariamente el polen sobre el pistilo, parte femenina de la flor.

Esta flor produce semillas, de ellas, tras caer al suelo, germinarán nuevas plantas.

Conclusiones:

Los niños son el sujeto activo del aprendizaje, aparte de sentirse entusiasmados con la idea de ser “los responsables” de las plantas y del jardín.

Es una actividad muy positiva para fomentar el aprendizaje y el acercamiento al mundo natural.

Nombre y apellidos del alumno: Andrea Catena Marugán. 3ºA

Referencias:

Idea e información sacada del libro de primaria de Conocimiento de  Medio, Proyecto la Casa del Saber, Editorial, Santilla.