EL REY SOL Y SUS AMIGOS LOS PLANETAS.

330x215

 

 

 

 

 

 

 

Edad recomendada: A partir de 4 años.

Hace mucho tiempo, cuando mirábamos al cielo, lo único que podíamos ver era a nuestro amigo el rey Sol. Era enorme, y durante el día siempre nos daba luz y calor, pero cuando se iba a dormir, toda la ciudad quedaba a oscuras iluminada únicamente por las farolas.

Con el paso del tiempo nuestro amigo el Sol cada vez estaba más y más triste porque no tenía a nadie con quien poder jugar, reírse, hablar… Una noche tras mucho pensar decidió que tenía que hacer algo para que nuevos amigos vinieran a vivir al espacio junto a él.

El señor Sol pensó tanto tanto que comenzó a notar un ruido muy grande dentro de él, y de repente… ¡púm! Se produjo una explosión y del centro del Sol comenzaron a salir grandes llamas. Este muy asustado comenzó a ver como de estas llamas salían muchísimas piedrecitas hacia el espacio. Todas estas piedrecitas comenzaron a juntarse unas con otras formando otras más grandes y de diferentes tamaños. El Sol muy contento decidió que sus nuevos amigos se llamarían planetas y que estos girarían alrededor de él para recibir su luz y calor.

Tras el paso de los días el Sol se dio cuenta que cada vez que hablaba con uno de sus amigos a todos les llamaba igual, por lo que decidió hablar con ellos uno por uno para así poderles dar un nombre.

Llevaba varios días observando que uno de sus amigos planetas siempre era el que más cerca estaba de él, y además giraba de forma muy veloz a su alrededor . El Sol, por ser tan gracioso y rápido decidió llamarle Mercurio. El segundo planeta que giraba más cerca siempre llamaba su atención, ya que era el que más brillaba de todos, el tamaño era mayor al de mercurio y además, giraba al revés de todos los demás planetas. Tras mucho pensar le llamó Venus.

El tercer planeta era muy especial, ya que tenía lo que ningún otro. ¡Estaba mojado! Además se veían grandes extensiones de tierra y una capa de aire que le rodeaba. Ayudado por sus otros amigos el Sol decidió llamarle Tierra ya que en el podrían vivir los seres vivos. De repente el Sol comenzó a ver algo que se escondía detrás de la Tierra, esta corriendo le explicó que era su gran amiga Luna y que siempre viajaba junto a él. El Sol cada vez estaba más contento, saludo alegremente a su nueva compañera y continúo con el siguiente planeta. Era más pequeño que la Tierra y tenía un color rojo muy llamativo, el color favorito del Sol. Tenía muchas dudas de cómo llamarle, de pronto escuchó a Mercurio hablar con Venus de los días de la semana y al oir martes, su día preferido de la semana, decidió que este se llamaría Marte.

El siguiente planeta era el más grande de todos, además no solo tenía una amiga luna, tenía muchas lunas a su alrededor. El Sol observó que este tenía una gran responsabilidad, ya que al ser el más mayor se encargaría de proteger a los otros planetas más pequeños para que las rocas que no habían querido formar planetas no chocaran contra ellos. Lo llamó Júpiter.

El rey Sol ya muy cansado decidió irse a dormir, pero comenzó a escuchar a uno de sus amiguitos llorar, este le pregunto que porque estaba triste y le contó que los demás planetas se reían de el por ser diferente. Observó que su amigo tenía un aro alrededor de él que nunca se separaba. El Sol apenado le dijo que no tenía que ponerse triste que ser diferente le hacía más especial que a los otros, por lo que le llamó Saturno, el planeta del anillo.

A la mañana siguiente el Sol se despertó muy emocionado ya que solo le quedaban dos planetas por dar nombre, ambos tenían un color azul muy bonito, pero se dio cuenta que uno de ellos giraba más inclinado que el resto. Su amigo planeta le contó que hace unos días un cometa paso por su lado tan rápido que no tuvo tiempo de apartarse y le golpeó quedando así colocado para siempre. El Sol le dijo que no se preocupara que al igual que su amigo Saturno sería otro de los planetas más especiales del cielo y que su nombre sería Urano.

Solo faltaba uno por nombrar, era el más alejado del Sol y más lento, gracias a los demás planetas entre todos decidieron que se llamaría Neptuno.

Al terminar, el Sol brillaba más que nunca de lo contento que estaba, y  observando todos los nuevos amigos que tenía para poder jugar, supo que nunca más estaría solo.

Beatriz González Marcos, 3º Educación infantil, grupo tarde.

Explicación científica: El cuento trata sobre el Sol y la aparición de los planetas, así como el nombre y algunas de las características de cada uno.

Referencias:

http://astronomicamiranda.es/PDFS/lasenoragravedad.pdf

Advertisements

Un planeta en mi maleta

EDAD: a partir de 5 años.

CUENTO: “UN PLANETA EN MI MALETA”

–   Adiós, Carlos.

–   Hasta el lunes, Richi. Pásatelo bien el “finde”.

–   Vale, gracias, y tú también.

–    Miguel, Mariano, nos vemos el domingo en el partido.

–   ¡¡Siiiiii!!. Dijeron los chicos.

Era viernes y acabábamos de salir del cole. Carlos, Miguel, Mariano y yo, que soy Ricardo, pero todo el mundo me llama Richi, somos los mejores amigos. Todo el mundo nos llama los cuatro mosqueteros y vamos juntos a todos los sitios. Nos lo pasamos muy bien y casi nunca nos enfadamos.

Vamos a la misma clase de infantil de cinco años, y estamos juntos desde pequeños, cuando teníamos tres años.

Hoy, en clase la “seño” nos ha explicado muchas cosas de los planetas, y a mi me ha gustado mucho, mucho. Les he dicho a los chicos que de mayor quiero ser astronauta.

Astronauta

¡¡¡¡ TIENE QUE SER SUPERCHULO ESTAR EN EL ESPACIO!!!

La “seño” nos ha hablado hoy de la Tierra, que es el planeta donde vivimos, le llamamos el planeta azul, desde el espacio se ve de ese color, porque tenemos muchos mares y océanos. ¡¡ Hay mucha mas agua que tierra!!

Nos ha dicho que el Sol es la súper gran estrella del sistema solar y que todos, todos los planetas giran a su alrededor.

Gracias a que sus rayos iluminan la Tierra y le dan calor, aquí tenemos vida. ¡¡GRACIAS SOL POR SER TAN BUENO!!

sol

Nos ha explicado que nuestro sistema solar tiene ocho planetas, contando con el nuestro, y que unos son rocosos y otros gaseosos. Los rocosos son los cuatro que están más cerca del sol, porque al hacer más calor los gases se evaporan, y los cuatro que están más lejos son los gaseosos.

Para el fin de semana nos ha encargado que preguntemos a nuestra familia y amigos cosas de los planetas, que imaginemos que tenemos una maleta mágica donde podríamos guardar nuestro planeta preferido, y que el lunes tenemos que decirle cual es el planeta que hemos elegido.

Todo esto se lo he contado en la cena a mis papas y a mi hermana pequeña, aunque ella no se ha enterado de nada, jajaja.

Bueno, ya estoy en la cama y no dejo de pensar en el espacio.

Por la ventana se ven las estrellas, y hay un montonazo.

estrellas

Y de repente… ¿qué es eso? Parecía que dos estrellas se estaban acercando, pero…, eso no puede ser … yo miraba y miraba y las estrellas cada vez estaban mas cerca, mas cerca, mas cerca y de pronto mi habitación se lleno de una luz muy, muy fuerte. Yo cerré los ojos asustado y cuando todo pasó, los abrí y… ¡HALA! ¡¡REQUETE, REQUETE, REQUETE-RECORCHOLIS!! Delante de mí, en mi habitación, había dos chicas con unos vestidos de color plata muy brillante y tenían como una luz que salía de ellas.

¿Eres Richi? ¿El amigo de Carlos, Miguel y Mariano? me preguntaron y yo les dije que si, todavía un poco asustado. Entonces me dijeron que ellas eran Leny y Noely, dos jóvenes estrellas que venían a buscarme para enseñarme los planetas, porque se habían enterado que a mi me gustaban mucho todas las cosas del espacio, y que tenia que elegir un planeta para guardarlo en mi maleta mágica. Ellas me los enseñarían.

Yo las miraba y no me lo creía, pero de pronto Leny y Noely me tocaron la nariz, me dieron la mano, y… salimos volando por la ventana.

Leny me dijo que como el Sol era la súper estrella, conoceríamos el planeta más cercano al Sol y así iríamos avanzando hacia los demás.

¡¡ Cierra fuerte los ojos!! Me dijo Noely, y empecé a notar mucho, mucho calor.

–  Estamos en Mercurio, como veras es un pequeño planeta, donde no hay ni atmosfera ni lluvia.

–  Noely, le dije yo, es muy rocoso, tiene muchos agujeros, y hace muchísimo, muchísimo, muchísimo calor.

–  Sí, me dijo Noely, los agujeros los hacen los meteoritos al chocarse, y hace tanto calor porque estamos en el planeta más cercano al Sol. ¡¡Vámonos a otro, corred, corred que nos freímos!!

mercurio

Cerré los ojos y…estaba en un planeta muy brillante, también hacia mucho calor y allí había muchos volcanes.

–  Estamos en Venus, también le llaman el lucero del alba, porque desde la Tierra parece que brilla. Y como veras, también es rocoso y también hace mucho calor, porque seguimos cerquita del Sol.

venus

–   Vuelve a cerrar los ojos, que nos vamos.

¡¡SORPRESA, ESTAMOS EN LA TIERRA!!

No os podéis imaginar lo bonito que es nuestro planeta desde el espacio. Es de un azul precioso y se ve la luna girando a su alrededor.

Leny y Noely me dijeron que nuestro planeta estaba en el lugar perfecto. Si estuviera mas cerca del Sol haría mucho calor y mas lejos ya haría mucho frio. ¡¡FELICIDADES RICHI, ESTAS EN EL MEJOR PLANETA DEL SISTEMA SOLAR!!

tierra

– ¡¡Ya me lo imaginaba, jajaja, es el mejor y por eso lo tenemos que cuidar mucho!!

De repente estábamos en Marte. Marte era rechulo tenia como un color rojizo y me dijeron que también tenía agua, pero muchísima menos que nosotros, además en Marte esta el monte más alto del sistema solar, se llama Monte Olimpo y mide casi 25 km.

marte

¡¡HALA, QUE PLANETA MÁS GRANDE!! Leny y Noely se rieron divertidas y me dijeron que estábamos viendo Júpiter.

jupiter

– Es el mas grande de todos, es como 1000 veces la Tierra y como veras tiene un montón de satélites que giran a su alrededor. Su composición es gaseoso, aunque en el centro es rocoso.¡¡ Vámonos al siguiente Richi!! veras que bonito es.

Y así fue como llegamos a Saturno. ¿Qué os puedo decir de Saturno? Saturno es precioso tiene como unos anillos que giran a su alrededor y un montón de satélites, 18, me dijo Noely, y el mas importante se llama Titán. Leny me explico que los anillos eran de roca y hielo, y que la composición del planeta era gaseosa.

saturno

Cada vez hacia mas frio, porque ya estábamos muy lejos del Sol, que es el que proporciona calorcito con sus rayos. Y así, casi tiritando, llegamos a Urano.

Urano parece que esta tumbado, también es grande, como 4 veces la tierra, y las dos estrellitas me dijeron que era gaseoso con el núcleo rocoso. También tiene anillos, aunque muchos menos que Saturno, y tiene 15 satélites, que también son un montón.

urano

Me estaba quedando “helaico del to”, como diría mi abuela, cuando llegamos hasta Neptuno, era muy parecido a Urano, pero allí había unos vientos muy, muy fuertes y casi, casi, me suelto de la mano de Leny y Noely. ¡¡QUÉ SUSTO!!

neptuno

Me dijeron que un poco más lejos estaba Plutón, pero que era tan pequeño que no le consideraban un planeta, y que allí si que hacia frio, mucho, mucho frio. Mis dientes no paraban de “castañear” y tiritaba tanto, tanto, que decidieron que ya no iríamos a Plutón, porque al final me iba a resfriar. ¡¡MENOS MAL!!

Ya de regreso me fije en un montón de rocas que estaban por el espacio, se lo dije a Noely y me explico que eran asteroides, y Leny dijo: si cae alguno en un planeta, entonces se llaman meteoritos. ¿Te acuerdas de los agujeros que tenía el planeta Mercurio? Pues estas rocas son las que los provocan.

Ya iba viendo la Tierra, cuando Leny me enseño un cometa, era precioso, me dijeron que eran bolas de hielo y nieve que se deshacían por el calor del Sol.

Iba pensando en que planeta guardaría en mi maleta mágica y, la verdad, todavía no sabia cual seria el elegido.

Cerré los ojos y al abrirlos estaba en mi cama. Pensé que a lo mejor había sido un sueño, pero todavía tenía un poco de frío, y todo había sido tan real… ¡veras cuando se lo cuente a los chicos, no se lo van a creer! Me tape con el edredón y trate de dormir, entonces sentí un besito, suave como una nube, en cada mejilla y al mirar, dos luces preciosas salían por mi ventana.

A lo mejor fue un sueño, pero seria el sueño más bonito de mi vida. Y Leny y Noely siempre, siempre estarían guardadas en un rinconcito de mi corazón.

sistema solar

 

EXPLICACIÓN CIENTÍFICA:

La temperatura de los planetas es directamente proporcional a la cercanía al Sol, ya que es la fuente de calor del sistema solar. Cuanto más cerca del Sol más calor alberga el planeta, y cuanto más lejos menos calor posee.

Los planetas más cercanos al Sol son rocosos porque debido al calor se evaporan los gases que contienen los planetas.

Estos datos los podemos ver a través del viaje espacial que realiza nuestro protagonista, Richi.

NOMBRE Y APELLIDOS: Noelia Cuesta Gómez. 3ºB (Tarde).

REFERENCIAS: Cuento inventado e inspiración de explicación cinetífica: http://www.ojocientifico.com/3985/temperaturas-de-los-planetas-del-sistema-solar

 

El planetario

IMG_20140314_101223IMG_20140314_101202

INFORMACIÓN

  • Edad:  3-6 años
  • Dónde: Avenida del Planetario, 16, 28045 Madrid (mapa)
  • Cuándo:
    • M – V (Proyecciones) :
    •     Mañanas: están reservadas a escolares con cita previa.
    •     Tardes: 1º pase: 17:30h   2º pase: 18:45h
    • S y D y festivos (Proyecciones):
    •     Mañanas: 1º pase: 11:30h    2º pase: 12:45h
    •     Tardes: 1º pase: 17:30h    2º pase: 18:45h   3º pase: 20:00h
  • Cuánto: Adultos: 3,60 €
    Menores de 14 años y mayores de 65 años: 1,65 €
    Grupos, de más de 15 personas, previamente concertados: 2,80 €
  • Más informaciónweb del sitio

QUÉ HACER:

-Proyecciones

– Exposiciones

– Taller infantil: pequeños astrónomos

Desarrollo

La visita propuesta consta de una proyección para los niños/as, en concreto “El satélite dormilón”.

La historia la cuenta un satélite artificial llamado López que nos cuenta cómo llegó al espacio y nos habla de su trabajo, diciéndonos que él da vueltas alrededor de la Tierra haciendo fotos y nos las envía, y nos explica para qué sirven los paneles solares que tiene, diciéndonos que gracias a ellos se puede comunicar con nosotros. Nos cuenta cosas sobre la Tierra, sobre la luna, como que es un satélite natural y no attificial como él. Nos cuenta que el sol está en el centro del sistema solar, que es la estrella más grande…Nos enseñan el cielo lleno de estrellas por la noche y nos hablan de la Estrella Polar y de las constelaciones, mencionando las más importantes, etc. Para contarnos cosas sobre los planetas se ayuda de su compañero Pérez, que es otro satélite artificial que envía fotos de los planetas a la Tierra.

Al final de la historia, interactúa con los niños/as a través de adivinanzas sobre las cosas que nos ha explicado anteriormente, parte que encanta a los niños/as.

Es una proyección de fácil entendimiento para los niños/as y muy ilustrativa. Les llama la atención la cúpula en la que se proyecta la película y su forma, a la vez que su visión envolvente. Es un tema muy atractivo para ellos y prestan mucha atención, y gracias al personaje principal que cuenta la historia su seguimiento es muy bueno. A los niños/as les gusta mucho y recuerdan bastantes cosas de la visita.

EL SATÉLITE DORMILÓN

IMAGEN:  Cartel El sátelite dormilón.

Duración: 40 minutos. Infantil.

El satélite artificial LOPEZ, observador del cielo, es el hilo conductor de esta historia. Valiéndose de su experiencia como viajero espacial enseñará a los más pequeños algunos detalles de los objetos celestes (la Luna, la Tierra, etc) que puede ver desde su órbita. Allá en el cielo, dando vueltas alrededor de la Tierra, hay un satélite artificial muy dormilón.

Se llama López, y cada día hay que despertarlo al iniciarse la sesión del Planetario para que enseñe a nuestros visitantes más jóvenes cosas sobre el cielo, a veces por medio de adivinanzas como ésta:

Brilla tanto que el cielo se ilumina.
Es un astro que da mucho calor,
da mucha luz, pero no es un farol.

El Sol, la Tierra y la Luna son algunos de los cuerpos celestes que el sátelite López nos describirá desde su posición privilegiada fuera de nuestros planeta. En su viaje comprobará los datos que tenemos de esos planetas y descubrirá nuevos objetos en el espacio que pondrá en conocimiento de los visitantes del Planetario, enviándolos por radio para que sean captados por nuestra antena gigantesca.

A partir de ahora, ya sabéis: si alguna vez, mirando al cielo tras la puesta de Sol, con un poco de suerte veis un puntito brillante moviéndose entre las estrellas, seguramente se tratará de López, que va a continuar  mucho tiempo girando alrededor de la Tierra, observando el cielo para todos nosotros.

 

– Como se dice arriba, hay otro tipo de actividades para niños/as, como talleres y exposiciones, a estas últimas se puede acceder libremente.

IMÁGENES DE EXPOSICIONES

IMG_20140314_114738 IMG_20140314_114747

IMG_20140314_115036 IMG_20140314_115045

 

 

 

 

 

 

IMG_20140314_115103IMG_20140314_115109

 

Entorno

El Planetario de Madrid es un centro perteneciente al Ayuntamiento de Madrid y que depende de la Concejalía de las Artes. Desde su inauguración, el 29 de septiembre de 1986, su objetivo principal es el cultural, en sus dos aspectos: el pedagógico y el divulgativo, siempre orientados a una mayor difusión de la Astronomía y la Ciencia, entre los escolares y el público en general.

Para ello cuenta, además del Planetario propiamente dicho, con varias salas, dedicadas a distintos fines y que, a lo largo del tiempo, han sido adaptadas para una mejor adecuación a sus propósitos. El Planetario de Madrid se encuentra situado en el Parque Tierno Galván, a una altura de unos 600 metros, lo que lo convierte en un mirador desde el que se puede apreciar una panorámica de gran parte de la ciudad de Madrid.

La misión principal del Planetario de Madrid es devolver al visitante la interrelación perdida con el Cosmos y potenciarla, mediante la divulgación del conocimiento astronómico en todas sus vertientes, descriptiva, histórica, física, de investigación y de exploración, de una forma asequible a todo el mundo.

Actividades de aula

A esta visita asistí con niños/as de 4 años, y después hicieron varias actividades, como hacer un dibujo en una hoja de estrellas sobre lo que habíamos visto en el planetario, después hicieron una hoja con la vida de las estrellas, se aprendieron los nombres de los planetas con apoyo de una canción…

Se podrían hacer muchas cosas, como realizar un satélite artificial con material reciclado y tenerlo en clase; podríamos inventarnos nuevas constelaciones a partir de las ya existentes, creando nuevas figuras que nos gusten;  hacer una búsqueda sobre lo que más nos haya gustado de lo visto en el planetario y aprender más sobre ello (por ejemplo las fases de la luna)…

 

QUÉ NOS GUSTA:

Esta actividad es muy interesante para estas edades porque aprenden bastantes cosas sobre el espacio. Explican muy bien los conceptos para edades infantiles de manera que ellos lo entienden, y al ver imágenes a la par que escuchar la explicación fijan mejor dichos conceptos. Al ser una “película”, prestan más atención e inconscientemente retienen mejor lo que han visto y escuchado antes que con una explicación en clase. El personaje principal interactúa con ellos a través de adivinanzas, algo motivador para ellos, se divierten y aprenden a la vez.

Emma García Fernández, 3º Educación Infantil Turno mañana.

 

 

LA LEYENDA DEL SOL Y LA LUNA

sol y lunaEl amor entre el Sol y la Luna era inmenso. Pero un día Dios los separó. Cada uno tenía que cumplir su función; el Sol daría luz y calor por el día y la Luna luz en las noches.
La tristeza de ambos era tan grande que Dios decidió crear el eclipse. Cuando miras al cielo y ves a la Luna y al Sol juntos están queriéndose con mucho amor ya que este encuentro sucede muy pocas veces en la vida de ellos.

Edad: a partir de los cuatro años.

Temporalización:

El tiempo de preparación previa antes de comenzar la actividad será de unos 5 minutos. Explicaremos a los niños que la maestra contará un cuento relacionado con el tema dado en clase.

El tiempo de desarrollo del verdadero experimento será de unos 10 minutos. La maestra contará el cuento a los niños y después les preguntará que han aprendido, si lo han entendido, si les ha gustado…

Riesgo: no hay riesgo de ningún tipo.

Recursos:

Humanos

La actividad será dirigida y organizada por la maestra de los niños.

Materiales

El cuento ilustrado con imágenes del Sol y la Luna

Presupuesto orientativo: los recursos económicos para esta actividad serán mínimos ya que la maestra escribirá el cuento y ella dibujará las ilustraciones. Alrededor de tres euros.

Objetivos didácticos:

• Desarrollar la imaginación
• Comprender el fenómeno científico del eclipse
• Conocer los principales astros del planeta Tierra
• Atender a las explicaciones y cuentos y lograr el disfrute de estas actividades y las demás planteadas

Desarrollo:

La actividad se llevará a cabo en el aula. Previamente la maestra habrá realizado el cuento y también habrá dibujado las ilustraciones del cuento, en este caso el Sol y la Luna. Después se les contará a los niños el cuento.

Este cuento tiene la finalidad de que los niños comprendan la parte científica del eclipse: ¿ en qué consiste un eclipse?. Además de que los alumnos conozcan elementos muy importantes del cielo como el Sol, la Luna y las estrellas.

¿Por qué ocurre el eclipse?

Es un hecho en el que la luz procedente de un cuerpo celeste es bloqueada por otro. La palabra eclipse quiere decir “desaparición” “ abandono”.

A los alumnos no les explicaremos esto puesto que no lo entenderían. Por eso utilizamos el recurso del cuento porque para ellos resulta mas fácil, ameno y divertido.

Conclusiones:

La actividad se caracteriza por la sencillez a la hora de realizarla, no hay complicaciones en la elaboración del cuento ni en la explicación de este ante los niños y niñas. Además la explicación del fenómeno científico que se pretende transmitir a través del cuento se desarrollará de forma comprensible para los alumnos y sobre todo de una manera divertida.

Tal vez podrían haber colaborado los niños a la hora de hacer los dibujos. Se podría haber hecho una actividad previa en la que los niños cooperarían. Estos serían algunas modificaciones o variaciones para mejorar esta actividad

Este experimento es un recurso creativo y ayuda a los pequeños a comprender la ciencia a través de la imaginación y la creatividad.

http://www.poemasyrelatos.com/principales/leyendas/048_leyenda_sol_yla_luna.php

El cuento es copiado literalmente de Internet a excepción del título y el dibujo

CUENTO:

Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez, se apasionaron perdidamente y a partir de ahí comenzaron a vivir un gran amor.

Sucede que el mundo aún no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio entonces un toque final… el brillo!!!

Quedó decidido también que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche, siendo así, estarían obligados a vivir separados.

Les invadió una gran tristeza y cuando se dieron cuenta de que nunca más se encontrarían…

La LUNA fue quedándose cada vez más angustiada. A pesar del brillo dado por Dios, fue tornándose solitaria.
El SOL, a su vez, había ganado un título de nobleza: “ASTRO REY”, pero eso tampoco le hizo feliz.

Dios, viendo esto, les llamó y les explicó: “No debéis estar tristes, ambos ahora poseeis un brillo propio.”

“Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.”

“En cuanto a ti, SOL, sustentarás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminarás la Tierra durante el día, proporcionarás calor al ser humano y tu simple presencia hará a las personas más felices.”

La LUNA se entristeció mucho más con su terrible destino y lloró amargamente… y el SOL, al verla sufrir tanto, decidió que él no podía dejarse abatir más, ya que tendría que darle fuerzas y ayudarle a aceptar lo que Dios había decidido.

Aún así, su preocupación era tan grande que decidió hacer un pedido especial a Dios:
“Señor, ayuda a la LUNA, por favor, es más frágil que yo, no soportará la soledad…”
Y Dios… en su inmensa bondad… creó entonces las estrellas para hacer compañía a la LUNA.

La LUNA siempre que está muy triste recurre a las estrellas, que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

Hoy, ambos viven así… separados, el SOL finge que es feliz y la LUNA no consigue disimular su tristeza. El SOL arde de pasión por la LUNA y ella vive en las tinieblas de su añoranza.

Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo consiguió… porque es mujer, y una mujer tiene fases. Cuando es feliz, consigue ser Llena, pero cuando es infeliz es menguante y, cuando es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

LUNA y SOL siguen su destino. Él, solitario pero fuerte; ella, acompañada de estrellas, pero débil.

Los hombres intentan, constantemente, conquistarla, como si eso fuera posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás consiguió traerla hasta la Tierra, nadie, realmente, consiguió conquistarla, por más que lo intentaron.

Sucede que Dios decidió que ningún Amor en este mundo fuese del todo imposible, ni siquiera el de la LUNA y el del SOL… Fue entonces que Él creó el Eclipse.

Hoy, SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos raros momentos que les fueron concedidos y que tanto cuesta que sucedan.

Cuando mires al Cielo, a partir de ahora, y veas que el SOL cubre la LUNA, es porque se reclina sobre ella y comienzan a amarse. Es, a ese acto de Amor, al que se le dio el nombre de Eclipse.

Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al Cielo en ese momento… tus ojos podrían cegarse al ver tanto Amor.

FIN

Jennifer Victoria Vázquez Vázquez

Energía solar

jj

Resumen:

Con este experimento de energía solar, veremos cómo se derrite de rápido un hielo según el color donde esté colocado.

Edad:

Para niños de 3 a 5 años. (2º Ciclo Educación Infantil)

Temporalización:

Tiempo previo: 10 minutos para recortar y colorear los cuadrados de cartón. Y dejarlos secar 1 día.

Tiempo de desarrollo: Con este experimento necesitamos bastante tiempo, aunque podemos reducirlo si  ponemos al sol los hielos sobre los cartones, para que el hielo se derrita antes.

Riesgo:

1. Los materiales no son peligrosos, pero las acuarelas si son toxicas, asique los niños las usaran bajo supervisión de un adulto para que no las ingieran.

Recursos y presupuesto estimado:

Materiales Necesarios

• 6 cuadros de cartón del mismo tamaño pintados de diferentes colores. Uno blanco y uno negro son esenciales, los otros cuatro pueden ser los que sean, pero se recomienda, amarillo, azul, rojo y verde. El tamaño de los cuadros tiene que ser de aproximadamente 7 x 7 cm.
• 6 cubos de hielo del mismo tamaño y forma.

Espaciales:

  • La propia aula.

Personales:

  • El profesor/a.

Presupuesto orientativo:

-Acuarelas: 2€.

-Cartones: los traeremos de casa, de cajas que no se usen.

-Hielos: 1€.

PRESUPUESTO TOTAL: 3€.

Objetivo didáctico:

  • Comprender las diferentes capacidades de absorción de los diferentes colores y el efecto que tienen a la hora de derretir un hielo.

Desarrollo:

Preparación: Colorear los cartones y recortarlos del mismo tamaño.

Procedimiento: Colocar un hielo sobre cada una de los cuadros de cartón y colocarlos al sol directo. Observar cual de los hielos se derrite más rápido y cual más lento.

¿Qué es lo que pasará?

El hielo en el cartón negro será el que más rápido se derretirá, ya que es el que más luz absorbe, por lo que es el colector de calor solar más eficiente. El blanco será el que más lento se derretirá ya que es el que más luz refleja.

Explicación científica:

Los otros colores absorben todos los colores de la luz menos el que reflejan, el cual es su color. El verde por ejemplo, absorbe todos los colores menos el verde. Los hielos sobre estos 4 colores se derretirán prácticamente al mismo tiempo.

Conclusiones:

El experimento es muy sencillo de realizar, pero conlleva tiempo y observación hasta que se derriten.

Nombre y apellidos del alumno: N.H.G.

Referencias:

http://www.hormigasolar.com/experimento-con-energia-solar-%E2%80%93-derritiendo-un-hielo/

¡Nuestro eclipse solar!

Los rayos de sol inciden principalmente en la luna, la que provoca que parte de la tierra quede en sombra.

Los rayos de sol inciden principalmente en la luna, la que provoca que parte de la tierra quede en sombra.

Resumen:

En este experimento se realizará a tamaño miniatura, una representación de un eclipse de Sol.

Edad  

A partir de 4 años.

Temporalización

Tiempo de preparación previa: 5 minutos.

Tiempo de desarrollo:  10- 15  minutos.

Riesgo:

1

Recursos:

  • Una caja de zapatos
  • Témperas
  • Brocha
  • Regla
  • Lápiz
  • Punzón
  • Dos pelotas de poliespan, una de mayor tamaño que la otra.
  • Dos alambres.
  • Una linterna.

Presupuesto:

Dado que podemos disponer de la mayoría de los materiales en el aula o en el hogar solo habrá que comprar las dos pelotas de poliespan por un valor de 0,15 céntimos cada una.

Objetivos didácticos:

Con este experimento se pretende dar a conocer a los alumnos el fenómeno del eclipse de sol. Gracias a él podrán entender de una forma sencilla la manera en la que este se produce, logrando que al final del desarrollo entiendan la manera de la que se produce este fenómeno. Además, como objetivo algo secundario, podrán entender mejor cómo son el universo, la tierra y la luna ya que tendrán que decorar diferentes objetos simulando estos tres elementos. El paso de la decoración no es realmente necesario para el experimento, pero es un paso positivo en el aprendizaje de los alumnos.

Desarrollo:

  • Preparación :

Este experimento se realizará cuando se desarrolle el temario sobre el universo, en el que tras estudiar los componentes de este, se les hablará sobre los diferentes efectos de el sol, la luna y la tierra en el universo.

Se les explicará a los niños más teóricamente antes de comenzar en qué consiste un eclipse de sol y cómo se posicionan entre ellos cuando se produce este fenómeno. Para ello, se les irán enseñando los materiales explicando detalladamente qué función hará cada uno. Así, se les dirá que la pelota grande hará de la tierra (que podrán decorar ellos si quieren), la pequeña de la luna (que también podrán decorar) y una linterna de mano hará de sol.

  • Procedimiento :

Una vez hayan decorado las pelotas de manera que se asemejen a la tierra y a la luna pintarán la caja de zapatos por dentro con témpera negra.

Después de que la caja se haya secado se trazará con una regla y un lápiz una arista diagonal en el interior de la caja con la que estamos trabajando. Sobre esta arista se harán con un punzón, dos agujeros, uno en el centro de la caja y el otro a unos 10 cm de separación del primero.

Posteriormente, se clavará cada alambre en su respectiva pelota y se sujetarán a los agujeros hechos anteriormente procurando que queden a la misma altura.

Tras esto, se realizará una abertura cuadrada en un lateral de la caja y un agujero de aproximadamente 2 cm de diámetro en la arista más cercana a la primera pelota (la que actúa como luna).

Por último, le pondremos la tapa a la caja y enfocaremos con la linterna por la arista en la que hemos hecho el agujero. La abertura cuadrada servirá para que podamos observar el fenómeno de dentro de la caja: el eclipse solar.

Explicación científica :

los rayos de luz producidos por la linterna enfocarán a la luna, la cual se podrá ver sin problemas. En cambio, la tierra solo será iluminada por una pequeña parte, ya que la luna está delante de ella impidiendo que los rayos solares lleguen en su totalidad.

Conclusiones:
Es una actividad que facilita mucho la comprensión de los eclipses solares. Además es entretenida porque permite el uso de témperas y una posterior observación individual que aumenta en ellos la curiosidad.

Almudena Herreros Alonso 3A Educación Infantil

“Hojas de colores”


Resumen: Fantástica experiencia de la cual los más pequeños pueden vivenciar el magnífico proceso de absorción que llevan a cabo las raíces de la planta, llevando a cabo la toma de agua y de alimentos para así poder crecer. En este experimento los niños podrán aprecias como las hojas del apio cambian de color.

Edad: A partir de 3-4 años.

Temporalización:
– Tiempo de preparación previa: 10 minutos aproximadamente.
– Tiempo de desarrollo: 10 minutos aproximadamente.(para ver el resultado verdadero, debemos esperar un día entero)

Riesgo: 0, ya que este experimento no supone ningún peligro para los alumnos.

Recursos y presupuesto:
– Materiales: 1 vaso de plástico, temperas, pínceles, apio.
– Personales: profesora.
– Espaciales: el aula.

– Presupuesto orientativo:

Vaso de plástico: 0.20 euros x unidad
Apio: aproximadamente 4 euros.
Total: aproximadamente: 8 euros.

Objetivos didácticos:
– Dar a conocer a los alumnos, el proceso de absorción del agua de las plantas.
– Concienciarles de la importancia del cuidado de las plantas.
– Relacionar este fenómeno con el cuidado del medio ambiente y la contaminación.
– Aprender de forma divertida y sorprendente.

Desarrollo:
– Preparación:
El experimento se realizará de manera individual, cada alumno en su sitio correspondiente.
Antes de ello, puede ser muy favorable mostrar a los alumnos los materiales a utilizar e introducir el experimento realizando una serie de preguntas como por ejemplo: ¿Qué pensáis que podemos experimentar con estos materiales?
Finalmente se entregará a cada alumno el material.

– Procedimiento:
Cada alumno tendrá que llenar su vaso con un poco de agua y seguidamente tendrán que colorear dicho agua con la ayuda de un pincel y las temperas que se encontrarán en la mesa. Después cada uno cortará un poquito del tallo del apio (2cm aproximadamente ; con ayuda de la profesora).
Finalmente colocarán el apio dentro del vaso de agua coloreada y observaremos que sucede al cabo de varios días.

El apio absorberá el agua con sus raíces, y debido a que el agua está de color, las raíces y hojas del apio quedarán pintadas de dicho color.

Por último, se realizará una reflexión con los niños, intentando buscar una explicación a dicho suceso.

Cuando se pueda observar el resultado final, los niños podrán observar como las hojas se han puesto del color de agua, y si cortamos el tallo del apio, podemos observar cuáles son los conductos que conducen el agua.

 

Explicación científica:
Las raíces son los órganos que utilizan las plantas para conseguir agua de su entorno. Éstas están formadas por unos conductos, llamados xilema y floema que son los encargados de transportar dicho agua, a lo largo de todo el tallo, a la planta.
Debido a esto, podemos explicarnos el hecho de que las hojas del apio queden del mismo color que el agua, ya que esa agua ha sido transportada, y por otra parte, podemos observar los conductos exactos por los que pasa el agua, ya que si cortamos el tallo podremos observar distintos puntitos de dicho color, correspondiente con los conductos.
Junto a este hecho, es necesario explicar la importancia del sol en este proceso.

Conclusiones:
Este experimento puede ayudar a que los alumnos aprender de manera divertida y al mismo tiempo concienciarles de la importancia del cuidado de las plantas, y lo que eso conlleva.
Es un experimento bastante sencillo de realizar, así como de entender, ya que sus resultados son claramente visibles para los alumnos.

Nombre y apellidos: Lorena Nogales Casado

Referencias: la inspiración de este experimento fue motivada al verlo desarrollado en una clase de educación infantil, no obstante, podemos encontrarlo en internet como por ejemplo:
http://www.youtube.com/watch?v=knGPdZvrhNo “Gran Enciclopedia Temática Infantil Planeta Hoobs”.