¿Cuántas gotas caben en una moneda?


Resumen:
Mediante este experimento se pretende mostrar un sorprendente ejemplo de tensión superficial.

Edad:
A partir de 4 años.

Temporalización:
El experimento no requiere más preparación que llenar el vaso de agua, y el desarrollo en si no nos llevara más de 3 minutos, pero debido a que hay que observarlo de cerca, puede que queramos hacerlo en pequeños grupos, lo que aumenta el tiempo a emplear.

Riesgo:
El riesgo es 0, no hay ningún peligro en este experimento.

Recursos y presupuesto estimado:

Materiales y presupuesto:

  • Vaso de plástico: 6 céntimos
  • Agua: Del grifo
  • Moneda de 1, 2 o 5 céntimos: Se recupera al final del experimento
  • Pajita: 2 céntimos

PRESUPUESTO TOTAL: menos de 10 céntimos si usamos el vaso y la pajita sueltos, 4 euros si compramos los paquetes de 100 pajitas y 50 vasos.

Objetivos didácticos:

  • Introducir el concepto de tensión superficial.
  • Animar a los alumnos a realizar hipótesis previas, y comprobarlas.

Desarrollo:

  • Preparación:

Se llena el vaso de agua, y se plantea a los alumnos la siguiente pregunta: ¿Cuántas gotas de agua caben en esta moneda?

  • Procedimiento:

Absorbe agua con la pajita y tapona el orificio con el dedo para que no caiga y con ayuda de la mano libre presiona la pajita para que caiga el agua gota a gota, contándolas en voz alta.
Si al terminar el agua de tu pajita aun caben más gotas, rellena de nuevo la pajita y continúa añadiendo gotas.

  • Explicación científica:

En este experimento, dos elementos juegan a nuestro favor, la tensión superficial, y la propia forma de la moneda: Si observamos (o mejor tocamos) atentamente la moneda veremos que tiene un reborde, el cual puede retener una fina capa de agua sobre la moneda, y gracias a esta capa inicial y a la tensión superficial, el agua se acumula formando una gran gota en lugar de derramarse por los laterales.
Conclusiones:
Este experimento sencillo y de presupuesto ínfimo suele sorprender mucho a los niños (y en muchos casos a los adultos) y despierta su curiosidad sobre cómo y por qué sucede.
Si se dispusiera de ello, una pipeta o un cuentagotas serian de gran ayuda a la hora de ir depositando las gotas.
Nombre y apellidos del alumno: Kevin Barrachina Vega
Referencias:
Este experimento es una adaptación de una apuesta de sobremesa clásica.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s